Instalar APP HOT

Leer Nadando a contra corriente gratis capítulos completos | Reseña del libro

Reseñas de libros Manobook.com 2024-04-19 18:47:50 30

Leer Nadando a contra corriente gratis capítulos completos | Reseña del libro

Sumérgete en la envolvente trama de "Nadando a contra corriente" de la autora Camille Lena, donde Graciela se ve envuelta en una encrucijada desgarradora. Una artimaña retorcida la arrastra a una noche con Armando Falcón en un hotel, desencadenando acusaciones de infidelidad que le arrebatan todo cuanto posee.

Mientras lidia con las consecuencias devastadoras de esta trampa orquestada en su contra, Graciela se enfrenta a Mariana, embarazada de Samuel, quien despliega una venganza motivada por celos y resentimientos tras el matrimonio de Graciela con Armando. A medida que los enredos emocionales se intensifican, Armando emerge como un faro de protección en la vida de Graciela, aunque sus intentos puedan dejarla vulnerable e impulsarla a esconder la verdad que la aflige.

A través de giros inesperados y emociones turbulentas, "Nadando a contra corriente" sumerge al lector en un torbellino de intriga, traición y pasiones prohibidas. Camille Lena teje una narrativa cargada de secretos ocultos y lealtades en entredicho, mientras Graciela lucha por mantenerse a flote en un mar de adversidades que amenaza con derribar su mundo entero. Acompaña a Graciela en su viaje de redención y autoafirmación, donde la lucha interna y externa se entrelazan en una danza peligrosa de amor, engaños y redención.

Es posible que también te gusten libros del mismo tipo que Nadando a contra corriente

Si te gustan las novelas románticas sobre Matrimonio por contrato, te recomiendo 6 libros similares a "Nadando a contra corriente"

Mi esposo multimillonario

La despampanante exesposa

El hombre perfecto llama a la puerta

Lee ahora

Lee ahora

Lee ahora

La segunda oportunidad en el amor

El camino a reparar tu corázon

Yo soy tuya y tú eres mío

Lee ahora

Lee ahora

Lee ahora

parte 1: la historia de Nadando a contra corriente

Le tienden una trampa a Graciela para que una noche duerma con Armando Falcón en un Hotel. La acusan de infiel y le quitan todo. Al mismo tiempo que tiene que lidiar con Mariana quien está embarazada de Samuel y trata de vengarse de ella por celos al haberse casado con Armando, quien en todo momento intenta protegerla, haciendo que Graciela se sienta débil e intente ocultarle todo por lo que pasa.

parte 2: personajes principales de Nadando a contra corriente

Femenino (Graciela): Graciela, una mujer atrapada en una trampa que la lleva a pasar una noche en un hotel con Armando Falcón, se ve acusada de infidelidad y despojada de todo por consecuencia. En medio de la confusión, debe enfrentarse a Mariana, quien embarazada de Samuel, busca venganza debido a celos provocados por el matrimonio de Graciela con Armando. A pesar de sentirse vulnerable, Graciela intenta proteger a Armando ocultándole los problemas que enfrenta.

Masculino (Armando Falcón): Armando Falcón, involucrado en la trampa que lleva a Graciela a situaciones complicadas, emerge como un protector para ella. Su relación con Graciela despierta conflictos, especialmente con Mariana embarazada de Samuel, quien busca venganza motivada por celos. A lo largo de la compleja dinámica entre los personajes, Armando intenta estar presente para Graciela, generando sentimientos encontrados en ella mientras busca protegerla y mantenerla a salvo de los conflictos y desafíos que enfrentan.

parte 3: el capítulo más popular de Nadando a contra corriente

Nadando a contra corriente Capítulo 13 No estoy interesado en un zombi

Cuando despertó al día siguiente, Graciela se apresuró a descender por las escaleras solo para encontrar que el conductor Esteban estaba en el primer piso. Armando no estaba por ningún lado.

—Buenos días, Señora Rangel. —La saludó él—. Antes de irse, el Señor Falcón me dijo que la llevara a comprar algo de ropa.

—De acuerdo. —Graciela asintió, pero estaba intrigada por dentro. «Si este hombre no está interesado en mi cuerpo, ¿Por qué es tan bueno conmigo?».

Después de desayunar, Esteban llevó a Graciela al centro comercial más grande de la ciudad. Dejó sola a Graciela para que comprara cosas y comenzó a buscar un lugar para estacionarse.

Pero Graciela seguía de luto por la muerte de su abuela. Se sentía adormecida al caminar dentro del centro comercial.

—Señora, estos son los diseños más recientes. Puede probárselo. —De repente escuchó una voz a su lado, sacando a Graciela de su estupor.

Sin darse cuenta, había entrado a una tienda de lujo y estaba junto a un perchero.

En ese momento, recordó su propósito de ir ahí, comprar algo de ropa para ella. Se obligó a animarse y estaba a punto de tomar un vestido de seda blanco como la nieve del perchero cuando una mano apareció de la nada y le quitó el vestido del perchero antes de que ella pudiera agarrarlo.

La dueña de la mano no consideraba que estuviese siendo grosera al ofrecerle a la persona a su lado el vestido que le quitó.

—¡Érica! ¡Mira esto! ¡Te verías hermosa en él!

Graciela se apresuró a girarse hacia la fuente del sonido y vio que algunas mujeres estaban eligiendo ropa a su lado.

Érica, quien estaba rodeada de dos mujeres, usaba el mejor vestido de Desiree y sostenía un bolso de mano Hermanyze. Parecía en extremo llamativa y extravagante.

—Hum… Está bonito. —Érica alabó el buen gusto de su amiga antes de sentir una penetrante mirada sobre ella. Se giró y vio que Graciela estaba de pie no muy lejos.

👉👉Haga clic aquí para leer más capítulos populares

Nadando a contra corriente Capítulo 14 Tu novia es problemática

—Encontrar un lugar para estacionarme me tardó mucho tiempo —le explicó el hombre. El hombre era nada menos que Esteban—. Señora Rangel, ¿le gusta alguna de la ropa que está aquí? Si no, visitaremos otra tienda.

En el suelo, Érica soportó su dolor y aulló:

—¡Que su aspecto no te engañe! ¡Tu novia es problemática! ¡Está mancillada!

Esteban ni siquiera la miró, solo veía a Graciela.

—Vamos, Señora Rangel.

Poco después salieron de la boutique.

Cuando Érica vio que ambos se iban con tanta facilidad, se enojó tanto que quiso gritar. Poco después sacó su teléfono y llamó a la policía. Sin embargo, el jefe de la estación no se encontraba y las cámaras de vigilancia de la boutique no estaban operando. Eso quería decir que en realidad no había registros del incidente y la policía no podía hacerle nada a Graciela sin pruebas.

«¿Solo la dejarán ir así?».

Mientras más lo pensaba, más se enojaba y al final dejó a sus amigos para ir a la Corporación Espectro.

Cornelio estaba repasando algunos documentos cuando escuchó que tocaron a la puerta. Cuando alzó su cabeza vio a Érica.

—¿Por qué estás aquí?

—Corne —se quejó ella. Se le acercó y se sentó en su regazo—. Acabo de ver a Graciela en el centro comercial. Le hablé, pero me hizo esto.

Érica se quitó su cubrebocas y reveló su rostro hinchado. A pesar de que había intentado ponerle una compresa de hielo, seguía inflamado y lucía horrible.

—¿Ella lo hizo? —Cornelio frunció el ceño.

—¿Recuerdas que te dije que alguien pagó la fianza de Graciela en la estación de policía? Me enteré de que ese hombre es el conductor de alguien. Tiene alrededor de treinta años… ¿No crees que recurra a tales métodos incluso si su familia está muerta? —asintió ella—. Le di dinero porque es mi amiga.

»Quería disuadirla de hacer esa clase de cosas para que no traicionara las expectativas que sus padres ahora fallecidos tenían de ella. Pero no solo no aceptó mi dinero, ¡sino que incluso me golpeó y me gritó!

👉👉Haga clic aquí para leer más capítulos populares

Nadando a contra corriente Capítulo 15 ¿Qué le está haciendo a mi cita?

Incluso después de escuchar los maliciosos comentarios de la gente a su alrededor, Graciela solo apretó sus rosados labios y tomó un vaso de champagne del pedestal de la mesa redonda.

Sabía que Cornelio era la causa de su tormento del hotel. En vista de la velocidad con la que las noticias se esparcían en línea, asumió que Cornelio también había ayudado a enardecer los ánimos de los demás.

Quizás todos en Ciudad Jazmín habían escuchado de su glorioso accidente. No obstante, sin importar lo mucho que lo explicara, nadie creería en sus palabras si solo ella las decía. Sería mejor si fingía que no los escuchaba.

Graciela le dio dos sorbos a su bebida. Sus ojos escudriñaban la sede. Se dio cuenta de que era un gran banquete. Casi todas las personas influyentes en el mundo de los negocios estaban ahí. Estaba agradecida de que el hombre la necesitara. Eso quería decir que ella era útil, lo cual le daría oportunidades para negociar con él.

No obstante, no estaba segura de la ayuda que necesitaba Armando.

Graciela se puso de pie en una esquina cuando entró al salón. Tenía la intención de permanecer desapercibida. A pesar de eso, muchos de los hombres le lanzaron miradas cínicas. Incluso alguien le dijo que le pagaría para que fuera su amante.

Esto causó que las mujeres a su alrededor la miraran y se sintieran aún más asqueadas. Había una mujer que no pudo soportarlo por más tiempo. Tomó una copa de vino tinto y se la arrojó a Graciela en el rostro:

—¡Eres tan asquerosa! ¡Lárgate de aquí!

Graciela cerró sus ojos ya que le había caído vino dentro de ellos.

Desde que era joven, a Graciela siempre la habían mimado y la habían alabado al ser la preciada hija de la familia Rangel. Era la primera vez que alguien le lanzaba vino tinto en un banquete. Ahora ya no tenía familia. Ya no era la muy respetada Señora Rangel y no tenía a nadie para protegerla.

Graciela solo la miró. Ya que no quería crear un conflicto con la mujer, se giró para tomar algunas servilletas de la mesa y justo en ese momento, vio que Cornelio llevaba de la mano a Érica mientras caminaban en su dirección.

👉👉Haga clic aquí para leer más capítulos populares