Instalar APP HOT

reseña del libro | ¿Mi hijo es tuyo?

Reseñas de libros Manobook.com 2024-01-01 00:00:00 352

reseña del libro | ¿Mi hijo es tuyo?

Descubre la intrigante historia de Anastasia Torres en "¿Mi hijo es tuyo?" escrita por Anna Wells. Después de sufrir traiciones brutales por parte de su hermanastra y mejor amiga, Anastasia es despojada de su inocencia en una noche desgarradora y luego se ve expulsada del hogar que una vez llamó suyo.

Cinco años después, Anastasia, ahora una exitosa diseñadora de joyas, se ve sorprendida por la entrada repentina en su vida de un apuesto y adinerado hombre que le propone matrimonio para criar juntos al hijo que comparten. A pesar de lo atractiva que pueda ser la oferta, Anastasia, hermosa, talentosa en su trabajo y madre de un niño encantador, se debate sobre cómo proceder. ¿Aceptará Anastasia la cercanía creciente entre su hijo y este nuevo hombre en su vida? ¿Optará por aceptar la propuesta de criar juntos al hijo... de ambos? Sumérgete en las complejidades del amor, la familia y los nuevos comienzos en "¿Mi hijo es tuyo?", donde los destinos se entrelazan de forma inesperada y emocionante.

La despampanante exesposa&rdquo

Leer ahora

Parte 1: la historia de ¿Mi hijo es tuyo?

Parte 2: personajes principales de ¿Mi hijo es tuyo?

Parte 3: el capítulo más popular de ¿Mi hijo es tuyo?

Parte 4: Recomendar 10 libros similares a "¿ Novela "¿Mi hijo es tuyo?"

Parte 1: la historia de ¿Mi hijo es tuyo?

la historia de ¿Mi hijo es tuyo?

Después de ser apuñalada por la espalda por su hermanastra y su mejor amiga, Anastasia Torres, es despojada de su inocencia por un misterioso hombre una desafortunada noche; más tarde, también es echada del lugar que solía llamar «hogar».

Cinco años después, Anastasia, quien ahora es una exitosa diseñadora de joyas, se lleva una gran sorpresa cuando un apuesto y adinerado hombre irrumpe en su tranquila vida y le ofrece tomar su mano en matrimonio y criar a su hijo entre los dos. A pesar de que esta oferta era tentadora y podría parecer el sueño de cualquier mujer, para ella no era así. Anastasia es guapa, la mejor en su trabajo y, además, tiene un hijo adorable, así que, ¿qué más podría necesitar? Definitivamente no un hombre que solo quiere estropearle las cosas, ¡no señor, eso jamás! Pero, ¿qué debería hacer cuando el nuevo hombre en su vida termina absolutamente encariñado del pequeño que parece ser una copia suya? ¿Lo aceptará y cederá a su oferta de criar juntos al hijo… de ambos

Parte 2: personajes principales de ¿Mi hijo es tuyo?

personajes principales de ¿Mi hijo es tuyo?

Anastasia Torres:

Tras una traición que la llevó a perder su inocencia y ser expulsada de su hogar, Anastasia emerge como una exitosa diseñadora de joyas en el transcurso de cinco años. Atractiva y talentosa, se encuentra con un giro inesperado cuando un hombre apuesto y adinerado entra en su vida ofreciéndole matrimonio y la posibilidad de criar juntos al hijo que comparten. Aunque esto parecería un sueño para muchas, Anastasia es firme en sus convicciones y no está dispuesta a dejar que nadie rompa su estabilidad, especialmente si solo busca complicar las cosas. Sin embargo, se enfrenta a un dilema emocional cuando este nuevo hombre muestra un profundo apego por el hijo que parece reflejarlo a él mismo.

personajes principales de ¿Mi hijo es tuyo?

Hombre misterioso (interpretado como el interés amoroso):

El apuesto y adinerado hombre que irrumpió en la tranquila vida de Anastasia es un individuo enigmático que se enamora profundamente del hijo que comparte con ella. Su encanto y riqueza lo hacen atractivo, pero su verdadero interés radica en formar una familia con Anastasia y ambos niños. A pesar de los desafíos y las dudas, su cariño hacia el niño, que refleja su propia imagen, podría ser un punto clave para ganar el corazón de Anastasia y lograr la reconciliación familiar que ansían.

Parte 3: el capítulo más popular de ¿Mi hijo es tuyo?

¿Mi hijo es tuyo? Capítulo 11 La rabia de Anastasia

—¡Sal de mi vista! ¡Estoy harta de verte la cara! —le gritó Anastasia a Helen, señalando a la puerta.

—¿Qué pasa? ¿El hombre no te satisfizo porque no era tan fuerte o apto? Será mejor que me trates con modales antes de que todos en la empresa se enteren de tu oscuro secreto. Si se esparce la voz, me pregunto cómo podrás seguir con tu carrera.

En seguida, Anastasia marcó por el intercomunicador y habló con Gabriela.

—Ven aquí, por favor. —En cuanto llegó su asistente, Anastasia señaló a Helen, quien estaba sentada en el sofá, y añadió con frialdad—: Esta no es mi invitada. Por favor, sácala de este edificio.

—¿Quién dice que no lo soy? Vine aquí porque quería tus servicios en diseño de joyas. —Helen se cruzó de brazos de manera altanera.

Sin embargo, ella no tenía remota idea de que el collar que estaba usando llamó la atención de Anastasia, quien entrecerró los ojos y miró más de cerca, pensando: «¿Cómo es que Helen lleva puesta mi obra maestra? ¿El collar está hecho a la medida o es una falsificación que parece auténtica?».

—Más vale que te vayas antes de que me hagas enfadar —le dijo Anastasia a Helen de manera descortés, levantándose.

¿Mi hijo es tuyo? Capítulo 12 La salida de Anastasia: Renuncia

—Compórtate, ¿sí?  —Elías le acarició la cabeza con suavidad.  En ese instante, Helen sintió que estaba en la luna, satisfecha de haberse ganado el favor de Elías.

A diferencia de Anastasia, Helen se sintió halagada por el repentino privilegio que llegó a su vida;  sin embargo, decidió dejar de insistir al instante debido a su temor por las consecuencias que podría generarle la codicia.  Además, esperaba ganarse el corazón de Elías con su carácter apacible.  Intentó ser lo más amable posible, ya que no tenía la buena apariencia que podía impresionar a un hombre.

Tras pensar que ganó la batalla, creyó que Anastasia sería despedida pronto y se tranquilizó.  En cuanto Helen se perdió de su vista, Elías tomó el teléfono y marcó por el intercomunicador:

—¿Diga?  —sonó la voz de Anastasia.

—Ven a mi oficina, ahora mismo —indicó el hombre con una voz que parecía enfadada.

Al mismo tiempo, Anastasia respiró profundo en su oficina, creyendo que su destino estaba sellado, preparándose para lo peor.  «Bueno, solo renunciaré y me iré de Burgués en el peor de los casos», pensó.

En seguida, ella tomó el ascensor hacia el octavo piso y se dirigió a la oficina del presidente, donde tocó a la puerta y entró.  Mientras tanto, Elías estaba sentado en su silla, desprendiendo un aura intimidante que llenaba el ambiente.

¿Mi hijo es tuyo? Capítulo 13 Una invitación a la exposición de joyería

Al pensarlo, Helen tomó su teléfono y marcó el número de Elías.

—Hola, ¿aún te duele?

—Elías, quiero ir a la exposición de joyería.   ¿Me podrías llevar?   —suplicó ella.

—¿Cuál exposición de joyería?

—Deja te muestro el video.

Helen colgó la llamada y le reenvió el video a Elías poco antes de recibir un texto breve que decía: «De acuerdo, yo te llevaré allí».

Helen gritó de la emoción, pero en el proceso se lastimó la mejilla hinchada.  Mientras se quejaba del dolor, comenzó a maldecir a Anastasia de nuevo:

—¡Eres una zorra, Anastasia!  Aunque seas una diseñadora de joyas, no puedes asistir a una exposición de joyería de alto nivel como esta.

Por otro lado, Anastasia se encontró con el mismo video en su oficina y se enteró por los demás invitados que se requería vestimenta formal para la ocasión;  de no ser así, no se permitiría el acceso.  Debido a esto, se preocupó, sin saber qué debería hacer porque no podía alquilar un vestido de gala decente.  Justo cuando Anastasia se mortificó por el código de vestimenta del evento, una llamada interrumpió su razonamiento, que resultó ser un número no identificado;  aun así, contestó el teléfono y dijo:

—¿Diga?

—Hola, ¿podría hablar con la señorita Torres?  Llamo de la tienda Ropa FH para informarle que nuestro cliente le acaba de reservar un vestido de gala para usted.  ¿Puede pasar por acá a probárselo más tarde?

—¿Un vestido de gala para mí?  —Anastasia se quedó atónita, pero al instante supo que fue Miguel quien se lo consiguió—.  Claro, más tarde paso.

¿Mi hijo es tuyo? Capítulo 14 El temor de Helen

Aunque la exposición de joyería tomó lugar en una sala privada con fuertes medidas de seguridad, los callejones y las calles que la rodeaban estaban repletos de guardias de seguridad que verificaban con cuidado la identidad de cada invitado al evento.

Mientras tanto, Anastasia soltó un suspiro de alivio cuando pasó el control de seguridad con su bolso de perlas.   Después de eso, estaba lista para disfrutar del privilegio que debe tener un invitado vip en el evento, ya que una portera la dirigió a la sala de banquetes.   Más tarde, Anastasia estaba en un salón grandioso donde podía ver filas de vitrinas, pero debido a que el evento no empezaba aún, los invitados pudieron disfrutar de un buffet

antes de tomar sus asientos.  Resultó que el asiento de Anastasia estaba en la sexta fila, un sitio que todos deseaban tener;  sin embargo, ella no tenía ni remota idea de lo afortunada que la consideraban, ya que ese asiento era de Miguel en un principio.

Mientras que los demás invitados llenaban poco a poco los asientos vacíos, Anastasia estaba sentada junto a un hombre de unos treinta años;  con su cabello brilloso y su atuendo de marca, parecía que no era un hombre ordinario.  En ese momento, él posó la mirada en ella, quien le pareció distinta a los demás, aunque había muchas otras damas hermosas por allí.

Parte 4: Recomendar 10 libros similares a "¿ Novela "¿Mi hijo es tuyo?"

Si te gustan las novelas románticas sobre Amor después del matrimonio, te recomiendo 10 libros similares a "¿Mi hijo es tuyo?".

1. ¡Quiéreme, por favor ! +18

autor: Laritaaa

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 Sinopsis.

0.  Sinopsis.

Ella vivía feliz trabajando en un pequeño local de noche donde no hacía más que atender los deseos de las personas importantes que asistían a esas fiestas .

Trabajaba de noche y estudiaba en el día como cualquier persona, tenía una beca importante para lograr cumplir la meta que sus padres querían en la carrera de administración.

Alejada de su familia empezó a trabajar a escondidas para mantenerse a flote en una ciudad desconocida y no todo era feliz para ella porque sentía que todo le costaba el doble.

Pero un día, discutiendo porque nadie le daba una explicación sobre su beca se cruza con una persona que hace que su mañana se termine arruinar .  Solamente tenía el trabajo, ya no más beca para estudiar y eso hizo que su vida caiga en picada hacía el fondo.

Él un empresario sumamente reconocido a nivel mundial por otorgar becas a las universidades que más necesitaban.  Dando pasantías para que trabajen en sus empresas, se cruza con ella y todo empieza mal .  No necesitaba nada porque todo lo que quería lo obtenía de alguna forma y así siempre fue su vida .

¿ Podrán sobrevivir a sus carácteres?

¿ Y sí después del odio nace el amor ?

Bienvenidos a una nueva historia romántica-erótica .  2021.  Comenten que los leo.

Me pueden encontrar en todas las redes como Laritaaa.

Leer ahora

2. Mi vientre... Tu herencia

autor: Alfonsina

Mi vientre... Tu herencia

Mi vientre... Tu herencia

Camila vivía con su madre enferma en una casa que necesitaba múltiples reparaciones, su empleo de mesera en una cafetería no le ayudaba mucho, pero se alegraba de tener como ganar algo para alimentos y algunas medicinas básicas para su mamá. Astrid siempre frecuenta la cafetería, se encuentra en una mesa pidiendo un servicio de café y le hace una propuesta extraña; «Necesito un hijo para mi esposo, él es multimillonario y muy importante, tiene unestéril, voy a pagar una buena suma de dinero, solo necesito tu vientre y que te embaraces» el niño, heredará todo lo que su marido posee. Camila conoce accidentalmente a Richard McIntyre, se enamoran a primera vista, sin saber que éste hombre y el padre del niño tienen un vínculo familiar, intrigas, odio y maldad te llevarán a amar ésta historia. Una historia de amor diferente, Camila al final tendrá que luchar por demostrar quién es el verdadero heredero de una dinastía poderosa.

Leer ahora

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 Extraña petición

Camila esa mañana no quería levantarse, le dolían los huesos, la cabeza, porque estaba con gripa, pero se volteó y vio a su madre durmiendo en una cama dónde solo cabía ella, e hizo el esfuerzo, se sentó en su cama y se obligó a levantar su cuerpo para ir a trabajar.

Con lo que ganaba apenas podía pagar los gastos de medicina y comida de su madre, por eso trabajaba en dos sitios diferentes para tener un poco más de dinero, no alcanzaba para mejorar la vivienda, se tenían que conformar con lo poco que poseían, una casucha destartalada, heredada de su padre fallecido, donde el techo tenía múltiples goteras cuando llegaba la lluvia.

Al llegar a la cafetería,le había advertido al encargado que no se sentía bien de salud, pero éste la miró y solo refunfuño diciendo:

— Vaya a atender la clientela, así entras en calor.

Ella resignada, no le quedó más remedio que obedecer, se dirigió a hacer sus obligaciones, pronto se olvidó de ella y se concentró en su madre, porque cuando pensaba en esa mujer que le había dado la vida, entonces le salían alas en los pies, y así lograr la mayor cantidad de propinas por servir las mesas de aquella  lujosa cafetería.

Tenían una asidua cliente del restaurante, siempre se sentaba en el mismo lugar y llegaba a la misma hora y ése día no era la excepción, allí estaba haciéndole señas para que ella se acercara.

Leer ahora

3. Que no se nos haga tarde

autor: DUNCAN DAN

Que no se nos haga tarde

Que no se nos haga tarde

Nadie sabe lo que tiene hasta que lo pierde. Esto fue el caso de Samuel, quien despreció a su esposa durante su matrimonio. Tessa le dio todo a Samuel. Pero, ¿qué obtuvo a cambio? La trataba como un trapo inútil. A sus ojos, ella era egoísta, repugnante y una mujer sin escrúpulos. Quería mantenerse alejado de ella en todo momento. Estaba feliz cuando se presentó la oportunidad de divorciarse. Sin embargo, su felicidad no duró mucho tiempo. Pronto se dio cuenta de que había dejado ir un tesoro de valor inestimable. Pero antes de que pudiera arrepentirse, Tessa ya logró pasar página. "Tessa, mi amor, sé que fui un tonto, pero aprendí mis lecciones. Dame otra oportunidad", suplicó Samuel con ojos llorosos. "¡Ja! Muy gracioso, Samuel. Siempre has creído que soy repugnante, ¿no? ¿Qué ha cambiado ahora?". Tessa se burló mientras lo miraba. "Entendí mejor, mi amor. Por favor, dame una oportunidad de reparar el daño que he causado. No me detendré hasta que estés de acuerdo". Con los ojos en llamas, Tessa le gritó: "¡Quítate de mi vista! ¡No quiero volver a verte!".

Leer ahora

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 Divorcio

El ruido sordo del papel resonó en la habitación.

Tessa Lopez vio cómo su marido lanzaba un acuerdo de divorcio frente a ella.

"Tu prima se ha despertado y le prometí que será mi única esposa mientras esté con vida.  Fírmalo, Tessa, para que finalmente terminemos con este matrimonio".

La expresión de la mujer no mostró ni la más mínima sorpresa.  Ya sabía que esto sucedería en el momento en que escuchó que su prima se había despertado.

"Todavía no me crees, ¿verdad?", preguntó mirándolo con amargura.

Samuel Pearson hizo una mueca.  "¿Por qué debería creerle a una mujer codiciosa y vanidosa como tú?  No hagas que te lo repita.  Firma el acuerdo y esta villa será tuya.  Eso debería ser suficiente para ti, ¿verdad?  Ya estoy siendo bastante generoso".

Tessa esbozó una sonrisa sarcástica.  ¿Realmente creía ser generoso con ella solo porque le daría una casa?

Entonces, agarró el documento y lo leyó.  Su firma ya estaba ahí.

Tessa sintió un nudo en la garganta y muchas ganas de llorar.

Sin embargo, se obligó a tranquilizarse.

"¿La abuela estuvo de acuerdo con esto?", preguntó volviéndolo a mirar.

"No confíes siempre en la abuela cuando todo está en tu contra.  Ella no te ayudará toda la vida", respondió Samuel con un tono frío.  "Sabes muy bien la razón por la que me casé contigo.  Ahora deja de ser codiciosa, o te odiaré aún más".

Leer ahora

4. Mi amor, no me dejes solo

autor: Mon

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 Renacimiento y divorcio

"Rachel, eres una maldita perra".

Estando medio dormida, Rachel Bennet de repente sintió que algo andaba mal, dado que, ¡no podía respirar!

Una vez que sus pulmones comenzaron a implorarle aire, su instinto de supervivencia se activó.  De inmediato, se llevó las manos a la garganta, tratando de defenderse de su atacante.

¡Bam!

De repente, la puerta se abrió de par en par y el mayordomo entró corriendo.  Su rostro palideció ante la escena que se estaba desarrollando frente a él, pero no perdió un segundo.  Se apresuró a acercarse a la cama y agarró el brazo del hombre, gritando: "¡Señor Sullivan!  ¡Señor Sullivan!  ¡Por favor, suéltela ahora!  ¡La está matando!".

"¡Ella merece morir!", exclamó el hombre, quien tenía una mirada desquiciada en sus ojos y apretaba los dientes con odio.

El mayordomo sabía muy bien que él no era capaz de detener al hombre físicamente, así que se arrodilló junto a la cama y comenzó a rogar por la vida de Rachel.  "Señor Sullivan, ¡por favor!  Si realmente la mata, su abuela se revolcará en su tumba.  ¡Ella no podrá descansar nunca en paz!".

Leer ahora

5. La Esposa Virgen del Paralítico

autor: Amaranthax

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 El comienzo.

—Maleducada.

—Paralítico— ambos se gritan y se miran con rabia.

Velozmente llega su tío Brandon y los reprende:

—Por Dios basta, Derek y Leah, me van a terminar de matar— de inmediato sostiene su pecho, como queriendo desmayarse.

—¿Tío estás bien?  —se le arrima Leah.  Mientras que Derek, hace lo mismo desde su silla de ruedas.

—¿Por qué se traten como perros y gatos?  ¿Si pronto se van a casar?

—Ya a este punto, no estoy tan seguro tío—manifiesta Derek muy molesto, accionando el remoto de su moderna silla de ruedas.

Derek Dixon es un joven apuesto, millonario y muy noble.  A quien la vida golpeó con severidad, hace cinco años a sus escasos veinticinco, tuvo un terrible accidente de auto donde sus padres, lamentablemente perdieron la vida, a causa de aquel fatídico incidente, el cual dejó al pobre Derek postrado de por vida, a una silla de ruedas en plena flor de su juventud.  Actualmente éste simpático galán, es uno de los CEO´S más jóvenes del país, a pesar de su condición, busca de ver la vida con entusiasmo, por lo que tiene una fundación sin fines de lucros, donde ayuda a personas de escasos recursos, con su misma condición de invalidez.

Se internaliza en su habitación Derek y rápidamente, llega el padre Matt el sacerdote del pueblo.  Es muy allegado a la familia, tanto así, que es el padrino de Derek.

Leer ahora

6. Bilionaire encantador

autor: amanda lagos perez

Bilionaire encantador

Bilionaire encantador

Me gustaba regalarte flores. Me gustó, porque sonrió como sonreiría una niña cuando recibe el regalo de Navidad más esperado. El acuerdo siempre era los viernes, cuando podíamos salir a cenar después de que yo llegara de la empresa, o cuando simplemente nos quedábamos en casa, disfrutando de las cosas que estábamos logrando mientras la empresa de mi tío, donde yo trabajaba, estaba subiendo en el mercado. . Fue una pena que ya no estuviera a mi lado para ver todo lo que había logrado. Habían pasado cinco años desde que ella se fue. Tan joven, tan hermosa. Todavía recordaba cómo recibí la noticia, cómo juré que mi corazón nunca volvería a latir. Yo estaba en la empresa, por supuesto. Como siempre ha sucedido en los últimos tiempos, y nuestro mayor motivo de discusiones. No exactamente peleas, sino discusiones. Isis no quería un marido rico, quería un hombre presente. Cuando nos conocimos, éramos simplemente estudiantes de derecho, idealistas y con ganas de un mundo mejor. De hecho, se sintió un poco decepcionada cuando abandoné la idea de convertirme en defensor público para ayudar a mi tío en su empresa de materiales de construcción, que había comenzado con unas pocas tiendas pequeñas y se había convertido en una de las marcas más importantes del sector. Nunca fue mi sueño, pero era un recién graduado y recién casado que quería formar una familia. Vivíamos en un apartamento de treinta y cinco metros cuadrados, todo desmoronado, y yo era ambicioso. La propuesta de mi tío para que lo ayudara cayó del cielo mientras estudiaba para los exámenes competitivos. Isis pasó la suya y yo me quedé atrás, porque nunca tuve tiempo de estudiar. Más que eso, comencé a disfrutar lo que hacía con mi tío y quería quedarme. Lo ayudé en contratos con socios, proveedores, en casi todo. No tuvo hijos, sólo dos sobrinos de exactamente la misma edad –yo, que era hijo de su hermano mayor, y mi primo, que era hijo de su hermana–, y ambos nos convertimos en su mano derecha. Y fue exactamente por el sueño de Isis que la perdí. De hecho, fue a la oficina del defensor público, tomó el caso de un hombre pobre, que fue acusado de matar a su jefe, y fue asesinado porque ella lo golpeó. Un disparo en el pecho es lo que la alejó de mí. Asesinado. La palabra todavía me parecía demasiado irreal. No era el tipo de cosas que les pasaba a dos personas normales. Con dos personas que se amaban y tenían planes para el futuro. Que estaban planeando tener hijos y… No – yo mismo interrumpí mis pensamientos. Podríamos hablar de ello, pero sabía que llevaría algún tiempo. Aunque ambos teníamos treinta y dos años, mi vida estaba demasiado centrada en el trabajo como para tener espacio para otra cosa que no fuera Isis. E incluso a ella sabía que la estaba descuidando. Nunca tuve la oportunidad de disculparme contigo por eso. Nunca tuve la oportunidad de decir adiós. De pie frente a su lápida, con los malditos geranios en mis manos, no podía ni llorar. Había pasado un tiempo desde que mis lágrimas parecían haberse secado. Y hacía tiempo que no iba al cementerio, pero era su cumpleaños, y nunca me lo perdí en esa fecha. 30 de abril. Hace cinco años fue el peor día del año para mí. Su muerte también, pero su cumpleaños.

Leer ahora

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 desanimarte

también, pero su cumpleaños...  le encantó.  A ella le gustaba celebrar, ya fuera con todos sus amigos –y tenía muchos– o solo conmigo, en una cena romántica.  El día de su muerte cayó un viernes.  Las flores que compré, como es nuestra tradición, nunca fueron entregadas, porque ella fue asesinada en el estacionamiento subterráneo de un edificio, donde había ido a visitar a la esposa de un cliente.  Así terminó su historia.  Nuestra historia.  Dejé las flores sobre la tumba, en silencio.  ¿Qué podría decir?  Ella no estaba allí.  Era solo una tumba, con los restos de lo que alguna vez fue mi esposa.  Me agaché, sólo para tocar su nombre, cerrando los ojos y respirando profundamente.  Estuve unos momentos allí y ya caminaba hacia la salida cuando sonó mi teléfono en mi bolsillo.  Era Fernando, mi primo, quien me llamaba.  — Sé dónde estás — fue lo primero que dijo, apenas se dio cuenta de que respondí.  - ¿Que quieres?  ¿Un aplauso por ser tan inteligente?  No es algo muy obvio saber qué día es.  — Ah, el humor del perro.  Típico.  Vamos, Mau, no vuelvas a casa a emborracharte solo.  Me voy de la empresa ahora y ya le dije a Luana que hoy no llegaré temprano porque te llevaría a algún lado.  — Vuelve con tu esposa.  No ganarás nada haciéndome compañía esta noche.  - Si voy.  Mi pequeño lugar en el cielo.  — Mi primo sabía ser un dolor de cabeza cuando quería.  — Voy a ese bar al que íbamos;  el de Copa, frente a la playa.  Esto es lo que necesitas. 

Leer ahora

7. Qué Gran Sorpresa

autor: Isidora

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 Quiero el divorcio

¡Ring!

De pronto, el sonido del aparato rompió el silencio de la habitación.  Patricia Sampson giró la cabeza y contempló su celular con una expresión confusa, entonces vio el nombre en la pantalla y respondió de inmediato, pues no quería que la llamada se cortara.  "H- hola...", ella no pudo evitar tartamudear al hablar, sintiéndose nerviosa.

Siempre que recibía una llamada de ese número se inquietaba.  y aunque la otra persona no podía verla, ella alisó su suave cabellera con las manos.

"Hoy vuelvo a casa", respondió un hombre del otro lado de la línea.

El corazón de Patricia dio un vuelco y pasaron unos segundos antes de que pudiera volver a la realidad: "¿Necesitas que haga algo?  ¿Se te antoja algo en especial de comer?  ¿Debo preparar algo más para...?".

"No".  El hombre pronunció esto con tanto desinterés que cualquiera pensaría que estaba hablando con un extraño y no con su esposa.

Aunque estaban casados, él siempre la había tratado así, por lo que Patricia estaba acostumbrada a su desdén.

Leer ahora

8. Un Nuevo Comienzo

autor: Val Sims.

Un Nuevo Comienzo

Un Nuevo Comienzo

Eden McBride pasó toda su vida siguiendo las pautas de la sociedad. Pero cuando su prometido la dejó un mes antes de su boda, Eden deja de seguir las reglas. Una furia insaciable es justo lo que recomienda el médico para su corazón roto. No, en realidad no era así. Sin embargo, era lo que necesitaba Eden. Liam Anderson, el heredero de la empresa de logística más grande de Rock Union, era el tipo perfecto. Apodado el Príncipe de los Tres Meses porque nunca estaba con la misma chica por más de tres meses, Liam había tenido una buena cantidad de aventuras de una noche y no espera que Eden sea nada más que eso. Cuando se despertó y la encontró con su camisa de mezclilla favorita, Liam comenzó a estar irritado, pero extrañamente intrigado. Ninguna mujer había abandonado su cama voluntariamente ni le había robado. Eden había hecho ambas cosas. Necesitaba encontrarla y arreglar las cuentas. Pero en una ciudad de más de cinco millones de habitantes, encontrar a una persona era como buscar una aguja en un paja. No se vieron hasta que el destino los volvió a reunir dos años después. Eden ya no era la chica ingenua que era cuando saltó a la cama de Liam; en ese momento tenía un secreto que proteger a toda costa. Liam estaba decidido a conseguir todo lo que Eden le robó, y no fue solo su camisa.

Leer ahora

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 Crush

"¿Podría alguien decirme por qué abandoné nuestro sofá perfectamente cómodo para venir a congelarme el trasero aquí?", preguntó Eden McBride al tiempo que volteaba a ver a sus tres amigas, quienes esperaban pacientemente con ella en la fila.

Ya había pasado más de una hora, pero la larga fila que serpenteaba alrededor de la manzana apenas se había movido.

De todos los lugares de reunión en Rock Castle tuvieron que elegir el Crush, uno de los clubes a los que resultaba más difícil acceder, especialmente durante los fines de semana, pues era cuando el DJ más popular de la ciudad se presentaba.

"¡Es para ayudarte a olvidar al tipo cuyo nombre no mencionaremos!", le respondió en voz baja Sienna, quien había sido su mejor amiga desde la escuela primaria.  Las cuentas de plástico transparente que colgaban de los extremos de sus largas trenzas degradadas tintinearon cuando volvió la cabeza para ver la mirada mortal de Eden.

En sus días 'malos', Sienna solía ser muy tierna, pero en un día bueno, como esta noche, lucía muy candente.  Los chicos que se arremolinaban desesperados por entrar al club evidentemente pensaban eso de la chica, pues apenas podían apartar los ojos de ella.

"Así es, Eden.  Ya te hemos dado suficiente tiempo para que estés deprimida", dijo Lydia mientras se tomaba una selfie y la publicaba en su Instagram.  En cuestión de segundos, su celular comenzó a sonar incesantemente con notificaciones de millones de admiradores.  Lydia era una YouTuber muy popular, cuyos videos de maquillaje la convirtieron en una auténtica celebridad en Internet.

Leer ahora

9. CEO e la mulher sexy

autor: amanda lagos perez

CEO e la mulher sexy

CEO e la mulher sexy

convirtiéndose muchas veces en una verdad absoluta. “La vida es demasiado corta para pasarla sufriendo” o “ella no querría verte feliz” fueron algunas de las que había absorbido para mí. Había pasado por un duelo hace cinco años, y durante al menos tres todos decían lo mismo, que era hora de superar lo sucedido. Tal vez sería fácil para todos decir eso, pero sólo aquellos que sufrieron sabían el tiempo necesario para empezar a mejorar en relación con eso. Pero después de tanto insistir, ahí estaba yo, viviendo intensamente mi soltería durante dos años. — Oye, Beto, mira esa pareja — le di un codazo a mi prima que estaba a mi lado en la barra y señalé a dos mujeres en un rincón del club que estaban hablando. — Precioso, pero hay que ver si van acompañados... — Esto lo podemos conocer de cerca. — Le di una palmada en el hombro con el dorso de mis dedos y comencé a tirar de él hacia la pareja que estaba hablando. — Hola.— Levanté la botella que sostenía, a modo de saludo. — Te vi al otro lado y pensé en ofrecerte un trago. Miré los dedos de las dos mujeres, que no llevaban anillo, y les sonreí aún más. Fue mi día de suerte. — Claro que puedes, querida — la rubia, que parecía más alta que la otra, le dio un pequeño guiño y una sonrisa de reojo, llena de picardía. A propósito golpeé mi hombro contra Beto, para celebrar a las chicas que habíamos encontrado, pero él no parecía muy feliz. — ¿Y por qué dos guapas como tú están solas en un club? — Me llevé la botella a la boca apenas hice la pregunta. — Todavía no habíamos encontrado a nadie que nos gustara. Miré a Beto que empezaba a hablar con la otra mujer, morena, muy bonita también. Mi primo a veces podía ser un poco severo y yo tenía que ser más firme al empujarlo hacia alguien, pero creía que con eso le iría bien. - ¿Y tu? Podría estar con algunos si quisiera... — Oh, ya estuve con uno esta noche, fue divertido — Le di una sonrisa de reojo, provocativa en la forma que sabía que les gustaba. — Entonces eres de esas celebridades que se hacen pasar por un semental de club… — también se llevó su propia botella a la boca, mirándome de reojo, con una muy exagerada intención de seducir. — Algunas personas me consideran así, pero yo diría que soy una persona libre, eso es todo. - Me gusta la gente así. — Pasó su lengua por la boca de la botella mientras me miraba. No juzgaría la forma en que solía mirarme, pero eso hace unos años no me habría emocionado en absoluto de hablar con ella. Pero como dicen, el tiempo cambia a las personas, y aquí estaba yo dándole una sonrisa de reojo, siendo –o fingiendo ser– seducido por su movimiento. — Entonces, ¿quieres bailar? — Señalé la pista de baile, donde varias personas saltaban a un ritmo donde era imposible distinguir la letra de la canción. Ella aceptó y nos dirigimos a la pista de baile, dejando nuestras botellas en la barra del bar. La música era atractiva e incluso ardiente, especialmente cuando tenía a una mujer sexy como esa bailando para mí. Estuvimos así por mucho tiempo, hasta que la jalé por la cintura, acercándola a mí. Su mano se detuvo en mi pecho y usé la mía para quitar el pelo que se le pegaba a la cara debido al sudor del baile. Sigilosamente llevé mi mano a la parte posterior de su cabeza, sin quitar nunca los ojos de su boca y me acerqué cada vez más. Cuando ella no retrocedió ni me contradijo, me tomé la libertad y fui a darle un beso, que fue rápidamente devuelto. La mujer me abrió la boca, recibiendo mi lengua en su boca, mezclando su sabor con el de la cerveza que había bebido. Antes de que pudiera terminar el acto, fui jalado bruscamente por detrás y como no me lo esperaba, esto me hizo alejarme de la chica que tenía su lengua en mi boca. Sí, todavía no sabía cómo se llamaba. Pero tomé nota mental de preguntar tan pronto como me deshiciera de quien me estuviera molestando en un momento sagrado como este. Pero tan pronto como me di la vuelta, la mujer a la que había besado esa misma noche estaba de pie con los brazos cruzados frente a ella y mirándome con cara de enojo, como si le debiera una satisfacción. — Hola… — Prácticamente grité para hacerme escuchar por encima de la música a todo volumen. Y sí, tampoco recordaba su nombre. Puse mi mano en mi cabeza, rascándome el cabello y sonriendo en un intento de ganármela. — ¿El agua que dijiste que ibas a beber y me hiciste esperar todas estas horas está en esa boca? Mujeres con síndrome de posesión. Te besas una vez y ella piensa que ya están juntos. Ese era el chico frente a mí.

Leer ahora

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 jefe de mi padre

mujeres hermosas como ellas a la vez.  Y por supuesto no fallaría en la misión.  Era bueno en lo que hacía.  Los vi mirarse y encogerse de hombros, probablemente imaginando la situación también.  Entonces les di un beso en cada mejilla y volvimos a bailar.  Podría decir que fue una especie de paraíso estar en mi lugar en ese momento.  Mi boca se sentía hinchada de tanto besar, con cada canción bailaba frente a uno, mientras el otro estaba detrás de mí, bailando también, y cada vez que uno era besado, el otro también lo quería.  Me estaba divirtiendo, eso era innegable.  Pero siempre que estamos en un buen momento alguien viene a estorbar, y esta vez fue Beto quien me dio un codazo, acercándose para hablarme al oído.  — ¿Qué haces, Edu?  - Me estoy divirtiendo.  — Levanté los brazos en alto, haciendo señas para enfatizar que esto era divertido.  Y un poco de alcohol también, no lo puedo negar, pero no lo diría.  — ¿Con dos mujeres a la vez, prima?  ¿Qué estás pensando?  - ¿En el momento?  ¿A cuál voy a besar ahora?  — Dejé escapar una risa de mi garganta.  — Edu, ¿quieres volver a casa?  Puedo tomarte.  ¿Ahora?  Estaba empezando mi noche.  Nada de casa.  Sacudí la cabeza moviéndome a un ritmo, o mejor dicho, a ningún ritmo, ya que no podía entender la música que sonaba, solo me balanceé para decir que estaba bailando.  — No quiero irme, estoy aquí mismo.  —Tú no eres así.  ¿Qué está pasando?  — Simplemente siguiendo el consejo que me dieron: disfrutar de mi vida, porque es corta.  Le di la espalda a Beto y jalé a las dos mujeres por los hombros.  Realmente yo no era así, no me reconocería. 

Leer ahora

10. Momento Indicado

autor: Monik.A.B

Momento Indicado

Momento Indicado

Soy Marcelo, el mejor amigo casi hermano de Lucia Meller, médico pediatra y pertenezco a una de las familias banqueras más importante del país, quién le hace la competencia a la dinastía Ziegermman. Estuve fuera del país por mucho tiempo ahora regrese con un objetivo, recuperar Daina, mi exnovia, la mujer que cambió mi mundo. Resulta que cuando decides amar a alguien y terminas con el corazón roto juras que jamás vas a cometer el mismo error dos veces, pero el destino es sucio e irónico y te hace conocer a la persona indicada en el momento incorrecto sin saberlo y terminas haciendo aquello que te hicieron ahora después de años decides buscar eso que dejaste ir. ¿Pero como hacerlo?¿como amar cuando se es lastimado? ¿como pedir perdón? ¿como decirle que la quiero de vuelta? ¿como hacer que confíe en mi? ella solo conoce al mujeriego, prepotente, desconfiado que jugó con ella para dejarla por muchas más y no al hombre que regreso con un solo propósito... ELLA. Novela registrada N ISBN 978-958-49-7482-2 Queda prohibido su adaptación, traducción o distribución sin autorización de su autor. ©Todos los derechos reservados ©All rights reserved

Leer ahora

👉👉Haga clic aquí para leer los capítulos más populares

Capítulo 1 Marcelo.  Inicio de todo

Hace 6 años...

- ¿Cómo pudiste hacerme algo así? , confié en ti, te lo dije;  te dije que me habían lastimado y que no quería volver hacer lastimada y tú me lo prometiste, ahora mira.  !  Dime algo!.

- Yo no sé que decir solo que no soy de una sola mujer.

- Eres un cínico, bastardo, mujeriego, mentiroso.  ¡¿Si no eres de una sola porque demonios simplemente no terminantes conmigo en vez de mentirme y hacerme la burla de todo el mundo?!.

- ¡Ya basta! , tú sabías que yo era de esta manera, tú te creaste un príncipe donde no lo hay, todo el mundo te lo decía tú fuiste quien no quiso escuchar.  Además, solamente unos poco lo saben con exactitud.

- Estábamos juntos y me decías que debía confiar en ti que los demás únicamente hablan, te lo pregunte tantas veces, ¡me lo negaste!.

- Deja la escena de dolida y mujer traicionada, todas ustedes son iguales de mentirosas.  Sí te engañé, me acosté con todas esas mujeres que decían en el hospital, en la universidad y las de por ahí también.  ¿Lo nuestro tampoco era algo formal ¿o si?

Leer ahora