img La noche de Antifaz  /  Capítulo 6 Susan y Mateo  | 66.67%
Instalar App
Historia
Capítulo 6 Susan y Mateo
Palabras:1150    |    Actualizado en:30/08/2022

—Hola señora Ainara, estoy bien, y realmente cada día como que es mejor que él otro, sinceramente todo esta bellísimo, y creo que hoy hay muchas más personas que ayer por lo visto

—Me alegra que te haya gustado, y si, hay muchas más personas, ven sígueme, quiero presentarte a unas personas

¡Enseguida me levanté de la silla y comencé a seguir a la señora Ainara hasta llegar a un grupo de personas y dice!

—Como están todos por acá?

Todos contestan que están bien

—Ok perfecto, quiero que conozcan a Susan

De pronto cada una de las personas de ese grupo comenzó a presentarse ante mí y a estrechar su mano, de igual manera también les estreche mi mano y me presente, ¡de pronto la señora Ainara les dice!

—Ahorita regresamos vamos a seguir conociendo a más personas por acá señores —Les dice a las personas que me presentó

¡Seguimos caminando hacia llegar a otro grupo de amigos de la señora Ainara, nuevamente me los comenzó a presentar a cada uno de ellos cuando de pronto un señor la llama y le dice!

—Ainara por favor ven un momento

¡La señora Ainara lo mira y le dice!

—Ok Adam ya voy

¡Enseguida la señora Ainara voltea a mirarme y dice!

—Ya regreso mi niña dame un momento, te dejo en buenas manos, por favor cuídenmela que ya regreso

—Tranquila que aquí la cuidamos Ainara —Dijo uno de los señores del grupo mientras sonreía

Yo estaba un poco incomoda hasta que de pronto siento que alguien me estaba mirando cuando volteo la mirada me percaté de que era Mateo que venía caminando hacia donde estaba yo, enseguida di media sonrisa, al llegar al grupo, Mateo me saluda

—Hola Susan como estas? —Me da un abrazo y un beso en mi cachete y dice! — Yo pensé que no vendrías hoy

—Estoy bien y tú? Y pues si solo que se me hizo tarde, pero hice lo que pude para llegar y aquí estoy —Sonreí

—¿Me alegra, quieres tomar algo?

—Si claro

—Bueno si quieres vamos a sentarnos por allá te parece?

—Ok está bien —Miré a las personas del grupo y les dije! —Discúlpenme me voy a retirar por un momento, fue un placer —Sonreí

Después de despedirme de ellos, comencé a caminar con Mateo hacia la mesa, ¡al llegar nos sentamos en unas sillas y le dije!

—Yo llegue hace como dos horas, y tenía rato Buscándote hasta que me encontré con tu prima, y le pregunte por ti, ella enseguida me dijo que estabas ocupado así que preferí no molestar

—Tranquila Susan, no le prestes atención a ella, realmente ella no es mi prima, ella es hija de la mejor amiga de mi madre y desde pequeños nos criamos como primos hasta que yo me fui a vivir con mi padre a Italia, y ahora que estoy de vuelta pues sinceramente no la soporto quiere controlarme todo y ya eso me tiene algo incómodo

—¿Ok entiendo, pero y porque no se lo dices?

—Es que no se! No quiero como lastimar sus sentimientos

—Pero creó que debes hacerlo, así no tendrás que sentirte incomoda nuevamente

—Tienes razón, cuando tenga la oportunidad de hacerlo pues se lo diré!

—Me parece bien —Sonreí

—Bueno cuéntame un poco de ti, ya que creó que te he contado casi que toda mi vida —dijo mientras sonreía —Y de ti creo que solo se tu nombre —Los dos comenzamos a reír

—Bueno mi vida no es tan interesante que digamos

—Bueno yo creo que si lo es —Me miro y sonrió —Ven vamos a bailar un poco quieres?

—Otra vez Mateo? Ayer creo que pise tus pies muchas veces —Sonreímos

—Tranquila que poco a poco aprenderás ok? Ven levántate

Enseguida me levante, Mateo me tomo de la mano hasta llegar al centro de la fiesta y nuevamente me tomo por la espalda baja y comenzamos a bailar por segunda vez de habernos conocido, realmente me sentía bien al conversar con él, su compañía era muy grata y creo que hacía mucho tiempo que no me sentía tan bien al conversar con un chico

Seguimos bailando por varios minutos de pronto se acerca un fotógrafo, quien estaba encargado de tomarle fotos a todas las personas que estaban en la fiesta y enseguida comenzaron a tomarnos varias fotos en diferentes ángulos

¡Yo seguía bailando él vals con mi cabeza en su hombro y con mis ojos cerrados, al pasar media hora de estar bailando lo miré y le dije!

—Quieres tomar algo?

El me mira y sonríe

—Claro que si Susan, vamos a sentarnos

Caminamos hacia la mesa nos sentamos y Mateo llamo a uno de los meseros, uno de ellos se acercó y enseguida Mateo tomo dos copas de vino, me dio una y tomo una para él, ¡enseguida probe él vino y le dije!

—Este vino esta delicioso verdaderamente me encanta

¡Mateo seguía tomando la copa de vino y me dice!

—Tienes razón es muy delicioso, y es uno de mis favoritos, realmente fui yo quien se encargó de las bebidas de esta noche —Asintió con media sonrisa y tomo un sorbo de vino

—WOo entonces tienes muy buenos gustos —Sonreí

—Cuándo se trata de vinos, pues soy el mejor catador de vinos

—Te felicitó

—Gracias, aunque te felicitó a ti por tener buen gusto —Dijo mientras Sonreía

¡De pronto me percate de la hora y ya eran la una de la mañana pues ya debía irme así que me termine mi copa de vino, mire a Mateo y le dije!

—Bueno Mateo de verdad muchas gracias por compartir nuevamente conmigo esta noche y por enseñarme a bailar claro esta! —Sonreí —Y quisiera quedarme un poco más pero mañana tengo que trabajar así que ya debe irme

—Tranquila Susan yo encantado, y claro entiendo que tengas tus compromisos él día de mañana así que tranquila que yo comprendo, pero si gustas me podrías aceptar dejar llevarte a tu casa?

—En serio quieres llevarme? ¿No tienes que atender aquí a los invitados?

—No tranquila ellos son invitados de mi madre, yo realmente no conozco a ningunos —Sonrió

—Bueno entonces si es así, pues si acepto que me puedas llevar a mi casa —Sonreí mientras lo miraba

—Bueno entonces nos vamos? —Me preguntó!

—Si claro vámonos

Nos levantamos de las sillas y comenzamos a caminar hacia la puerta de la casa, sentí que alguien me estaba observando así que voltee la mirada y note que Samantha a lo lejos me miraba de una forma nada agradable, así que la ignore y seguí caminando con Mateo, al salir de la casa, seguí a Mateo hacia su auto, un Ferrari de deportivo de color rojo, primera vez que veía ese auto en esta ciudad ya que tenía entendido que solo habían seis carros de ese Tipo en el mundo entero, realmente confirme que Mateo tenía mucho dinero

Anterior              Siguiente
img
img
img