img Sombras en la oscuridad  /  Capítulo 1 La noche  | 10.00%
Instalar App
Historia
img
Sombras en la oscuridad
img img img
Capítulo 1 La noche
Palabras:516    |    Actualizado en:11/11/2021

Aunque pase por el valle

de sombra no temeré mal alguno,

porque tú estás conmigo;

tu vara y tu cayado me infunden aliento

Salmo 23:4

Mientras caminaba por la calle rumbo a casa, sentía que algo no andaba bien como si alguien me siguiera, pero no veía nada...

Continúe caminando, sin que la sensación me abandonara, al llegar a la puerta de casa, empecé a buscar las llaves en el bolso y miraba constantemente hacia el suelo por si una sombra se acercaba, al voltear la cabeza sin despegar la mirada del suelo vi como una mancha se alejaba y se perdía en la oscuridad, entre tan rápido como pude a la casa. Aseguré la puerta y subí rápidamente al segundo piso.

Me asome por la ventana para intentar ver qué pasaba, pero la noche era muy oscura, no había luna, lo único que daba luz era un viejo poste que apenas si iluminaba, la calle estaba desierta.

Me recosté y me puse a pensar en lo que estaba pasando no entendía nada.

Me preguntaba si era solo mi cabeza, será que me estoy enloqueciendo?, al cabo de un rato de pensar y dar vueltas en la cama al fin me quede dormida.

Al levantarme al día siguiente estaba renovada, ni recordaba lo que había pasado, el día transcurrió normalmente hice todo lo que debía y al finalizar el día tome el autobús que me lleva de regreso, baje en el paradero de siempre, pero al empezar a caminar hacia la casa tuve la misma extraña sensación de la noche anterior y comencé a caminar más deprisa, sin mirar atrás, a medida que avanzaba sentía como si un peso enorme me estuviera deteniendo mire hacia atrás y vi una sombra pero no había nadie, seguí caminando al llegar a mi casa la única luz que había en la calle empezó a parpadear y un escalofrío me recorrió el cuerpo entero, al voltear a mirar hacia atrás vi una silueta en la calle, pero no había nadie, salí corriendo al entrar en casa vi como la calle quedaba totalmente a oscuras pero aun así veía esa figura espeluznante y lo peor es que sentía como si me estuviera mirando.

Empezó a hacer frio y era muy extraño ya que estábamos en verano tuve que arroparme como si estuviera en la nieve, me acosté pensado que me estaba enfermando, aunque la figura que había visto me daba vueltas en la cabeza.

Hasta que del cansancio me quede dormida.

Al día siguiente le conté a mi mejor amigo, Martin empezó a reír y me dijo que me estaba enloqueciendo pero que si quería el me acompañaría en la noche de regreso a mi casa para ver qué es lo que pasaba y así lo hicimos pero esa noche no pasó nada extraño, me acompaño toda la semana pero nada paso, al final de la semana nos reíamos de lo que había pasado, yo pensé que había sido una mala jugada de mi mente y me había sugestionado, así transcurrieron unos días en total normalidad hasta esa noche del jueves.

Anterior
             Siguiente
img
img
img