img Es un placer chuparte la sangre  /  Capítulo 1 Sinopsis y Capitulo 1  | 
img
Es un placer chuparte la sangre
img img img
Capítulo 1 Sinopsis y Capitulo 1
1526    |    08/04/2022

Sinopsis

Algo en su aura no me cerraba, me daba mala espina pero no sabía porque. Era un chico precioso pero se notaba que sus ojos escondían un gran secreto y cuando la gente esconde secretos me gusta averiguarlos, esa gente se convierte en un reto para mí.

No me defino con ser heterosexual pero tampoco pansexual, yo voy más por el grupo sanguíneo, no me importa el sexo, la edad o los linajes, solo la sangre.

Soy Tamara tengo 21 años ¿Hace cuánto tengo 21 años? Y es un poco complicado pero más o menos 50 años, aún soy muy joven, una de las vampiros más joven que conozco ya que todos siempre pasan los 100 años.

Soy un alma solitaria, siempre viajo sola y me quedo en lugares con familias pagas que se hacen pasar por mis parientes por una buena lana.

Yo era de argentina pero ahora soy del mundo o el mundo es mío, como lo quieras ver está bien.

No pasó más de 3 o 4 años en el mismo lugar, aunque parezco más chica llega un punto en el que me aburren los lugares y las sangres interesantes se acaban, también está la cuestión de que no te ven envejecer, recuerdo el viejo Arnold, estuvo años investigando me A mi y a mi difunto amigo, observando nos de cerca y cuando nos iba a delatar tomamos hasta la última gota de sangre que tenía su viejo cuerpo.

En fin, después de mi transformación no había vuelto a pisar mi país por una orden del jefe, debía a esperar que todos murieran pero aun no todos lo estaban y me tocaba vivir ahí un tiempo pero no en mi provincia, en una provincia vecina muy cerca de mi tierra natal.

Capitulo 1

Mire el cenicero lleno de colillas de cigarrillo, latas de cerveza por doquier y ropa sucia tirada por todos lados, me dio asco oler tantas cosas que no sabia de donde provenían, me acerque a la habitación y ahí estaba el con otra chica en su cama, sonreí con gusto. había tratado por algunos días de no clavarle los dientes porque era medico pero su sangre y sus pecados me llamaban tanto la atención, porque hay dos cosas buenas en la sangre, muchos pecados o sangre pura, y este imbécil déjenme decirles que salvaba muchas vidas pero era un acosador y violador nato de menores porque si, aunque ellas querían siguen siendo menores.

Toque los pies de la chica y puse el dedo índice en mi boca, ella asustada pensando que era tal vez la novia agarro sus cosas y se largo dejándome tranquila con la escoria.

Me subí a la cama y empecé a acariciar su espalda, el se removió y rio levemente.

-Te despertaste perrita y veo que estas calentita - cuando se dio vuelta yo sonreí y el se asusto cayendo hacia atrás, su espalda golpeo parte de la mesa de noche para luego terminar en el suelo - ¿Quién eres tu? ¿Dónde esta Katrina?-

-¿La morena? - lo mire seriamente - se fue, dijo que tenias el pene gelatinoso pero me dejo entrar, un placer, soy tu castigador - sonreí y me abalancé a el, los primero segundos grito y se defendió pero luego de un punto su cuerpo se volvió débil hasta que no quedaba nada de sangre en el, estaba pálido y consumido, sonreí y con un mano le desgarre el cuello para que no se viera la mordida y el pedazo de carne me lo comí de a poco mientras caminaba por su departamento. encontré 5 mil en una caja en el armario y sonreí. no había mucho que sacar pero cuando me vi al espejo sonreí, de mi boca caía sangre que llegaba a mi escote, agarre un trapo y me limpie con agua agarre una camisa de su armario y me la puse encima.

Salí por la puerta como si nada pasara para seguir con mi espectacular vida pero esto no siempre fue así, déjenme contarles la historia completa.

28 de noviembre de 1955 nació una niña llamada Tamara nievas, en la cuidad de buenos aires, argentina. mi familia era pobre y vivíamos en una villa de mala muerte. Cuando fui creciendo mi mama seguia teniendo niños como si pudiera alimentarlos, por suerte papa siempre nos traía comida ya que estaban separados, por el nunca nos falto la comida, a pesar que era padre de mi que era la mas grande y de mi

hermano continuo el alimentaba a los otros 5 de mama.

Siempre fui una chica un poco marginada ya que era muy pobre y no vestía de la mejor forma, por suerte nunca me afecto demasiado, aunque a mi hermano si, el cuando cumplió los 16 años se suicido dejándome con un gran vacío en mi corazon, yo ya tenia trabajo y había empezado a mejorar un poco mi vida aunque mantenía la casa y a mis hermanos, Erik mi único hermano por parte de mis dos padres termino colgándose de la reja de la ventana del baño para acabar con su miserable vida. los años pasaron y yo me sumí en una depresión muy grande, perdí mi trabajo y el país no estaba muy bien, no había muchos trabajos para mujeres, mi papa se había casado y me ayudaba pero ya no como antes. mi mama había tenido 3 niños mas y el mas pequeño de 3 meses falleció por muerte súbita.

El día de mi nacimiento pero 21 años después decidí terminar con mi vida de mierda, destinada a acabar como mi madre, manteniendo a niños que no eran míos toda la vida. iba caminando por las vías del tren hasta llegar a el puente que al menos tenia 10 metros de alto, respire profundo y lo pensé dos veces antes de acercarme mas.

-Sabes que serias muy útil para mi - hablo alguien atrás de mi y rápido gire mi cabeza, un hombre alto de tez blanca y vestimenta negra - se nota que eres un diamante en bruto preciosa y no dejare que tengas este final

-¿Quién eres? déjame en paz - hable con mi voz temblorosa por miedo a el.

-Te he venido observando por un largo tiempo y me agradaría ofrecerte una mejor vida, llena de lujos y eternidad - hablo el con un tono frio y calculador - ten, toma esto y tendrás una vida plena el resto de tus días - me sonrió y me paso un frasco un un liquido negro - lo haría yo pero hueles muy bien, no podría resistirme.

Dude en agarrarlo pero estire la mano y lo tome, me di vuelta para mirar hacia abajo, cuando volví a girar ya no estaba mas, mire hacia los dos lados de las vías pero nadie estaba por ningún lado. mire el frasco y lo dude un poco, me pase de vuelta a la zona segura y me senté en el borde de las vías, mire el pequeño frasco y me largue a llorar como hacia mucho no lo hacia.

Luego de estar un rato ahí sentada rogando porque un rayo me caiga encima pero eso no iba a pasar, las nubes que avecinaban una gran tormenta desaparecieron dejando ver a el sol y todo su resplandor.

Llegue a mi casa a eso de las 9 de la noche y me encontré a mis hermanitos sentados en la vereda, todos sucios y sin comer, los mire y ellos lloraron, les di un abrazo y luego me levante, entre a la pequeña y precaria casa que teníamos y vi a mama con unas jeringas, ida de drogada, porque si, ahora se drogaba por la perdida de mi hermanito pequeño, la única plata que podía llegar a ingresar se la gastaba en droga sin importarle que mis hermanos pasaran hambre. me agarro tanta rabia que la tire al suelo y abrió un poco los ojos, al verme me sonrió como si fuera su persona favorita en el mundo y odiaba cuando hacia eso.

Le di una bofetada para luego darle otra y otra mas, ella estaba tan dopada que no hacia nada por cubrirse la cara y eso me daba mas bronca, empecé a pegarle trompadas con mucha furia mientras recordaba todos las malas cosas que pasamos por su irresponsabilidad, no se si yo gritaba o si ella lo hacia pero unos vecinos me separaron de ella que tenia toda la cara ensangrentada.

Hija de puta - grite - tu hijos tienen hambre y tu drogándote - le tire con lo que podía mientras me tironeaban hacia afuera.

Agarre a los niños con fuerza y los lleve caminando por toda la villa, hicimos dedo pero nadie nos alzo ya que éramos muchos, los niños no daban mas y yo tampoco, con lo poco que tenia en los bolsillos tomamos un taxi y por suerte llegamos a la casa de mi papa y me sobraron unas monedas, al verme negó con la cabeza, adivinando mas o menos lo que pasaba, por suerte Susan su esposa era muy buena y no tenia hijos porque no podía asique a mi me adoraba.

            
img
img
  /  1
img
img
img
img