Instalar APP HOT
Inicio / Urban romance / Un beso de verdad
Un beso de verdad

Un beso de verdad

5.0
780 Capítulo
18.5K Vistas
Leer ahora

Acerca de

Contenido

"Savannah quería vengarse de su exnovio, así que se fue al aeropuerto a buscar un hombre guapo para hacer un video besándolo y enviárselo a su ex; sin embargo, tuvo tan mala suerte que escogió a Callan Handerson, uno de los solteros más codiciados del mundo. Aunque Savannah fue quien lo besó sin previo aviso, nunca se hubiera imaginado que sería el propio Callan, el que le terminaría enseñando cómo era un beso francés de verdad; la chica entró en pánico y salió huyendo. Callan no se esperaba que, gracias a una sucesión de coincidencias, una historia romántica se terminaría formando entre ellos; este mismo día se volvería encontrar a esta chica traviesa, pero adorable, en el club de entretenimiento más lujoso y de más alto nivel de ciudad T. ¡La vio borracha mientras lo observaba en el baño de hombres!, él la arrinconó contra uno de los cubículos, cerró la puerta, y luego la besó sin vacilar. Después de esa noche, el destino los sumergió en un juego de trucos y engaños, en el que Savannah caería víctima de una de las trampas de este hombre, el mismo que al principio creyó que sería su víctima para la venganza. En esta montaña rusa de emociones, la chica, casi sin darse cuenta, terminaría mezclando el amor y el odio en su corazón."

Capítulo 1 Ayúdame con un beso

En el aeropuerto de Ciudad T.

La salida del puesto de control de seguridad de vuelos internacionales estaba abarrotada y había mucho ruido. Savannah Lea se veía seria y sus mejillas ligeramente sonrojadas, estaba de pie en medio de la multitud con las manos sueltas y los ojos fijos en la salida del puesto de control; sus largas pestañas subían y bajaban de vez en cuando como dos mariposas a punto de volar y su piel, como de porcelana, se veía muy suave. Parecía muy preocupada, apretó ligeramente sus labios rosados mientras sus cejas se fruncían con fuerza: "Bueno, no puedo hacer eso”. “Este, los labios son demasiado gruesos”. “Bien, esta barba es demasiado larga".

Abría y cerraba la boca de vez en cuando, murmurando algunas palabras; cada vez que un hombre salía, comentaba algo sobre su apariencia, ¡como si estuviera eligiendo a su objetivo! Sí, en definitiva, estaba eligiendo a su objetivo, ¡a su objetivo para besar! Sin embargo, ahora estaba muy molesta, ¿por qué no había ningún hombre que le pareciera atractivo?: "¿Qué debo hacer? Ninguno es lo suficientemente atractivo, ¿cómo voy a grabar este video?" De repente, los ojos de Savannah se iluminaron y sus pupilas se contrajeron, no pudo evitar entrecerrar los ojos y las comisuras de su boca se levantaron ligeramente: "¡Es él!" ¡Un hombre salió y le pareció absolutamente encantador!

Era muy alto, llevaba un traje de corte ajustado bien planchado que envolvía su fascinante figura, sus piernas eran especialmente rectas y delgadas. El cabello era ligeramente castaño y sus sienes estaban cuidadosamente recortadas; el flequillo era un poco largo y cubría las enormes gafas de sol en el puente de su nariz, que era larga y ligeramente aguileña, lo que le daba una apariencia autoritaria. Tenía sus finos labios fruncidos en una línea recta y las comisuras de su boca estaban ligeramente levantadas, luciendo como si transmitiera una dignidad y un poder naturales. El corazón de Savannah dio un vuelco, apretó los puños y reunió su coraje para dar un paso adelante: "Hola", y le sonrió al apuesto hombre.

Callan no vio a la persona que se suponía que debía recogerlo y cuando estaba a punto de llamar para preguntar al respecto, vio a una niña pequeña parada frente a él; la miró a través de las gafas de sol y dijo: "Tú, Nick Jonah es..." No tuvo tiempo de preguntar nada, ¡cuando sucedió algo inesperado!, de repente Savannah se puso de puntillas, le rodeó el cuello con los brazos y lo acercó más. Ella exhaló un aliento fragante y dijo: "Hazme un favor, bésame, te lo pido, 30 segundos, 30 segundos y nada más"; mientras hablaba, sacó el móvil del bolsillo y encendió la cámara en modo selfie, enganchó a Callan con una mano, sostuvo el móvil con la otra y sus dos labios rosados y tiernos se unieron a los de él. Los cuatro labios estaban pegados, realmente estaban pegados juntos, ni más ni menos...

Callan se sorprendió por el beso, levantó levemente las cejas: "¿Qué está pasando?" ¿Una extraña lo había obligado a besarla el primer día de su regreso a la Ciudad T? ¿Las chicas de hoy en día tenían una mente tan abierta que incluso quería grabarlo?" Sin embargo, los labios de esta chica sabían bien y sus labios eran gruesos, así que no pudo evitarlo y quiso continuar. En un instante, Callan tomó el control, sujetó la espalda de Savannah con ambas manos y la acercó a su pecho; sus finos labios se abrieron levemente y cubrieron los delicados labios de ella, que tenían un ligero sabor a melocotón y eran muy suaves como la gelatina. Callan se volvió adicto a esta sensación: "Quiero más...", por lo que no pudo evitar querer abrirle la boca. La situación cambió de repente y Savannah entró en pánico y comenzó a forcejear. Espera, ¿por qué la situación se volvió así?, ¿qué estaba haciendo este hombre?: "Déjame ir, eh..."

Savannah siguió golpeando el hombro de Callan y el móvil se cayó al suelo, él la besó más profundamente; estaba tan ansiosa que sus ojos se pusieron rojos, quería liberarse, pero él le estaba sujetando firmemente su cuerpo. Podía sentir su pecho debajo de la camisa a través de su delgada ropa y el olor de este hombre le llenaba la boca y se extendía por todas partes: "Déjame ir..." A toda prisa, Savannah tomó una decisión, abrió la boca, mordió a Callan y el leve olor a sangre se esparció en sus bocas. Él emitió un bufido, suspiró y terminó el beso, ella levantó la mano y estaba a punto de abofetearlo, pero rápidamente la agarró por la muñeca con firmeza, la miró con desdén a través de las gafas de sol y dijo: "¿Qué? Me muerdes y me das un golpe justo después de besarme, ¿de verdad estás dispuesta a hacer algo así?"

La cara de Savannah se puso roja y lo miró con ira, parecía que las lágrimas iban a brotar de sus ojos en cualquier momento: "¡Pervertido!" Callan todavía tenía sus manos firmemente envueltas alrededor de ella y dijo con desprecio: "¿Soy un pervertido?, no digas tonterías. Hay cámaras en el aeropuerto, obviamente fuiste tú quien tomó la iniciativa de acercarse a abrazarme y besarme". Savannah hizo un puchero y no pudo decir nada; sí, era ella la que había querido besarlo primero, pero no le había pedido que se besaran tan profundamente? Callan adivinó los pensamientos de ella y sonrió con malicia: "Niña, nunca te han besado antes, ¿es la primera vez? ¿Crees que pegar los labios a la boca cerrada de la otra persona es un beso? Un beso de verdad es... lo que acabamos de hacer".

Savannah no sabía cómo responder. "¡Hmm!"; obviamente no había disfrutado la situación, pero no había nada que pudiera decir: "¡Déjame ir!" Callan de repente se sintió interesado y le pareció que esta niña que estaba frente a él era única: "¿Dejarte ir? Entonces, ¿cómo explicarías el beso a la fuerza que me diste?", ¡hacía mucho tiempo que no se interesaba tanto en una mujer! "¿Qué... qué quieres que haga? ¡Eres tú quien se aprovechó de mí!" Savannah siguió luchando, pero esos brazos eran tan firmes como barrotes de hierro y no podía liberarse. Callan bajó la cabeza y presionó sus delgados labios contra los de ella, estaba a punto de besarla de nuevo: "¿Cuál es tu nombre?" Estaba asustada y su rostro cambió, de repente levantó el pie y pateó con fuerza la parte inferior de su cuerpo; Callan soltó un bufido y la dejó ir adolorido. Savannah aprovechó la oportunidad para huir, pero al ver a Callan inclinándose adolorido, se sintió un poco culpable y gritó: "¡No me culpes! ¿Quién te dijo que me intimidaras?, fue en defensa propia. Además, ¡no usé casi fuerza!" "¡P*rra!", maldijo enojado mientras la veía huir, su hermoso rostro estaba contraído: "¡P*rra, detente!" ¿Cómo podría ella haber escuchado su insulto?, se había perdido de vista en un abrir y cerrar de ojos.

Los subordinados de Callan finalmente habían llegado, pero al ver la expresión de su señor, todos se hicieron a un lado con miedo y respeto. "Señor Handerson", solo su asistente, Nick Jonah, se atrevió a acercarse: "Señor Handerson, ¿qué le ha pasado?" Nick estaba desconcertado, solo habían llegado unos minutos tarde, ¿por qué parecía que alguien había golpeado al Señor Handerson?, ¿quién se atrevería a atacarlo? ¿En realidad habría alguien que pudiera lastimarlo? Callan no pudo decir nada sobre el incidente, por lo que solo le quedó tragarse su ira: "¡Vámonos!" De repente, miró hacia abajo y vio el teléfono en el suelo, la chica lo había dejado caer; lo cogió y se puso de buen humor de inmediato.

Seguir leyendo
img Ver más comentarios en la APP
Instalar App
icon APP STORE
icon GOOGLE PLAY