img Invasión: Sangre y Guerra Libro I  /  Capítulo 1 Prefacio  | 2.70%
Instalar App
Historia
img
Invasión: Sangre y Guerra Libro I
img img img
Capítulo 1 Prefacio
Palabras:356    |    Actualizado en:05/04/2022

El sol se ha mantenido oculto casi en su totalidad por quince años. Los rayos tenues pasan a través de una gruesa capa de humo morado. El cielo siempre es morado ahora, en varias tonalidades dependiendo de la hora del día, púrpura en la madrugada, lila al mediodía, violeta con vetas rosas en la tarde y negro en la noche.

Al principio se pensaba que con el tiempo la neblina iría desapareciendo, disipándose lentamente. Pero no fue así. Ellos la necesitan. Los recuerdos de un cielo azul y un sol amarillo naciendo en él, se atesoran en la memoria, a través de películas y fotografías, las pocas que quedan. Los intrusos, como algunos los llaman, son vulnerables a la luz solar directa. No los mata enseguida, pero sus habilidades se ven comprometidas, se vuelven débiles dando a los humanos una oportunidad. Una oportunidad opacada por una neblina que no desaparece. Las ciudades son solo la sombra de lo que solían ser. No hay niños jugando en los parques, ni autos transitando por las carreteras. No hay nada salvo abandono, muerte y caos.

Los líderes de los Vampiros se han dividido por zonas a lo largo del planeta. Hay uno en Londres, Nueva York, Roma, Buenos Aires y Berlín. Protegidos por Vampiros inferiores y Convertidos. Estos últimos son el eslabón más débil. De apariencia humana y no tan poderosos como los Originales. Son los encargados también de mantener a los humanos trabajando, seleccionando quiénes irán para los campos y cuáles para el matadero. Los campos en los que se mantienen vivas a las personas, no son más que unas granjas, lodazales llenos de inmundicia en las que son obligados a vivir. Salen solo para realizar trabajos de servidumbre y construcción. No existen muchas opciones, es eso o ser ganado, a los que desangran lentamente, alimentados de manera especial para obtener ciertos sabores de su sangre. Al principio la misión era salvar a tanta gente como fuera posible, pero ahora, es acabar con tanto de ellos como den las fuerzas. Es la guerra, siempre habrá muerte en la guerra, y esta, es una que la humanidad va perdiendo.

Anterior
             Siguiente
img
img
img