img Investigando al CEO  /  Capítulo 1 Capitulo 1  | 
img
Investigando al CEO
img img img
Capítulo 1 Capitulo 1
1194    |    05/08/2022

Las olas chocaban contra las rocas y yo disfrutaba de el aire que novia mi pelo y se colaba por mi ropa.

Las vacaciones habían Sido cortas pero divertidas, me había relajado lo suficiente y me había aislado del trabajo lo máximo posible para alejar el stress lo máximo posible.

Ser una agente oculta que se encarga de mezclarse entre los grandes millonarios me llenaba de tareas y responsabilidad, debía estar atenta en todo momento sin dejar de verme linda y sin dejar que se vea mi pistola en la cintura. Lo bueno es que tengo toda la ropa del mundo, viajes por todo el mundo, hoteles y todo lo que quiera gratis ya que mi trabajo me cubre todo por ende mi sueldo es básicamente un ahorro.

Me coloque el sombrero de playa y tome el libro, me levanté y sacudí la arena de mi ropa y piernas, levanté mi bolsa y la toalla en dónde estaba sentada hace segundos.

Mi vuelo salía en 4 horas pero yo no quería despedirme de este bello lugar, de las bebidas en la playa y las fiestas en ellas, los amantes de una noche que me hacían disfrutar hasta que el sol volvía a salir formando un bello amanecer.

Hacer las maletas siempre es la parte más difícil de las vacaciones, la nostalgia llegaba y los recuerdos también.

Hace 10 años que trabajo en la CIA, desde que tengo 16 años y empecé trabajando para ellos para no ir presa pero resulte tan buena que me reclutaron, me entrenaron y hoy en día soy la mejor agente infiltrada con los mayores aciertos en mi carrera pon ende me dan los mejores casos.

Cuando llegue a la oficina pase mi tarjeta por el lector y mi nombre apareció en grande en la pantalla ESMERALDA STONE.

Pero ese nombre no lo uso mucho la verdad, siempre me dan nuevos para las misiones.

Las personas de los escritorios me saludaban y hasta algunos me daban un abrazo, no era común verme aquí, estuve aquí hace 1 año y casi 6 meses asique cuando me en es una novedad.

Esmeralda - escuché mi nombre y me gire a la derecha, mi jefe - ya te esperábamos.

Si lo se - sonreí - pero ya estoy aquí ¿Tienes algo para mí?

Veo que extrañaste el trabajo - rio matt.

No pero debo entretenerme y no hay mucho para hacer en mi vida - dije mientras entrabamos a una oficina llena de papeles.

Tengo algo muy importante para ti - hablo y se puso los anteojos como cada vez que se ponía a trabajar.

Siempre hay algo importante - le respondí.

Pero esta vez es muy importante esmeralda y no debe haber margen de error además en 6 meses como máximo debes tener buenas novedades o el caso listo - dijo y negué con la cabeza.

Sabes que en ese tiempo recién puedo relacionarme con la persona para tener confianza - me queje y levanto las cejas, no tenía otra opción - dime el blanco.

Se llama Demon Miller y es dueño de una de las empresas más importantes de seguridad de estados unidos - dijo y tire mi cabeza hacia atrás, odio a los estadounidenses - Odegri y Entraras cómo una oficinista ya que necesita una secretaria.

¿Que debo investigar? - mire los papeles que me puso en frente y una foto del susodicho, joven y bastante guapo, seguro será divertido - no me veo porte de secretaria.

Se que no te gusta pero debes hacerlo, está metido en secuestro de personas pero no hay nada para

encriminarlo y la última secuestrada es la hija de el presidente de Chile por ende debes encontrar papeles o algo para encriminarlo - me explico y solo asenti - tus pasajes, tu departamento y tu nuevo nombre - me dió un sobre marrón.

Me levanté de la silla y tome todos los papeles, lo saludé y salí de la oficina, levanté mi mano en forma de saludo a todos los que me despedían, toque el voton de el ascensor y cuando por fin la caja metálica llegó me subí.

31 años, piel trigueña, descendencia de madre colombiana y padre estadounidense, empresa de seguridad pero no se sabe de dónde saco el dinero para solventar semejante inversión ya que sus padres son trabajadores bueno, lo eran hasta que su hijo se hizo rico. No estaba casado ni tenía hijos que se conocieran pero si un sentenar de novias modelos, cantantes y famosas, al tipo le gustaban las cámaras y no lo disimulaba.

Era arrogante y un conquistador nato, su sonrisa lo delata, conosco a los de su tipo y lo mejor es no relacionarse o no tener esperanzas con el porque no tienen compromisos con nadie bueno si, con el dinero.

Estudio en una universidad pública y no se graduó con el mejor promedio en finanzas pero lo hizo, sus amistades son de la universidad o de cuando ya se hizo rico, no se relaciona con gente de su antigua casa donde vivía con sus padres. No tenía hermanos ni mucha familia, solo un primo un poco rebelde de mi edad y sus abuelos paternos.

Crei que iba a ser su secretaria pero no, voy a ser la recepcionista de la entrada, ni siquiera la de su piso pero bueno me imagino que ya tienen un plan para que vaya subiendo de puesto hasta llegar a su piso.

Mire argentina desde arriba de el avión mientras nos íbamos alejando de a poco, puse mis auriculares con música y cerré mis ojos, el viaje no tenía escala asique sería mucho más largo de lo que querría pero no tenía otra opción, debía trabajar.

Y déjenme decirles que investigar a un CEO no es lo más agradable o preferible del mundo sino todo lo contrario, debes estudiar cosas y situaciones, hay que saber mucho de sus negocios para poder destacar entre los demás asique siempre prefiero mafiosos, o hasta políticos, terroristas, cantantes o lo que sea pero no CEO, esos imbéciles se creen mucho, los mejores de todos y que no necesitan respetar la ley porque a todos compran con su dinero.

Casi ninguno es un santo de devoción, muy pocos son los que hacen las cosas por la ley sin nada ilegal, son muchos que se van por el lado fácil de la ley.

Y ahí entro yo para desenmascararlos, de atraparlos y dejarlos que se puedan en la cárcel por años.

Me mire al espejo y sonreí, mi pelo ahora era rojo pasión en conjunto con mi labial, unos pupilentes que hacían a mis ojos verdes de color negro, me puse ácido hialurónico en mi nariz para hacerla más fina y un poco en los labios, un poco por aquí y por allá sin quedar como una plástica pero cambiando un poco mi fisionomía. Me puse un vestido negro hasta la rodilla ajustado, zapatos altos negros y una cartera negra con dorado, agarre las llaves de mi auto y salí de mi hotel de 5 estrellas.

Mi primer día de doble trabajo, mi primer día de una nueva yo, el primer día de Cassie Johnson.

            
img
img
  /  1
img
img
img
img