img ¿El marido cojo? ¡Un magnate misterioso!  /  Capítulo 1 La novia sustituta  | 0.51%
Instalar App
Historia
img
¿El marido cojo? ¡Un magnate misterioso!
img img img
Capítulo 1 La novia sustituta
Palabras:800    |    Actualizado en:17/11/2022

El coche de bodas minuciosamente decorado entró a una tranquila villa. Se suponía que debía ser un día feliz, lleno de diversión y risas, pero el ambiente era tan deprimente como un funeral.

Layla Reed mantuvo la mirada hacia el frente, con la barbilla alzada y la espalda erguida para intentar parecer fuerte y confiada. Recordaba lo que Alina Wallace, su madre, le había dicho antes de subirse al vehículo. "Si avergüenzas o deshonras a nuestra familia, echaré a esa anciana del hospital".

Estaba hablando de la abuela de Layla. Aunque ella y su abuela no compartían sangre, amaba a esa mujer con todo su corazón.

Hacía un mes, Layla había sido solo una chica de campo.

Pero unos hombres de negro llevaron a la policía a su casa y dijeron que ella era la hija de la familia Reed, desaparecida desde hacía muchos años, pues alguien se la había llevado accidentalmente después de su nacimiento. Sus padres acababan de descubrir la verdad y querían recuperarla.

Layla siempre había deseado conocer a sus padres y disfrutar de su amor. Como pensó que Dios finalmente había escuchado sus oraciones, se fue con los hombres hacia la villa de la familia Reed. Sin embargo, su corazón se hundió de decepción en cuanto conoció a sus padres biológicos, Alina y Jim Reed.

"¿Esta es la niña?". Alina la miró de arriba abajo y arrugó la nariz con disgusto. "Dios, mira su piel. ¡Es terrible! Hazle un tratamiento facial".

De inmediato, las criadas llevaron a Layla a una habitación para que se sometiera a tratamientos de belleza. La cómoda cama y el relajante masaje le dieron sueño; y justo cuando sus ojos se estaban cerrando para quedarse dormida, escuchó a las criadas susurrando entre ellas.

"¿Esta es la chica de campo? ¿La que se va a casar en reemplazo de la señorita Sandra Reed?".

"Sí, es muy miserable. Escuché que el hijo mayor de los Smith está lisiado y tiene mal genio. Ahora la familia Smith se encuentra al borde de la bancarrota. Están pidiendo dinero prestado de todas partes. La señora Reed no quiere que su hija sufra, así que ha traído a esta chica para que se case con él. Es la novia sustituta".

"Escuché que la señorita Reed está enamorada del hijo mayor de los Lawrence. ¿Es cierto? Entonces, ¿por qué el señor Reed no canceló el compromiso de una vez?", preguntó una criada.

"¿Eres tonta? El señor Reed valora lo que la gente piense de él por encima de todo. ¿Crees que cancelaría el compromiso para quedar en ridículo?".

Los ojos de Layla se abrieron de repente. La decepción se alojó en la boca de su estómago y la furia se apoderó de sus venas. Inmediatamente se puso de pie y caminó hacia la puerta.

Quería volver a su pueblo. Este no era su hogar. ¡No eran sus padres! La consideraban una sustituta, nada más.

No obstante, justo cuando salía de la habitación, encontró a Alina en la puerta. Como si hubiera anticipado su reacción, ella le lanzó un informe de diagnóstico.

"Míralo".

Layla frunció el ceño y lo agarró del suelo. Su corazón dolió cuando leyó el nombre.

Era su abuela. Había sido diagnosticada con infarto agudo de miocardio. Ya estaba en una etapa avanzada. El costo estimado de la operación era de quinientos mil dólares. Layla se quedó inmóvil. ¿De dónde obtendría tanto dinero?

"Si te casas con el hijo de la familia Smith en reemplazo de Sandra, pagaré el tratamiento de esa anciana".

Esa mujer, que decía ser la madre biológica de Layla, ni siquiera se molestaba en tratarla con amabilidad. No tardó en proponerle un trato, pues creía firmemente que ella haría cualquier cosa para evitar que su abuela muriera.

"Señora Smith, ya llegamos".

El coche de bodas se detuvo y la voz del conductor sacó a Layla de sus pensamientos.

"De acuerdo".

Rápidamente agarró el dobladillo de su vestido de novia y salió del vehículo. Desafortunadamente, se golpeó con el techo del auto. Cuando levantó la cabeza, notó que los sirvientes la estaban observando con mofa. Aflojando su agarre, los fulminó con la mirada, respiró hondo y avanzó.

Pero su tacón afilado pisó el dobladillo de su vestido y lo desgarró.

Layla perdió el equilibrio y cayó hacia atrás.

Con los ojos fuertemente cerrados, esperó a que su espalda chocara contra el suelo. Sin embargo, no sintió ningún dolor.

Layla abrió los ojos con suma lentitud y frunció el ceño cuando se encontró tendida en los brazos de un desconocido. Sus profundos ojos estaban fijos en los de ella.

El hombre se veía sombrío. Estaba en una silla de ruedas, vestido con un traje de bodas. Un pañuelo de seda blanca se asomaba por el bolsillo de su pecho.

¿Era Clark Smith, su futuro esposo?

Anterior
             Siguiente
img
Contenido
Capítulo 1 La novia sustituta Capítulo 2 Clark Smith Capítulo 3 El collar misterioso Capítulo 4 Dramático primer beso Capítulo 5 Desayuno Capítulo 6 La arrogante cuidadora Capítulo 7 Arrodíllate Capítulo 8 Expulsarlos de la villa Capítulo 9 El hombre infantil
Capítulo 10 Familia despiadada
Capítulo 11 El collar
Capítulo 12 El banquete
Capítulo 13 Disputa en el banquete
Capítulo 14 La verdad
Capítulo 15 Una codiciosa pariente
Capítulo 16 Aumento de sueldo
Capítulo 17 La malvada Sandra
Capítulo 18 Compromiso
Capítulo 19 Culpa
Capítulo 20 Buena solución
Capítulo 21 Preferencias de la madre
Capítulo 22 Ayudar a Layla
Capítulo 23 Un hombre testarudo
Capítulo 24 Pelea
Capítulo 25 Su prima
Capítulo 26 Carta de admisión
Capítulo 27 La familia Smith se declaró en bancarrota
Capítulo 28 La loca Sandra
Capítulo 29 Intereses ocultos
Capítulo 30 Encontrar un patrocinador
Capítulo 31 Un plan
Capítulo 32 La victoria preliminar
Capítulo 33 Una nueva forma de ganar dinero
Capítulo 34 Los nuevos gustos de Clark
Capítulo 35 La provocación de Myrna
Capítulo 36 La mujer molesta
Capítulo 37 Clark, su protector
Capítulo 38 La lujosa cena
Capítulo 39 Qué idiota
Capítulo 40 El rumor sobre Layla
Capítulo 41 Arresto policial
Capítulo 42 Me crees
Capítulo 43 Dormir en la misma cama
Capítulo 44 Clark no tiene buena salud
Capítulo 45 El verdadero culpable
Capítulo 46 Invitación
Capítulo 47 La sugerencia de William
Capítulo 48 La descuidada Cristina
Capítulo 49 Layla está en problemas
Capítulo 50 La ira de Clark
Capítulo 51 Seductor
Capítulo 52 El beso inesperado
Capítulo 53 Chismes
Capítulo 54 Aclarar el rumor
Capítulo 55 Casada
Capítulo 56 El anillo de bodas
Capítulo 57 Regreso a Enceville
Capítulo 58 Un encuentro inesperado con Alina
Capítulo 59 La humillación
Capítulo 60 El regalo
Capítulo 61 De regreso a su pueblo natal
Capítulo 62 Pedir dinero
Capítulo 63 Llorar en sus brazos
Capítulo 64 No podía dormir sin él
Capítulo 65 El acoso de Osiris
Capítulo 66 Inquietud
Capítulo 67 El collar
Capítulo 68 El plan de Dylan
Capítulo 69 Un encuentro con Vivian
Capítulo 70 Un nuevo trabajo
Capítulo 71 El contraataque de Layla
Capítulo 72 Lance
Capítulo 73 Una herida de bala
Capítulo 74 Inventar cosas
Capítulo 75 Vergüenza
Capítulo 76 El plan de Osiris
Capítulo 77 La trampa
Capítulo 78 Memoria confusa
Capítulo 79 Su primera noche
Capítulo 80 Despertar
Capítulo 81 No quiero volver a verte nunca más
Capítulo 82 Quién es él
Capítulo 83 Culpable
Capítulo 84 La molestia de Clark
Capítulo 85 La venganza de Sandra
Capítulo 86 El obstinado Clark
Capítulo 87 La discusión
Capítulo 88 El plan falló
Capítulo 89 El problema de Osiris
Capítulo 90 Otra vez Lance
Capítulo 91 La provocación de Fiona
Capítulo 92 Conocer a Lance
Capítulo 93 Dudas
Capítulo 94 Ven al lugar donde nos vimos por última vez
Capítulo 95 Siendo vigilada
Capítulo 96 Confrontación
Capítulo 97 Por qué no consideras estar conmigo
Capítulo 98 Sin besos ni abrazos
Capítulo 99 Cómo se ve Lance
Capítulo 100 Los boletos
img
  /  2
img
img
img
img