Instalar APP HOT
Inicio / Romance / De secretaría a amor verdadera
De secretaría a amor verdadera

De secretaría a amor verdadera

5.0
40 Capítulo
2.7K Vistas
Leer ahora

Acerca de

Contenido

Después de la quiebra de su padre, Elizabeth Vizconde perdió todo. Para pagar las deudas y facturas, buscó un trabajo de tiempo parcial en el Club privado Paraíso. Por casualidad, se acostó con un gigoló acá. Pero porqué se topó con ese gigoló de nuevo en la oficina de su nuevo jefe??

Capítulo 1 La evaporación de cuento

Elizabeth Vizconde, la hija única del millonario Edwin Vizconde. Quería planear una fiesta en Paraíso, una discoteca que solo ofrece servicio a la clase superior.

—Quería organizar una fiesta para Lucia, algunas sugerencias?— Elizabeth preguntó al chico detrás del bar, era Oliver, joven barman de paraíso,estaba preparando para el trabajo por la noche. Elizabeth lo conoció desde la primera vez que entró al bar. Es un joven muy guapo con ojos azules, muy buena figura y muy popular entre las chicas. Ahora es un amigo leal de Elizabeth.

—Hum, suena bien. ¿Has preparado un regalo para ella?— el rubio la interrogó, llevando una leve sonrisa, sin dejar el movimiento de sus manos.

—Claro. es mi mejor amiga.— le contestó con orgullo la chica.

—Oye, Eli, sobre Lucia, quería..— hablaba con duda, Oliver se detuvo un rato sin fregar los vasos, su expresión llenaba de preocupación, parecía que quería decirle algo.

Pero la conversación se interrumpió por su fiances, David Ticiano. También provenía de una familia elegante, la familia Ticiano tenía un origen italiano, es un gigante en la industria de confección y de moda.

—Eli, perdón por llegar tarde— besó a la chica, separando a Oliver y ella por su cuerpo, es

obvio que no le gustaba su amigo.

—No seas celoso cariño, somos amigos, debes mostrar el respeto correspondiente a mi amigo.— También Elizabeth sintió la molestia por la desconfianza de su novio. La castaña miró a Oliver con disculpas, pero el joven solo le sonrió como si no hubiera pasado nada. Parecía que ya estaba acostumbrado por la actitud fría de David.

—Basta, no me gustan sus miradas amor.— David contestó con disgusto, tomó la mano de su novia y la besó. Claro que David tenía origen italiano, sangre de romances, a él le gustaba mucho cazar mujeres, es decir, era un mujeriego, en realidad Elizabeth no era su primera novia, pero la joven no creía que fuera importante.

Pero sus amigos no lo creen, es la otra palabra.

—Vale vale, estamos hablando asuntos importantes.— gruñó la joven, —hace días pregunté si tienes tiempo para la fiesta de este domingo, recuerdas? No tienes tiempo para asistir a la fiesta de Lucia, por eso estoy aconsejándome de Oliver. Deja de quejarte.—

—Una fiesta para Lucia? es que.. cariño, vengo a decirte que ahora tengo tiempo para participar en la fiesta.— mientras tanto su mano seguía gesticulando, verdadero italiano.

—Si? que buena noticia!— sin saber el pensamiento profundo del rubio, la castaña mostró su alegría sin esconder. Lucía era su mejor amiga, y David era su amor verdadero, Elizabeth siempre quería mantener una buena relación entre ellos.

Elizabeth disculpó a Oliver y salió con David, sintiendo que la mano estaba en el trasero, sería una noche sin dormir…

2 días después

—Eliz, gracias por la fiesta, y por todo!— Lucia siempre era simpática y amable.

Elizabeth era hija única, no tenía hermanos, señor Vizconde también solía ocuparse en los asuntos de empresa. Así que Lucia es su mejor amiga incluso una familia verdadera,emocionalmente me acompaña desde hace mucho tiempo. Quería hacer lo que quisiera.

—Feliz cumpleaños nena.— Le entregó el regalo a Lucia, siempre sabía a qué prefiere.

—OMG es un collar de la diseñadora Cristina!! Gracias eli!!Te amo!!— aparentemente su amiga estaba muy alegre por recibir esa joya limitada. No es fácil lograr un diseño personal de Cristina Jimenez, pero para la hija de Vizconde no es un problema en serio.

—De nada. Te amo también. Perdón, tengo llamada.— Salí de la habitación y contesté la llamada de Julio, el mayordomo de mi familia.

—¿Cómo estás Julio? todo sale bien?—

—Señorita,mala noticia, regresa a casa y no mira las redes sociales por favor, te explicará el señor..—

—Qué?— No entendí bien, al mismo tiempo oí los gritos de Lucia detrás de la puerta.

—Eli, mira esto!— Ella salió de la habitación también, se la acercó y le mostró su celular, es un reportaje de periodico.

¡El magnante vizconde se metió en problemas!

La caída de Mercurio moderno?

—No..No..tengo que salir, disculpa linda— se apartó de inmediato, Elizabeth tenía que encontrar a su padre!

—Hasta luego eli, deseo que todo saldrá bien..— Pero a Elizabeth no le dio cuenta de la sonrisa maliciosa de su mejor amiga en la oscuridad.

—Cuando podemos terminar el jodito compromiso?— El rubio joven se quejó y abrazó a Lucia, besando su cuello, como si fueran una pareja verdadera.

—Sé tranquilo y paciente cariño...—Dijo Lucia, la mejor amiga de Elizabeth.

— Ahora solo necesitamos esperar el fin del mito de la familia vizconde.Que emocionante!—

*

Despidieron de la entrance de Paraíso, Elizabeth condujo a la mansión en seguida. ¿Problema?¿bancarrota? ¿Está bien papá ahora? Llevando las preguntas y miedos, la chica entró en el cuarto de estudio de su padre. Sr. Vizconde estaba sentado en su silla, su médico personal estaba a su lado de pie, también Julio.

—Papá! ¿Estás bien? ¿Cómo va la empresa?— gritó la castaña y se le acercó de prisa, vio que la cara de su padre era pálida, parecía que tenía dificultad en respirar.

—Mi amor, perdón, arruiné tu fiesta.— Su padre intentó sonreír pero no podía, la expresión era amarga, llenaba de angustia. —¿Has visto las noticias? No te preocupes, nada importante, son disparates de los paparazzis. papá resolveré en seguida. Ahora solo necesitas seguir tus asignaturas de universidad–

.

—No me mientes papá!— se dio mucho miedo por las palabras, por instinto no creía que fuera igual como los casos que habían sugerido en el pasado. —Si es fácil de solucionar por qué estás tan pálido!—

El padre miró a Julio con disgusto. Pero Julio solo hizo una reverencia y salió del cuarto sin decir nada.

Después de unos minutos de silencio, Edwin empezó la conversación.

—Hija.. es que..cometí errores en los negocios.. es posible que se quebrará nuestra empresa. Disculpa, solo puedo insistir hasta que gradúes de la universidad.—

Como hija de comercio sabía que la vida no sería fácil por siempre, aunque mi padre se encontró con dificultades en los años pasados, por fin las superaron.

—¿Quién nos incriminó? ¿Cual hijo de puta?— Sabía que no fue culpa de su padre, pero no podía controlar los sentimientos sensibles.

—Elizabeth! Cuida tu boca!— Por sorpresa, su padre estaba enojado por mis maldecidos.

—¡No puedo aceptar! Si la empresa va a acabar, volveré con la mía! — Ella era sobresaliente de su carrera universitaria, finanza. Tenía la confidencia de hacer mejor que su padre en el futuro.

—No necesitas saber eso. Déjalo hija, es mi culpa.—

—Papá! Ya no soy niña ignorante!—gritando la castaña.

—Basta! Julio, lleva eli a su habitación! Necesito— hablando de mitad, el padre se desmayó frente a su hija única.

—Papá!—

—Señor!—

Seguir leyendo
img Ver más comentarios en la APP
Instalar App
icon APP STORE
icon GOOGLE PLAY