img Un mundo de mentiras y verdades  /  Capítulo 1 Mia. Pesadilla  | 
img
Un mundo de mentiras y verdades
img img img
Capítulo 1 Mia. Pesadilla
4838    |    24/11/2021

Mamá a donde vas?. Mamá!!!.

Haz crecido hija mía, ya es hora de separarnos y dejarte crecer.

No te entiendo, porque te despides?. Sabes que yo sin tí no soy nadie; no me gusta que hables así.

El mundo cambia constantemente y aveces aunque queramos escapar llega un momento que debes enfrentarte a la realidad.

Porque hablamos de esto mamá? Hemos dicho desde que era niña que tú y yo siempre vamos estar juntas y si una debe irse se lleva la otra.

Yo nunca he dicho eso, mas bien recuerdo que siempre he dicho que el día que te falte debes asumir tu lugar ese que nunca has querido, te he enseñado todo lo necesario en esta vida para que sobrevivas sin mi y llegó la hora que le demuestres al mundo eso.

Mamá, estás jugando conmigo? Porque no me gusta esto, tú podrás decir eso pero ya te dije lo que decidí que iba pasar desde que era niña y no vamos a seguir discutiendo eso.

Ay mi princesa, eres la más parecida a tu padre y a mí, eso te hace ser la más difícil de los tres. Siempre lo supimos desde que estabas en el vientre, tu ibas hacer diferente no nos equivocamos.

Sigo sin entender porque hablas así. De hecho ni recuerdo cómo llegamos hasta aquí.

Es tu lugar favorito desde que eras niña; que mejor lugar para despedirnos.

Bien!. Suficiente, Ambronsine. Ya, no me gusta lo que dices, no me gusta que te despidas. Mami tú eres mi vida, se que talvez estás molesta porque estoy rara pero...

Tienes una vida, puedes cometer errores, tu padre y yo lo hemos hecho y que yo me vaya no es un castigo, es el destino porque estás lista para estar sin mí.

Nunca estado sin ti y quién te dijo que quiero estarlo ahora?. Y ya no pienso hablar más del tema.

Hija, mi ángel solo quiero que sepas que te amo, que siempre estaré contigo aunque ya no me veas; que guíare tus pasos y nunca estarás sola.

Mamá, mamá, mamá!!!...

Me despierto sobre saltada, asustada, llena de lágrimas, la peor pesadilla que he tenido y se está haciendo repetitiva.

Mi mamá y yo somos unidas desde que nací no recuerdo que nos hayamos separado nunca, somos una para la otra aunque aveces la tenga que compartir con mis hermanos y mi papá, son un paquete que ya estaba cuando vine al mundo,así que no pude cambiar eso . No piensen que no los quiero, mi papá es el segundo amor de mi vida, no creo que pueda estar en un mundo sin el y mis hermanos son algo especiales, mayores que yo, rectos, empresarios como mis padres y yo la oveja negra de la familia así que pelear es nuestro mayor pasatiempos pero mataría por ellos.

Pero mi mamá es mi vida, mi todo, mi alma, mi mejor amiga, mi ángel de la guardia, mi consejera, mi guía, mi alcahueta,etc. Así que como ven es el amor de mi vida sin ella no soy nada, aunque se le ocurrió desde hace seis meses irse de viaje con mi papá y dejarme sola en casa.

Mi papá y yo nos amamos soy su adoración y el la mia solo tiene un gran defecto todo debe ser como el diga y yo odio que me diga que hacer; por eso desde hace unos 12 años aproximadamente vivo con mí mamá en un apartamento a parte, ella se quiso venir conmigo; como dije no podemos estar separadas, en algunas ocasiones se va a casa con mi papá y mis hermanos.

Yo no tenía problemas, mis padres son muy ocupados pero siempre buscan la manera de estar juntos, se aman; yo quería un amor así pero sé que los hombres mienten, la fidelidad, sinceridad y confianza no es algo que ellos conozcan y mucho menos practiquen y mi papá no se salva de esa; pero sé que ama a mi madre así que decidió que irse de viaje ellos solos por 6 meses lejos de sus hijos era una buena idea y aún así hablamos todos los días, mi mamá y yo no podemos empezar el día sin escucharnos y mucho menos dormir sin comentar nuestros días; es mi todo.

De hace día he tenido una pesadilla, es que mi mamá y yo estamos en mi lugar favorito, una montaña con cascada, rodeada de rosas, se escucha solo las olas al romper. No suelo ir desde hace mucho tiempo por un mal recuerdo y desde hace unas noches solo nos veo juntas y ella despidiéndose. Mami dice que debe ser por qué me ha tocado asumir responsabilidades durante este tiempo y que debo tener miedo de no verla y la verdad es que si, siempre me aterrado perder a mi mamá en algún momento, no veo mi vida sin ella, me moriría.

- Hola, bendición mami. - contesta el teléfono. - te molesto?.

- Dios te bendiga, tú nunca me molestas mi ángel. Estabas llorando?.

- No, de donde sacas eso?

- Porque te conozco, que te sucedió.

- Nada.

Le miento, hace días cometí un horrible error. Confíe en un hombre, me enamoré, me deje engañar como estúpida y salí lastimada por elección debo admitir, lo peor es que mi mamá se cansó de decirme tantas veces que él no era el correcto y se lo negué tantas veces pero no quería admitir que me enamoré de alguien que no debí pero no puedo decirle porque la decepcionaría, muchas veces me aconsejó y me dijo lo que quería para mi.

Yo tenia mi vida amorosa planeada aún la tengo pero esta vez me deje llevar por mis sentimientos como toda mujer enamorada y cometí un grave error no puedo decirle que arruine nuestros planes, la defraude y eso no puedo enfrentarlo y si papá se entera lo mata por lastimarme. Como toda bebé de casa.

- No te creo, hace días estás rara.

- Tuve una pesadilla, otra vez.

- La misma?.

- Si, seguro estás bien y no me ocultas nada? No estás enferma ni nada?.- Se ríe.

- Mi ángel, estoy bien de hecho tu padre y yo llegamos mañana a casa.

- Por fin ya vuelves... Vuelven. Los busco en el aeropuerto.

- Puedes ponerte de acuerdo con tu hermano y venir a buscarnos.

- Por ti puedo sacrificarme y pasar unas horas con mi hermanito. Ay no!!

- Que sucede?.

- Es que mañana me toca trabajar pero pido permiso y te busco.

- No!. La responsabilidad primero, lo sabes nos vemos pasado mañana.

- No, seis meses es mucho tiempo yo te extraño y papá te ha tenido acaparada, le digo a mis jefes o pago la guardia.

- Hija, tus compañeros te quieren quitar el puesto y aún así quieres faltar?.

- No faltare, cambio la guardia y listo además ver dientes no es más importante que tú.

- Mi doctora maxilofacial favorita después de tantos meses no puede aguantar unas horas más para ver a su mamá?.

- Ash está bien, será pero apenas termine voy para la casa a verte y mi papá que se haga la idea que duermiras conmigo, ya lo deje disfrutar de ti mucho tiempo.

- Va creer que me quieres más a mi que a él.

- Yo amo a mi papá el lo sabe pero tú eres diferente; eres mi mamá. Y ni modo nadie lo manda a que sea tan terco.

- Ay niña, el orgullo de ustedes es tal para cuál, se aman pero no pueden estar juntos un par de minutos sin terminar peleados.

- Mientras que él no empiece con el tema no habrá problema.

- Te amo hija, ten un hermoso día hablamos dentro de un rato.

- Te amo mamá cuídate muchísimo.

Mi corazón vuelve a su ritmo normal después que hablo con mi mamá, ahora me armó de fuerza para ir al trabajo y ver al imbécil que me rompió el corazón mientras aparento que somos buenos amigos y no me interesa que me trate como un trapo. Que estúpida soy.

-*-

Una vez llegó al consultorio ya tengo tres mil quejas, el doble de la pacientes y la mitad del personal.

- Hoy no quiero discutir Elena.- le digo a la enfermera mientras entro al consultorio y me arreglo.

- No discuto Dra. Solo es mi deber informarle como jefa del área que los doctores dejaron sus consultas como basurero, no vieron a todos sus pacientes citados de ayer además que llegan muy tarde.

- Ellos son adultos Elena y son tan jefes del área como yo no puedo estar detrás de ellos.

- Pero usted es la más llevadera y responsable y sabe cómo hablarles, la escuchan sobre todo el doctor.- tenía que mencionarlo aunque nadie aquí sabe que tenemos o teníamos algo.

- El es adulto Elena, sabe a qué hora debe estar aquí y que debe ver a sus pacientes además que le puedo decir que ya no le haya dicho?.

- Entonces que usted y la Dra María trabajen como esclavas y el bien por ahí coqueteando y viendo a quien se lleva a la cama.- aush como duele escuchar eso.

- Esta bien Elena yo hablo con él cuando llegue aunque no creo que eso cambie nada porque él a mí no es que me escuche mucho.

- Yo no lo creo, usted cuando le habla y se impone él hace caso, tiene un poder sobre él que usted talvez no conoce. - claro el de quererme llevar a la cama y ya lo hizo porque fui estúpida.

- Solo se hablarle con carácter pero que cambie no creo.

- Como sea. Hoy tiene agendado 6 pacientes entre ellos niños, dos de primera vez y las demás sucesiva en horas de la mañana y 5 tentativamente para la tarde.

- Perfecto, por cierto mañana debo salir temprano porque viene mis padres de viaje y no quiero problema.

- De acuerdo mañana solo le agendo unos 3 para el turno de la mañana y 2 para la tarde le parece?.

- Mejor no me agendes en la tarde.

- Bien pero los doctores deben dividirse el trabajo y supervisar.

- Ellos lo saben Elena.

- Si, recuerde que la doctora María no viene mañana.

- Cierto!. Dios no me acordaba, bueno pero queda Fernando y el puede supervisar.

- Doctora supervisará las estudiantes, secretarias o las enfermeras del centro y no precisamente como atienden los pacientes. - ella y sus comentarios que me apuñalan el alma - pobre su novia con sus cuernos.

Si, gracias por recordarme que él señor tenía novia y las demás juguetes entre ellas yo. Lo bueno es que me gusta ser tan reservada que aunque la gente sospeche que habia algo entre nosotros la mayoría solo lo ve como una amistad lo que nunca debió dejar de ser.

- Bueno a trabajar Elena ya cuando los demás lleguen se pondrán al día y si no, ni modo me interesa es que los pasantes y las residentes si estén trabajando.

- Ya algunos están en la consulta y la doctora María llegó pero está en el cafetín.

- Bien. Pásame el primero entonces.

Así transcurre la mañana, viendo paciente,arreglando asuntos administrativos y escuchando las quejas de María y Fernando por el regaño de Elena pero es que ellos también.

-*-

- Me estás escuchando?. - me dice María.

- Si es imposible que no te escuche - le contesta Fernando.- Estamos en el mismo consultorio.

- Pero parece ida por eso le digo.

- Sí escuche, María solo pide que seas más ordenada y no dejes la papelería regada y a ti - me dirijo a Fernando - más responsable a la hora de llegar y ver a los pacientes, les cuesta hacer eso?.

- Ella busca siempre alguna excusa para pelear Mia, si no es lo papeles, es la silla, si no el comedor, si no los paciente siempre hay algo nuevo. - dice Fernando.

- Tu tienes cola que te pisen, tu fama te precede además vives detrás de cuánta mujer se atraviesen antes de atender a los pacientes. - le digo.

- Eso es cierto, con lo perro que eres.- me apoya María.

- Yo he cambiado, no ando ya detrás de ninguna solo la que realmente me gusta. - me mira.

- Si, tu novia. Que de verdad no entiendo que le viste. - le dice María.

- Yo no opino, él sabrá lo que hace con su vida personal y su pareja. - digo porque el tema me duele, no entiendo cómo me enamoré de él conociendo lo perro que es y caí en sus mentiras pensado que de verdad había cambiado pero no, me deje envolver.

- Por cierto, vieron los nuevos chocolate y saladitos que sacó la emprasa de Choco-Rico - dice María.

- Si, son divinos y vienen en diferentes presentaciones. - menciona Fernando - además creo que sacaron también en taza de esa sí toma la princesa. - dice dirigiéndose a mi.

- Si, chocolate de taza si me gusta y si he visto la nueva presentación; me toca.

- Como así que te toca?.- Pregunta María.

- Bueno, porque como todo cuando hay algo nuevo lo vez por todos lados.

- Si comieras chocolate te brindaría uno para que veas la esquicitez que es.- Menciona Fernando.

- Creo que aún aunque me guste no me brindarías ni la mitad de uno. - le respondo.

- Vez como es ella María toda odiosa.

- Ustedes yo no los entiendo un día se quieren y otro se odian de verdad me confunden.

- Bueno así se llevan todos los amigos. - le dice Fernando para que nunca se me olvide que eso somos y yo estúpida creyendo otras cosas más.

- Voy a buscar mis cosas al consultorio y nos vamos - me dice María.

Fernando se queda en el consultorio y me mira extraño.

- Pasa algo? - le pregunto.

- No, solo que hoy estás cómo más feliz pero triste al mismo tiempo, no se estas extraña.

- No, estoy bien. Mis padres regresan mañana y me muero por ver a mi mamá.

- Solo a tú mamá?.

- Obviamente a los dos pero mi mamá es única y la extraño.

- Eso quiere decir que ya no vamos a poder vernos en tu casa, yo que quería que estuviéramos juntos. No te puedes quedar un rato hoy después que se vayan los demás?.

- No - aunque lo deseo pero tengo que ser fuerte y no seguir con este juego cuando a él le de la gana. - te

ngo cosas que hacer y tú debes quedarte cumpliendo las horas de emergencia no haciendo cosas indebidas.

- Si es contigo vale la pena.

- Claro, como todas. Te dije que dejáramos de hacer esto y mantener distancia.

- Si, pero quieres estar conmigo y yo contigo porque negarnos a eso además ya hemos estado juntos.

- Un error, tienes novia, pareja, compromiso y yo no puedo permitir que eso siga pasando y tú me tientas consigues lo que quieres y adiós luz que te apagaste hasta que te dan ganas nuevamente.

- Eso no es así, porque discutimos esto siempre que te digo que nos veamos?.

- Porque nos vemos cómo amigos pero luego tú confundes todo y yo me dejó llevar por qué me gustas y eso debe parar por qué yo a ti no te importo como yo quiero.

- Mia, tu me importas y lo sabes pero...

- Sin peros, mejor cambiemos el tema. Hiciste el negocio que me dijiste que estabas persiguiendo pero que aún no me has dicho realmente que trata.

- Los negocios no se dicen hasta que no salgan pero va encaminado. Me gusta, las ideas van saliendo solo falta es finiquitar algunas cosas y luego pisar alto.

- Vaya! Parece que tienes todo bien pensado.

- Los negocios deben ser fríos, precisos, astutos y nunca confundir los sentimientos para...

- Poder envolver y lograr los objetivos fríamente calculados y nadie pierda.

- Exacto. Vez que si sabes algo de negocios señorita. - me río, si supiera.

- No me gusta los negocios, me gusta la medicina, cirugía y ver pacientes.

- Pero los negocios son necesarios para lograr una mejor económia o es que no quieres ser dueña de tu propio negocio, tener todo el dinero que quieras y comprar lo que quieras sin medirte en gastos?.

- El problema no es tener dinero para adquirir lo que quieras es la responsabilidad que viene con el dinero y las personas que te rodean.

- A mi no me molestaría eso.

- Nunca has vivido en ese mundo para decirlo creerme cuando estás ahí vas a querer la vida que tienes ahora.

- No creo, hablas como si estuvieras en ese mundo.

- Si estuviera en ese mundo no estaría aquí trabajando para los demás aguantando humillaciones de nuestros jefes cuando tiene la posibilidad de ser dueña de su propio consultorio además tendría todo lo que quisiera y no andar en buseta o tren y pasando necesidades.- Interrumpe María.

- Es bueno saber que escuchas conversaciones ajenas - réplica Fernando.

- No fue porque quise si no porque voy entrando y no estoy diciendo algo que no sea verdad. Cierto Mia?.

- Es obvio que ninguno que esté en un mundo de ricos, imperio con todo el dinero y comodidades dejaría eso para vivir como nosotros.- responde Fernando.

- Nosotros no vivimos mal, es bueno conseguír lo que se desea con esfuerzo y tranquilo, porque no vivimos de apariencia y las amistades son sinceras, bueno algunas.

- Si, lo que tú digas estás lista?.- agarro mis cosas y asiento mientras Elena se queda hablando con María.

A

l salir con María del consultorio nos encontramos con David y Mariana trabajan en la misma clínica con la diferencia que en ver de maxilofacial, David es obstetra y Mariana es psicologa, como verán un gran grupo de desadaptados con problemas.

Mariana es mi amiga desde hace unos 10 años cuando se me ocurrió la idea de estudiar medicina, nos conocimos en el segundo casi tercer año de la carrera; es muy diferente a mi, espontánea, fiestera, despreocupada, romántica hasta no poder más, deportista y faradulera; se conoce toda la vida de los artistas.

David es más parecido a mi, reservado, callado, desconfiado con un defecto es el mejor amigo de Fernando por lo tanto su cómplice en aventuras sobre todo ligado a mujeres. Pensar que muchas veces me dijo que él no era para mi, distintos de pie a cabeza que le alegraba que no callera en sus redes y comprendiera que no todas las mujeres están disponibles.

Ironía, yo caí enamoradita de él o encaprichada la verdad no sé, solo se que Fernando no es el hombre para mi pero me demostro lo que siempre he sabido. Los hombres no sirven, todos son mujeriegos, mentirosos que hacen lo que sea para conseguí lo que quiere y una vez lo hacen pasan pagina.

- Estás bien? - me pregunta Mariana

- Si, solo distraída.

- Mmm mira, ya olvida lo que pasó entre Fernando y tú, no es fácil, lo se pero los hombres no valen ni una de nuestras lágrimas. Te enamoraste de un imbécil, todas pasamos por eso, lo raro es que tú después de tantas veces que le dijiste que no terminaste enredada con él.

- Lo se, tanto negarlo y a la final me deje llevar por lo que sentía para luego confirmar lo que sabía, lo que me molesta es saber que ni le importo ni un poco.

- Yo no creo que no le importes, duró mucho tiempo detras de ti; solo que siendo como es él no está dispuesto a perder a sus mujeres y a su novia.

- Yo ni se, solo se que quiero olvidar lo que siento por él además yo no estoy enamorada si no encaprichada eso es.

- Capricho o no, actúas como mujer enamorada y engañada los demás se van a dar cuenta y se que no quieres.

- Cierto, solo tengo la cabeza enredada son muchas cosas entre mis padres, problemas, dinero, trabajo y Fernando.

- Bueno pero no te puedes dar mala vida por eso; los problemas los arreglas según la marcha, trabajo solo concentrate en hacer tu parte y los demás que resuelvan, en cuanto al dinero lo que ganas no será mucho pero por lo menos te das uno que otro gusto, tus padres merecen su luna de miel acaparas mucho a tu madre- reímos - aunque sigo sin entender esa extraña relación y Fernando déjalo en el pasado ya conocerás a otro.

- Mis padres no tienen una relación extraña, pasan casi todo el día juntos yo la acaparó solo en las noches además los dejé por casi siete meses ya es hora que vuelvan a mi, los dos me deben tiempo.

- Y dices que no eres una niña mimada, a ver cuándo trato a tu padre, solo recuerdo verlo una vez y fue por unas dos horas cuando nos graduamos de médico del resto ni sus luces.

- Ya te dije que viaja mucho por su trabajo igual que mi mamá.

- Si, se la pasan en eso. Y tú siempre evades mis preguntas cuando tocamos el tema.

- No lo evado, mis padres son trabajadores, emprendedores y ocupados. Y la empresa que trabajan exige su tiempo.

- Ajá lo que digas...

- Estás bellas mujeres de que hablan?. - nos interrumpe David.

- Nada importante guapo.- le digo.

- Pues para no ser importante hablan muy bajito para que María y yo no escuchemos.

- Estábamos hablando de que Mia es una niña mimada de papá y mamá aunque no lo admita.- se burla Mariana.

- Yo no lo niego, mis papás me concienten cuando quieren como todo padre.

- Pero Mariana tu también eres una niña mimada es más creo que eres más mimada que Mia. Ella es más independiente que tú.

- Viste, no solo lo digo yo. Mi mal es que soy muy apegada a mis padres bueno a mi mamá más que todo y no muevo un alfiler sin consultarlo; a las personas sabías hay que escucharlas cuando no lo haces metes la pata hasta al fondo.

- Lo dices por experiencia?.- me pregunta David.

- Tal vez.

Nos fuimos en el carro de María terminamos en un restaurante de hamburguesas rápidas teníamos un hambre atroz, duramos hablando y burlandonos de todos. Después nos llevó a casa.

Me dediqué arreglar la casa y ponerla como taza de cristal, si yo adoro la limpieza mis padres lo aman solo que odio limpiar por eso la casa es un desastre de ropa tirada por todos lados, no puedo permitir que mi padre la vea sucia después quien lo aguanta diciendo que se ve que no puedo estar sola y mi mamá diciendo que si ella no está la casa se me viene encima.

La verdad es que los dos tienen razón- me río - no puedo estar sola necesito a mi mamá y si la casa es un desastre si no tengo a mi mamá diciéndome que hacer. Me muero por verlos aunque papá y yo no podamos pasar más de dos minutos tranquilos antes de empezar a pelear es el hombre de mi vida y mi mamá bueno que decir es todo mi ser; sin ellos no soy nada.

Al salir con María del consultorio nos encontramos con David y Mariana, trabajan en la misma clínica con la diferencia que en ver de maxilofacial, David es psicólogo y Mariana es obstetra, como verán un gran grupo de desordenados con problemas.

Mariana es mi amiga desde hace unos 10 años, cuando se me ocurrió la idea de estudiar medicina, nos conocimos en el segundo casi tercer año de la carrera; es muy diferente a mí, espontánea, fiestera, despreocupada, romántica hasta no poder más, deportista y farandulera; se conoce toda la vida de los artistas.

David es más parecido a mí, reservado, callado, desconfiado con un defecto, es el mejor amigo de Fernando, por lo tanto, su cómplice en aventuras, sobre todo ligado a mujeres.

Pensar que muchas veces me dijo que él no era para mí, distintos de pie a cabeza, que le alegraba que no callera en sus redes y comprendiera que no todas las mujeres están disponibles.

Ironía, yo caí enamorada de él o encaprichada, la verdad no sé, solo sé que Fernando no es el hombre para mí, pero me demostró lo que siempre he sabido.

Los hombres no sirven, todos son mujeriego, mentirosos que hacen lo que sea para conseguir lo que quiere y una vez lo hacen pasan páginas.

- ¿Estás bien? - me pregunta Mariana - Si, solamente distraída.

- Mmm mira, ya olvida lo que pasó entre Fernando y tú, no es fácil, lo sé, pero los hombres no valen ni una de nuestras lágrimas. Te enamoraste de un imbécil, todas pasamos por eso, lo raro es que tú, después de tantas veces que le dijiste que no, terminaste enredada con él.

- Lo sé, tanto negarlo y a la final me deje llevar por lo que sentía para luego confirmar lo que sabía, lo que me molesta es saber que ni le importo ni un poco.

- Yo no creo que no le importes, duró mucho tiempo detrás de ti; solamente que siendo como es él, no está dispuesto a perder a sus mujeres y a su novia.

- Yo ni sé, solamente sé que quiero olvidar lo que siento por él, además yo no estoy enamorada sino encaprichada, eso es.

- Capricho o no, actúas como mujer enamorada y engañada, los demás se van a dar cuenta y sé que no quieres.

- Cierto, únicamente tengo la cabeza enredada, son muchas cosas entre mis padres, problemas, dinero, trabajo y Fernando.

- Bueno, pero no te puedes dar mala vida por eso; los problemas los arreglas según la marcha, trabajo solamente concentrarte en hacer tú parte y los demás que resuelvan, en cuanto al dinero lo que ganas no será mucho, pero por lo menos te das uno que otro gusto, tus padres merecen su luna de miel acaparas mucho a tu madre- reímos - aunque sigo sin entender esa extraña relación y Fernando déjalo en el pasado ya conocerás a otro.

- Mis padres no tienen una relación extraña, pasan casi todo el día juntos, yo la acaparó solamente en las noches, además los dejé por casi siete meses, ya es hora que vuelvan a mí, los dos me deben tiempo.

- Y dices que no eres una niña mimada, a ver cuándo trato a tu padre, solamente recuerdo verlo una vez y fue por unas dos horas cuando nos graduamos de médico del resto ni sus luces.

- Ya te dije que viaja mucho por su trabajo igual que mi mamá.

- Si, se la pasan en eso. Y tú siempre evades mis preguntas cuando tocamos el tema.

- No lo evado, mis padres son trabajadores, emprendedores y ocupados. Y la empresa que trabajan exige su tiempo.

- Ajá lo que digas...

- ¿Estás bellas mujeres de que hablan?. - nos interrumpe David.

- Nada importante guapo.- le digo.

- Pues para no ser valioso hablan muy bajito para que María y yo no escuchemos.

- Estábamos hablando de que Mía es una niña mimada de papá y mamá, aunque no lo admita.- se burla Mariana.

- Yo no lo niego, mis papás me consienten cuando quieren como todo padre.

- Pero Mariana, tú también eres una niña mimada, es más, creo que eres más mimada que Mía. Ella es más independiente que tú.

- Viste, no solo lo digo yo. Mi mal es que soy muy apegada a mis padres, buenos a mi mamá más que todo y no muevo un alfiler sin consultarlo; a las personas sabías hay que escucharlas cuando no lo haces metes la pata hasta al fondo.

-¿Lo dices por experiencia?.- me pregunta David.

- Tal vez.

Nos fuimos en el carro de María, terminamos en un restaurante de hamburguesas rápidas, teníamos un hambre atroz, duramos hablando y burlándonos de todos. Después nos llevó a casa.

Me dediqué arreglar la casa y ponerla como taza de cristal, yo adoro la limpieza, mis padres lo aman solamente que odio limpiar, por eso la casa es un desastre de ropa tirada por todos lados, no puedo permitir que mi padre la vea sucia después quien lo aguanta diciendo que se ve que no puedo estar sola y mi mamá diciendo que si ella no está la casa se me viene encima.

La verdad es que los dos tienen razón- me río - no puedo estar sola, necesito a mi mamá y si la casa es un desastre si no tengo a mi mamá diciéndome.

            
img
img
  /  2
img
img
img
img