img Cuando se cierra el directo  /  Capítulo 5 : Estirando la entrevista  | 50.00%
Instalar App
Historia
Capítulo 5 : Estirando la entrevista
Palabras:1930    |    Actualizado en:30/04/2022

Alicia se levantó y entró a lo que vendría a ser el set de grabación. En él había dos cámaras profesionales, una apuntando a donde ella estaría sentada y otra hacia sus entrevistadores. En el centro había un gran escritorio en L con los respectivos micrófonos, y en las paredes algunas fotos de antiguos entrevistados rodeando un letrero de neón que decía «Todo Picante». Al leer aquel letrero Alicia tuvo que contener una pequeña carcajada mientras pensaba «y Mary cree que con ese nombre que tienen yo no sabía que era un canal de salseo».

Saludo cortésmente a las tres personas de producción y se sentó en el sitio que le habían indicado. Su estómago rugía y el dolor de cabeza se desataba de rato en rato por los pequeños ataques de tos.

—¿Te gustaría tomar algo? ¿Café o tal vez un té? —preguntó un joven de producción.

—No me molestaría un capuccino, gracias.

En menos de un minuto el chico le llevo una taza temática del podcast, llena de café como ella lo había pedido. No tardaron mucho más, Jana y Alejo estaban en sus lugares y el programa comenzó.

—¡Buenos días amigos, gente hermosa, gente maravillosa! —exclamó Jana con efusividad.

—Sean bienvenidos a Todo Picante, yo soy Alejo.

—Y yo Jana.

—Y hoy vamos a tener una entrevista muy, pero que muy especial con una de las streamers de mayor crecimiento de los últimos meses.

—Por supuesto hablamos de la increíble y queridísima Alicia Baute, mejor conocida por todos ustedes como ¡AlidBreaksGames! ¡Bienvenida!

—¡Muchas gracias! Gracias por invitarme, me hace mucha ilusión poder estar aquí.

—¡No, tía! A ti por acompañarnos, sobre todo un día como hoy que casi no ha parado de llover —Enfatizó Alejo.

—¿Te ha costado mucho llegar?

—No, Jana, aunque si es cierto que con las prisas no pude desayunar —Respondió riendo.

«¡Que no he desayunado, coño! ¡Hagan pausa para comer!» gritaba para sus adentros sin quitar la sonrisa de su rostro.

—Bueno, con suerte el café calentito amortiguara un poco el hambre mientras dure la entrevista. Si quieres más solo hazle señas a Daniel —Alejo sonreía mientras señalaba al joven de producción.

«Café caliente te echare en la cara si vuelves a decir una gilipolles así… ay mi madre, que violenta estoy. Cálmate Alicia que ellos tampoco tienen la culpa» se dijo mientras respiraba profundo.

—¡Y bueno! —continuó Alejo— hay que felicitarte por tu más reciente logró, y es que alcanzar el millón de suscriptores en Twitch se dice fácil, pero no todo el mundo llega tan lejos, cuéntanos ¿Cómo te sentiste?

—Gracias, Alejo ¿Cómo describírtelo? Feliz, muy feliz, me sentí muy plena en ese momento. Cuando comencé directo solo me faltaban, no sé ¿poco más de seis mil seguidores? ¿Tal vez? para llegar a la cifra… y pues, en menos de diez minutos luego de que me conecté la meta se cumplió.

—Vamos, que la gente estaba ahí, a tope —completó Jana con una sonrisa.

—Sí, sí, totalmente. Yo ya tenía calculado que ese día llegaría al millón, pero nunca pensé que llegaríamos tan rápido.

—¿Y cómo lo has celebrado?

—Bueno, pregunté en Twitter que querían que hiciera para celebrar, y ganó el extensible de cuarenta y ocho horas.

—Ufff, cuarenta y ocho horas. Nunca es fácil hacer un extensible ¿qué fue lo que más te costó? —preguntó Alejo.

—No fue nada fácil, en especial para dormir. Me ponía muy nerviosa que hubiese tanta gente viéndome y casi no me quería mover, no quería que se viese nada, fue complicado —describió entre risas.

—Suena como algo muy incómodo —intervino Jana

«¡Ni te imaginas! No me quedaron ganas de dormir frente una cámara más nunca ¿y yo que me pongo nerviosa con nada?» pensó, aunque obviamente no lo dijo.

—Un poco, pero ignorando esa parte lo he disfrutado bastante en general. Aproveché de celebrar ese logro con mis seguidores, hable con mis subscriptores por Discord y jugamos juntos a un montón de cosas. Me hizo feliz poder pasar tiempo con ellos y escuchar todas las cosas lindas que tenían para decirme. Siento que tengo la mejor comunidad de todas y desde aquí les mando un beso y un abrazo a todos —Alicia sonreía mientras formaba un corazón con sus manos.

—Maravilloso, maravilloso. A ver, cuéntanos, Alicia ¿Cuándo iniciaste con este recorrido? —le preguntó Alejo antes de beber un sorbo de café.

Alicia echó un trago de su capuccino mientras hacía memoria, intentado recordar todos los detalles de sus comienzos antes de responder.

—Bueno, mis primeros videos los subí en el dos mil doce a YouTube. Eran muchos videos haciendo manualidades… También hice uno que otro video de cocina, aunque no fueron muchos.

—Vaya, un contenido muy distinto al que haces ahora ¿Pensaste que llegarías tan lejos? —intervino Jana.

—Al principio no. Era un pasatiempo que compartía con algunos amigos que tenía en blogs y eso, pero pronto algunas personas empezaron a pedirme consejos para hacer ellos sus propias creaciones o me dieron ideas para nuevos videos. Empezaron a pedirme manualidades de Pokémon, de Minecraft y ahí fue cuando comencé con la temática del gaming.

—¿No jugabas videojuegos antes de eso?

—¿Qué si no? —respondió con una risa sarcástica— Jugaba demasiado, Jana, pero no se me había ocurrido grabarme haciéndolo. Igual estaba acumulando seguidores y antes de darme cuenta tenia cerca de mil personas pidiéndome que también hiciera gameplays. Un viejo amigo terminó de darme el empujón que necesitaba y empecé a grabar lo que construía en Minecraft.

—Me imagino que ahí empezó una pequeña bola de nieve. —Volvió a hablar Alejo.

—Si. Para ese entonces en menos de un año había acumulado el triple de seguidores que en el último año; fue en ese momento que pensé que tal vez tenía futuro en esto. Editaba mis gameplays y los subía a YouTube, y cuando llegue a los trescientos mil seguidores unos años después empecé con Twitch y bueno, han pasado tres años. Lo demás ya lo saben ustedes.

—Sorprendente. Y ahora que, podría decirse, eres una streamer de éxito ¿Cómo ha recibido tu familia este logro?

Ella justo estaba bebiendo un trago de café cuando escucho la pregunta de Alejo, y aunque quiso disimularlo pronto su sorpresa se cruzó con un ataque de tos. Un poco de café se derramó sobre ella mientras tosía y el dolor de cabeza se intensificaba.

—¿Estas bien?

—Sí, sí, no te preocupes. Creo que el frío y la lluvia no me han sentado bien, es todo —aclaró su garganta antes de continuar—. Mis padres reaccionaron igual que el resto de padres, no entendieron nada de lo que quise explicarles. Eso sí, en cuanto empecé a percibir dinero suficiente para pagarme mis cosas, dejar mi trabajo, ayudar con las facturas y demás, lo respetaron. Mi hermano por otro lado nunca valoró lo que yo hacía, pero siempre intenté que su opinión no me afectara.

—Entiendo. Por suerte eso no te detuvo.

—Para nada. El apoyo de mis amigos, y luego el de mis seguidores me motivo a seguir adelante en todo momento hasta llegar aquí.

—El impulso que te dan los amigos siempre es importante para crecer, eso podrá asegurarlo cualquiera —intervino Jana mientras rebuscaba en unos papeles del escritorio—. Imagino que así fuiste creciendo los últimos años, pero hace unos meses algo terminó de catapultarte. Para marzo de este año tenías seiscientos mil seguidores en Twitch y ahora míranos aquí, un millón de seguidores en noviembre y creciendo ¿Cuál crees que ha sido el detonante?

Alicia se llevó la mano a la barbilla, pensativa, aunque más que pensar una respuesta se dio oportunidad para relajarse. La jaqueca había menguado, pero el hambre asediaba y el malestar de la garganta la desconcentraba.

—Creo… —exclamó pasados algunos segundos— sí, estoy casi convencida de que fue por el roleplay. A la gente le gusta mucho el roleplay de las series, y a mucha gente le gustaron mis personajes y mi forma de llevar las historias.

—¿Recién empezaste con el roleplay a principios de año? —se sintió la sorpresa en la pregunta de Jana.

—No, que va, yo roleo personajes desde hace unos cinco o seis años, pero siempre fue para un video en específico o en un pequeño especial temático con mis amigos. La diferencia estuvo en que a principios de años me dediqué de lleno a una serie de GTA V roleplay. Fueron tres meses con mucho drama y romances, también había comedia, de todo un poco. Los otros creadores de contenido daban mucha vida al mundo que habíamos creado y, bueno, mi personaje llamó la atención de la gente.

—Te admito que he visto muchos tus roleplay. Son muy entretenidos, aunque a veces atraen a gente muy intensita, que lo vive demasiado, incluso algunos streamers lo viven demasiado —Alejo clavó su mirada de Alicia, pero ella ni se inmutó.

—Siempre hay gente que piensa que lo que están viendo es real, eso escapa de las manos de cualquier creador de contenido. Yo siempre le digo a mis seguidores que todo es actuación, que disfruten el streaming, que vean como se desenvuelven los personajes sin necesidad de darnos indicaciones, y eso ayuda a que alguno se controlen, pero siempre hay los que se enojan y van a tirar odio al chat porque ha pasado algo que no les gusta. Es inevitable, solo queda ignorarlos y dejar que los moderadores del chat hagan lo suyo.

—¿No te cuesta lidiar con eso? Puedes ignorarlo, aunque cuando te abren cuarenta hilos de Twitter diciendo que eres una desgracia… es difícil —la mirada de Jana dejaba claro que lo decía por experiencia propia.

—Estoy muy agradecida de tener una comunidad saludable. Haters hay en todas partes, poniendo sus comentarios desagradables e intentando picar a la gente, pero en general mis fans no hacen replica de eso. Esto me ha evitado muchos problemas y me hace muy sencillo ignorar los mensajes negativos.

—¿Y cuando los streamers que se lo toman en serio? —insistió Alejo— ¿Qué haces con ellos?

—No los juzgo. A veces es fácil confundir las cosas luego de estar dos, tres meses fingiendo enemistades, o romances. Aunque eso sí, al final esto es nuestro trabajo y hay que tener profesionalidad. Es importante aprender a distinguir el rol de la realidad, siempre.

—Tú no eres de caer en polémicas, pero es curioso que de las pocas en las que has caído, la gran mayoría, sino es que todas, han iniciado por series y roleplay que se han ido un poco de las manos y terminan de puyas reales por redes sociales ¿no te has planteado en dejarlo luego de alguna polémica?

«Que pesadito se está poniendo este niño con las preguntas de roleo y las polémicas ¡que no Alejo!» pensó mientras le devolvía una sonrisa tranquila.

—No, en ningún momento lo he pensado. Me gusta mucho el contenido que hago y no veo porque debería cambiarlo. No es que yo busque peleas con nadie, de hecho yo no le lanzo indirectas a nadie Pe…

—¿Pero? —Jana la agarró en el aire.

—Pero si es cierto que cuando algo me pone mal se me nota, y mis seguidores se dan cuenta. Obviamente yo no les digo que me defiendan, no me gusta que lo hagan, pero siempre hay algunos que van y les tiran odio a esos creadores de contenido. Eso obviamente no es bueno, ni para mí ni para el otro streamer ¡pero tampoco es mi culpa! ¿Qué? ¿Acaso por estar frente a una cámara tenemos que ser maquinas que no lloran, que no se ponen mal? A mí no me lo parece.

Anterior              Siguiente
img
img
img