img La venga  /  Capítulo 1 Estamos felices  | 50.00%
Instalar App
Historia
La venga
La venga
img img img
Capítulo 1 Estamos felices
Palabras:1934    |    Actualizado en:23/08/2022

POV MARIANA

Estoy feliz de que mis hijas estén a salvo, pensé que no vería nunca más a mi familia y todos están aquí afuera esperando que los médicos terminen de revisar si todo en mi cuerpo está bien, no he parado de sangrar y el dolor es muy fuerte y constante, eso me tiene muy preocupada, ahora que estoy con mi familia lo único que quiero es vivir, vivir para hacer de mi hogar el mejor.

Los médicos me hacen una serie de estudios y ecografías, dicen que llamaran a mi esposo para que este conmigo, tienen algo importante que decirme, y es mejor que este acompañada.

-Amor, ¿Cómo te sientes, aun sientes mucho dolor? -indaga Dmitry

-Si, aun me duele, pero no entiendo que es lo que ocurre -señalo

-Doctor, por favor hable de una vez, nos tiene en ascuas, estamos muy ansiosos `por saber porque mi mujer sigue con esos dolores, es algo grave -indaga Dmitry muy preocupado.

-No, podemos explicar esto, es algo que nunca habíamos visto, según lo que ustedes dicen las niñas nacieron hace más de ocho horas, pero usted todavía está en trabajo de parto -dice el medico dejándonos sorprendidos.

- ¿Qué quiere decir con eso, como que trabajo de parto?, ya nacieron mis dos hijas, explíquenos porque no entendemos absolutamente nada -exige Dim

-Que aún hay un bebe en su vientre, tenemos que llevarla a una cesaría de emergencias, porque ya ha pasado mucho tiempo, pero lo peor de todo es que no podemos garantizar la vida del bebe -señala.

En este momento no puedo procesar lo que dicen los médicos, yo todo el embarazo había pensado en que serían dos niñas, no tres, además el hecho de que esa pequeña pueda morir me deja más lastimada, más preocupada.

Me hacen despedirme de Dmitry y me entran a la sala de parto, estoy muy preocupada por lo que ocurre, sé que mi bebe puede morir y aunque no sabía de su existencia ya lo amo, lo amo tanto como mis otros hijos.

Me preparan, ponen anestesia en mi columna, ponen una barrera para que no vea el procedimiento, los médicos dejan entrar a Dmitry para que este a mi lado dándome su apoyo y fortaleza, él me dice que ya les conto de la situación a mi familia, que todos me mandan su apoyo y estarán orando por mi bebe y por mi para que todo salga bien.

El medico empieza con el procedimiento, no sé qué es lo que hacen los médicos la verdad no siento nada, Dmitry me habla de muchas cosas para distraerme y que el procedimiento se me haga menos largo.

-Amor, como están los niños, Max y León, no sé nada de ellos, sabes que están en peligro, sobre todo Max tu padre lo quiere para convertirlo en su sucesor, está obsesionado con eso, traigan a mis hijos para acá, para tenerlos cerca, porque León será mi hijo, todo este tiempo lo he extrañado tanto como a los demás, ya lo amo, ya lo quiero como un hijo, tenemos que decirle que él también es nuestro hijo, que debe cuidar de sus tres hermanas tanto como Max -señalo.

-Si amor, ya me encargué de que traigan a los niños, no te preocupes más por eso, sé que seremos una gran familia feliz.

De pronto se escucha el llanto de un bebe invadiendo todo él lugar, mi corazón se llena de felicidad y gozo de saber que está vivo, se escucha fuerte, los doctores lo examinan para luego ponerlo cerca de mí un minuto, puedo ver sus ojitos, son muy azules, tiene los ojos de mi padre.

-Es un niño, además está muy bien, esto es un milagro que aun con todos mis estudios, no puedo entender -expresa el médico.

Mis ojos votan lagrimas sin parar, mi angelito esta con nosotros y lo mejor de todo es que esta con vida, ya para mi es mi guerrero, lucho por su vida desde siempre sin darnos cuenta, los médicos lo pesan y miden, es un poco más pequeño que sus hermanas, pero todo está normal.

Le entregan él bebe a Dmitry para que lo pueda sostener en sus brazos por primera vez, me lleno de orgullo al verlo de cerca, será un hombre muy guapo.

Me siento un poco mareada, pero puede ser por la anestesia, se lo digo a Dmitry quien se lo consulta a los médicos que aún siguen haciéndome un procedimiento, pensé que solo seguiría cerrar la herida y ya, pero parece que algo no anda bien.

La cirugía sale bien, me dejan un rato en recuperación sola, sacan a Dmitry del lugar, aprovecho para descansar, ha sido muy agotador todo lo que he vivido, por primera vez desde hace mucho me quedo dormida sin ninguna angustia pues se que mis hijos están a salvo y mi familia cuida de ellos.

Un mes después…

Esta familia a crecido de una forma increíble, mis hermanas dos semanas a tras tuvieron sus bebes, María tubo a dos hermosos niños, sus nombres son Sebastián y Santiago, Marcela tuvo una niña y un niño a la niña le puso Mirian como nuestra madre y al niño Lucian, yo le puse a mi hijo Emanuel, a las niñas Emily y Elizabeth.

Somos una familia gigante, y los que faltan porque esta semana nacerá el bebe de nuestro hermanito, será un niño, todos estamos esperando dichosos ese momento, David esta viviendo con nosotros, la madre de Dmitry solo sabemos que se escapó de la clínica para irse con Gregory, para mi ella siempre será una mala mujer, por que dejar a sus hijos por un animal como Gregory eso solo quiere decir que ella es igualita a él.

Dmitry es el mejor padre del mundo, sabe repartir su tiempo con todos nuestros hijos, pero la que mas disfrutan de él son Emily y Elizabeth son unas consentidas por su padre, Max y León son tan hermosos me ayudan con sus hermanitos, pero el mas calmado es Emanuel, es un niño muy sereno.

La adopción de León resulto muy bien ya que Dmitry demostró por una prueba de ADN que son hermanos, eso nos facilitó más las cosas.

Mi padre y mi madre son los abuelos mas consentidores del mundo, han llenado de regalo de regalos a todos sus nueve nietos y cuando nazca el bebe de David serán diez, todos vivimos prácticamente en un buque que mi padre mando a construir, tuvimos que abandonar nuestra casa por seguridad, tenemos muchos hombres trabajando a nuestro servicio, mis hermanas y yo seguimos con nuestra vida normal a pesar de ser unas madres muy ocupadas, hacemos nuestra rutina diaria de ejercicios, de polígono y practicamos combate contra los hombres, se que ellos no están de acuerdo pero de esa forma se enamoraron de nosotras y tendrán que respetar nuestro tipo de vida.

Dolores, Juan y toda su familia tienen una gran casa en estos terrenos, mi padre cumplió con su palabra y ellos viven aquí y trabajan para nosotros además que les di una fuerte cantidad de dinero, sé que eso nunca será suficiente para agradecer lo que hicieron por mi hogar, por eso siempre que puedo se los agradezco, Dolores es una de las nanas de mis hijos, porque mi nana esta enloqueciendo con tantos bebes.

-Amor, ven que te tengo una hermosa sorpresa -indica Dim tapando mis ojos con una venda.

Caminamos por mucho tiempo, no sé a dónde me lleva, pero estoy segura que me gustara.

Descubre mis ojos y veo una cena tipo picnic, unos cojines en forma de corazón en el suelo y unas velas, todo se ve hermoso.

-Gracias amor todo se ve genial.

-Sabes cuanto tiempo llevo esperando este momento -indica acariciando mi cuerpo. Por cuestiones medicas tenia que esperar un mes para poder tener una vida sexual activa.

-Claro que si amor, te prometo que te lo recompensare, porque cada noche acostándome a tu lado sin poder tenerte en mis brazos también fue una tortura para mí, además con tanta mujer por ahí suelta mirándote ya me estaba preocupando -digo devorando sus labios con pasión.

El me detiene.

- ¿Qué pasa? -digo gimiendo en su boca.

-explícame de que estas hablando -señala con preocupación.

-No me digas que no te has dado cuenta como la hija menor de Dolores que por cierto es muy hermosa te mira, como te coquetea y siempre trata de estar contigo -expongo.

-Estás celosa, mi princesa -indaga

-Pues la verdad, se lo que tengo y lo hermosa que soy, pero como no podía estar contigo, pensé que en cualquier momento te acostarías con otra -digo sincera.

-Tu crees que me acostaría con otra mujer teniéndote a ti -expone.

-Ese es precisamente el punto, que no podías tenerme a mí, dime la verdad, ¿no se te paso por la mente, acostarte con otra? -interrogo.

-Amor, déjate de bobadas y ven a mis brazos -dice cargándome a horcadas.

-Esta vez, no diré nada, pero la próxima me las pagas -digo besando sus labios con deseo.

El se posesiona de mi cuerpo, besa mi cuello y baja hasta mis senos, retira la blusa que impide el contacto con sus labios a mis pechos, me dejo llevar por la pasión, por el fuego que provocan sus caricias y besos en mí, ataco como una fiera su boca, le quito rápidamente la playera que traía puesta, beso y lamo todo su pecho, escuchar sus jadeos hace que mi cuerpo quiera más y más de él. Quito mis pantalones y me quedo solo en bragas, el hace lo mismo, pero no aguanto las ganas y quito su bóxer, tomo su miembro en mis manos.

-Hay amor, cuanto te extrañe, cuanto desee tenerte así -dice en medio de gemidos, que tocaras mi miembro que me dejaras poseerte por completo, fueron muchos meses demasiados.

Le doy una probada, con mi legua, desde abajo hasta llegar a la punta, el gruñe de placer, agarra fuerte mi cabello, eso me encanta, que me tome con fuerza, lo introduzco por completo a mi boca, su amigo esta tan firme, que hace gemir con solo tenerlo en mis manos.

-Hazlo de nuevo por favor-suplica. Como soy tan obediente lo introduzco nuevamente hasta el fondo de mi garganta, puedo sentir y escuchar el placer que le causa, comienzo a meterlo y sacarlo con rapidez a mi boca.

-Creo que llego mi turno amor-dice cargándome y acostándome lentamente en los cojines, quita mis bragas rápido, besa con tanto cariño mis piernas, mis jadeos son cada vez mas fuerte, usa ahora su lengua hasta llegar a mi intimidad.

-Dime que es lo que quieres, dímelo -dice para escucharlo de mí.

-Quiero que la beses, que la devores con tu boca -digo llena de deseo.

-Es exactamente lo que mis oídos querían escuchar.

Deja una pequeña lamida en mi entrada haciéndome gritar, he deseado esto, desde hace mucho y sentirlo ahora es genial. Usa su lengua lento, es como una deliciosa tortura, su lengua juega con mi clítoris mientras introduce dos dedos a la vez, lo hace tan rápido que estoy a punto de estallar de placer, él sabe que voy a llegar pronto así que para, el deseo que siento es inexplicable, me subo encima de él y la meto por completo ambos gemimos lo monto como un jinete a su caballo, el mete mis senos en su boca, por los niños me crecieron un poco mas y eso le fascina por lo que puedo notar, agarra mi tarsero con fuerza para ayudarme acelerar mis movimientos llegando a un orgasmo inigualable…

Anterior
             Siguiente
img
img
img