img EL SECRETO DE TU SONRISA  /  Capítulo 1 1. LA LLEGADA  | 1.59%
Instalar App
Historia
img
EL SECRETO DE TU SONRISA
img img img
Capítulo 1 1. LA LLEGADA
Palabras:1379    |    Actualizado en:13/05/2021

Se escuchó entre los empleados del hotel y el club “El Fénix Dorado” que estos habían sido comprados por un grupo de jóvenes socios, el temor en ellos aumentaba porque al parecer el socio mayoritario tenía fama de ser temperamental, egocéntrico, agresivo y mal jefe; todos confirmaron dicha información, cuando la primera orden fue cambiar absolutamente todo el personal; sin embargo, todos los empleados recibieron una buena suma de dinero por su liquidación y fueron indemnizados por aquel despido.

El hotel estaba muy cerca al club, en una concurrida calle de Francia, los nuevos dueños no fueron conocidos por los antiguos empleados ya que todos fueron retirados por el contador de confianza, quien se encargó de hacer lo propio y dar a cada uno cartas de recomendación firmadas por el socio mayoritario y quien sería el representante legal y estaría en cabeza de las decisiones que allí se tomaran.

La selección de personal estuvo a cargo de uno de los socios que era abogado y se encargaba de los antecedentes e investigaciones de los nuevos empleados, no querían problemas legales. Cuando el bar y el hotel empezaron a funcionar bajo la nueva administración, los nuevos empleados desconocían a sus jefes, por lo que el trato hacia cada uno de los clientes y huéspedes debía ser extremadamente amable, aquellos despidos masivos con el ingreso de la nueva administración los aterraba y la fama que tenían los nuevos jefes de ser extremadamente temperamentales, agresivos, egocéntricos y muchas más cosas que les infundían temor a los empleados.

El último piso de aquel hotel contaba con las tres habitaciones exclusivas para los socios o quienes ellos autorizaran, el piso tenia acceso por la parte lateral del hotel con portería y un ascensor de uso exclusivo de ellos que se activaba con una tarjeta inteligente, código o huella, aquellas habitaciones eran usadas solamente cuando querían esconderse de alguien, huir de la rutina o simplemente tener sus aventuras sexuales.

A sus 25 años de edad, Aitor Mendoza Vargas, era psicólogo de profesión, pero como socio mayoritario, había asumido el reto de encargarse de la administración del club y el hotel “el Fénix Dorado”, ayudaba a su padre en su empresa de Proyectos Arquitectónicos y en algunas ocasiones ejercía su profesión como psicólogo en la clínica de ayuda y apoyo psicológica de su madre; Rui Smith Dumas y Charlie Cox Duncan, amigos incondicionales, apoyarían a su socio y amigo con los negocios, Charlie era abogado y por su profesión, debía moverse entre todos los negocios de su amigo y de los cuales era socio, se hacía cargo de todas las legalidades y por su parte, Rui trabajaba como médico, en la clínica de su padre, lo que permitía tener tiempo libre para compartir con sus amigos diversión y trabajo; los tres han sido amigos desde la escuela, se conocen perfectamente y confían plenamente de las decisiones que se deban tomar.

Después de un mes de apertura del Club y del Hotel bajo la nueva administración, dudando que el administrador de aquel lugar estaba haciendo un buen trabajo, Aitor llego por primera vez al club, llego temprano y aún no había público que atender, podía ver a los empleados completamente activos preparando todo para la apertura, él se quedó de pie junto a la barra observando – vamos príncipe, no te quedes ahí, ayúdame con ésta mesa – escuchó una voz detrás de él, una pequeña joven con cabello liso aparentemente rubio teñido hasta los hombros, dos mechones rojos caían hacia su rostro, un rostro hermoso maquillado para parecer mayor, intentaba levantar una pequeña mesa, al ver que Aitor se giró a verla ella sonrió y le guiño un ojo, Aitor tomó uno de los extremos de la mesa y la ayudó a moverla. – Yaiza - dijo aquella joven extendiendo la mano para presentarse – Aitor – respondió él recibiendo la mano. – ten cuidado, la gente es envidiosa y si te ven aquí sin hacer nada seguro le dirán al jefe. – lo dijo acercándose un poco a él para que no escuchara nadie más y camino a traer algunas sillas para poner en aquella mesa, Aitor la siguió con la mirada y se quedó de nuevo en la barra, detalló aquella joven que llevaba una blusa de tiras negra ajustada a su delgado y bien formado cuerpo, y una falda de jean un poco mas debajo de sus glúteos, unas medias de cuadros de colores, un poco más arriba de sus tobillos y unos tenis negros aparentemente cómodos, Aitor se giró hacia la barra quedando de espaldas al salón que estaban organizando – debes ser de seguridad – escuchó él susurrar en su oído, haciéndolo estremecer – ohhh... Lo siento príncipe, no sabía que eras tan sensible. – dijo ella sonriendo, Aitor se volteó de inmediato a verla. – debes ser de la seguridad interna del club, porque los de seguridad nunca ayudan a los que atendemos, ustedes son como seres superiores o algo así – continuó ella caminando de nuevo hacia el salón.

Aitor pudo notar que aquella joven nunca habló con ninguno de sus compañeros de trabajo mientras estaba con la organización del lugar, excepto para recibir indicaciones o dar opiniones; cuando llegaron los de seguridad efectivamente nunca hablaron con ninguno de los jóvenes que se encontraban dentro del lugar preparando todo. La joven salió de un momento a otro del salón y cuando la vio de nuevo estaba con un trapero secando aparentemente agua que se habría derramado, al parecer era una chica pro-activa, cuando levantó la mirada descubrió a Aitor mirándola y le guiño el ojo con una tierna sonrisa y salió de nuevo del salón a regresar aquel trapero a su lugar.

Cuando todo estaba listo, todos los empleados se sentaron en un lugar vacío al fondo del salón, pero aquella pequeña joven no estaba con ellos, él la buscó con la mirada – que no vaya a estar metiendo droga aquí – se dijo para si y se puso de pie para buscarla, la pudo ver sentada en una esquina del fondo del salón donde daba poca luz, tenía las piernas cruzadas y llevaba audífonos, aparentemente escuchaba música de su celular, logró verlo y le hizo señas enérgicamente con la mano indicándole que se sentara junto a ella, él le señaló la barra y regresó allí, al instante llegó ella y se sentó junto a él. – ¿dónde te toca príncipe? – preguntó ella, él la miró sin entender la pregunta – aquí – respondió él, - te toca dentro, genial, podremos vernos seguido – dijo ella sonriendo sin parecer coqueta. Sus pies no alcanzaban el suelo y no dejaba de moverlos. – no hablas mucho ¿verdad? – preguntó ella – tú no hablas con tus compañeros – respondió él – no, no confío en ellos. – respondió al comentario levantando la mirada hacia el grupo de jóvenes sentados. – ¿porque hablas conmigo? – preguntó Aitor - porqué me inspiras confianza, - respondió ella con una sonrisa de lado. – gracias y ¿porque confías en mí? —interrogo de nuevo él sacando un cigarrillo - ¿fumas? – preguntó ella levantándose de un salto de la silla de la barra y con un gesto de decepción - ¿eres alérgica a la nicotina? – preguntó Aitor antes que se alejara. – no, soy alérgica a los girasoles y al ajonjolí, pero no me gusta el olor a cigarrillo. – respondió ella y se alejó al parecer de nuevo para el rincón del que había salido, él miro su cigarrillo como agradeciendo que la hubiera alejado, lo encendió y lo miró de nuevo, cuando estaba nervioso generalmente el cigarrillo lo ayudaba a calmar sus nervios.

Yaiza Villarreal tenía 17 años, trabajaba medio tiempo en una cafetería, el trabajo del club llegó gracias a la influencia de un conocido suyo. Ella vivía con su abuela después de haber perdido a su madre al nacer y desconocía quien era su padre, por lo que trabajaba para ayudar a su abuela, para su estudio ya que estudiaba los sábados en la mañana sistemas en un instituto; era una joven blanca, delgada, de ojos verdes, su cabello natural era castaño, pero siempre usaba colores temporales en él y no importaban las adversidades, siempre mantenía una sonrisa.

Anterior
             Siguiente
img
Contenido
Capítulo 1 1. LA LLEGADA Capítulo 2 2. EL GUARDAESPALDAS Capítulo 3 3. NO PODEMOS SER AMIGOS Capítulo 4 4. EL EGO HERIDO. Capítulo 5 5. LA MIRADA LO DICE TODO Capítulo 6 6. PROMETO NO MORDERTE
Capítulo 7 7. HÉROE
Capítulo 8 8. MÚSICA
Capítulo 9 9. SOLEDAD
Capítulo 10 10. EL COLOR DEL DOLOR
Capítulo 11 11. INCONDICIONAL
Capítulo 12 12. MIEDO A ESTAR SOLA
Capítulo 13 13. ERES FELICIDAD
Capítulo 14 14. CONFUSIÓN
Capítulo 15 15. ELLA ES MI AMIGA
Capítulo 16 16. EL NUEVO YO
Capítulo 17 17. LA VERDAD DETRÁS DEL ABANDONO
Capítulo 18 18. FRACASO
Capítulo 19 19. DESPIDIÉNDOSE DEL DOLOR
Capítulo 20 20. EL REGRESO DE LA MÚSICA
Capítulo 21 21. SIEMPRE SERÁS MI HÉROE
Capítulo 22 22. PRINCESA
Capítulo 23 23. HERMOSOS OJOS MIEL
Capítulo 24 24. CONOCIENDO LOS CELOS
Capítulo 25 25. CONOCIENDO TU HISTORIA
Capítulo 26 26. LA RENDICIÓN
Capítulo 27 27. CONOCIENDO EL AMOR
Capítulo 28 28. ACEPTANDO LA VERDAD
Capítulo 29 29. UN EXTRAÑO DOLOR
Capítulo 30 30. APRENDIENDO DEL AMOR
Capítulo 31 31. SECUESTRO
Capítulo 32 32. PAPÁ, PALABRAS QUE MUEVEN EL ALMA
Capítulo 33 33. LOS CUERPOS HABLARON POR ELLOS
Capítulo 34 34. QUIERO ESTAR CONTIGO EN LOS MOMENTOS DE TORMENTA
Capítulo 35 35. DESCUBRIENDO EL DESEO
Capítulo 36 36. MIEDO
Capítulo 37 37. APRENDIENDO A SER PADRE
Capítulo 38 38. RENUNCIA
Capítulo 39 39. BASURA
Capítulo 40 40. TODO POR AMOR
Capítulo 41 41. HILOS INVISIBLES
Capítulo 42 42. LA FAMILIA
Capítulo 43 43. LA PROPUESTA
Capítulo 44 44. SECRETOS
Capítulo 45 45. PROMESAS
Capítulo 46 46. NUEVA VIDA
Capítulo 47 47. RECUERDOS OLVIDADOS
Capítulo 48 48. ABUELOS
Capítulo 49 49. VERGÜENZA
Capítulo 50 50. PADRE E HIJA
Capítulo 51 51. ESTILO PADRE
Capítulo 52 52. HERMANOS
Capítulo 53 53. LA BODA ANTICIPADA
Capítulo 54 54. LA VERDAD DE LÍA
Capítulo 55 55. INTELIGENCIA PELIGROSA
Capítulo 56 56. DESPEDIDA DE SOLTERO
Capítulo 57 57. SERENATA
Capítulo 58 58. AMISTAD, AMOR Y DINERO
Capítulo 59 59. LA BODA
Capítulo 60 60. NOCHE DE BODAS
Capítulo 61 61. TRASPLANTE, LA PUERTA A UNA VERDAD
Capítulo 62 62. HUÉRFANOS
Capítulo 63 63. HIJOS, EL FINAL
img
  /  1
img
img
img
img