Instalar APP HOT
Inicio / Romance / ESCLAVA DEL MAFIOSO
ESCLAVA DEL MAFIOSO

ESCLAVA DEL MAFIOSO

5.0
52 Capítulo
26.7K Vistas
Leer ahora

Acerca de

Contenido

Robert Greco es uno de los hombres más buscados por toda Italia, pero no por su nombre, sino por su apodo de mafioso, el cual "BOSS" este era un hombre de unos 1.70 metros, apuesto, de cabello negro y ojos verdes, los cuales al mirarlos fijamente te envolvían y te hacían querer ver más y saber más sobre él, este lideraba una de las mafias más peligrosas de toda Roma, era extremadamente mujeriego y al mismo tiempo presumido y arrogante. Charlotte Rizzo es una mujer hermosa la cual no tenía una estable posición social, desde pequeña había superado muchas batallas junto a sus padres, al pasar de los años su padre abandono a su madre, luego de mucho tiempo su madre comenzó a sufrir de cáncer, el tratamiento de este era uno de los más costosos, la cual sin importarle que sacrifica su vida poniéndola en manos de la mafia que lideraba La bestia, Necesitaba dinero y a esta no le importaba de la manera en la que podía conseguirlos, solo deseaba salvar a su madre de aquella terrible enfermedad, La bestia accedió a prestarle el dinero para la operación de su madre, pero esta si no llegaba a pagar todo el dinero en tres meses debía de ser vendida como esclava ¿Cómo Charlotte pagara la deuda con aquella mafia? ¿Qué sucederá en la historia de estos dos? ¿Será vendida como esclava?

Capítulo 1 Capitulo 1: Abbondanza

Capitulo 1: Abbondanza

Robert Greco es un hombre de altura normal, ni tan alto ni tan bajo aproximadamente de unos 1.70 metro, apuesto, de cabello negro y ojos verdes los cuales al mirarlos fijamente te envolvían y te hacían querer ver más y saber más sobre él, su cuerpo era otra de sus cualidades geniales, pues está tenía un cuerpo envidiable para cualquier hombre, unos grandes pectorales y brazos además de un abdomen marcado y unas gigantescas y fuertes piernas otra de sus características era su sonrisa perfecta.

Robert frente a sus amigos más cercanos, sus familiares y además sus trabajadores era un hombre común y corriente al cual llamaban por su nombre pero para sus aliados y sicarios el nombre que utilizaban para llamarlo entre mafiosos y entre la policía era como "Boss" pues el gran y mencionado Boss tenía una doble vida, nunca nadie le había visto el rostro a este hombre pues siempre que hacía sus robos lo hacía de manera anónima o marcando su apodo "Boss"

Este se la pasaba todas las noches en un bar de los más prestigiosos de el país Italia y la ciudad de Roma llamado Abbondanza del cual Robert era dueño buscando grandes e importantes mujeres casadas para así enamorarlas, prometerles el cielo y las estrellas, luego cogerselas para así seguidamente sacarles información sobre las empresas de sus esposos y luego de tener de ellas la información que deseaba botarlas sin interesarle nada.

Este era un día común y corriente en dónde se encontraba Robert sentado en uno de los muebles de la zona VIP de Abbondanza, cómo era común se encontraba viendo a las strippers cómo movían su grande y curvilíneo culo y cuerpo frente al tubo.

— ¡Mesero dos tragos de Tequila por favor, de la manera más rápida posible! – Dijo Robert con un tono de voz alto y claro mientras subía su mano para que esté se diera de cuenta de quién se trataba.

Luego de eso coloco su mano en el espaldar del sofá en el que se encontraba y con una sonrisa muy picara miro hacia su lado derecho para así comenzar a dirigirse de manera coqueta a la chica a su lado.

— ¡Mucho gusto hermosa, te mandé a llamar pues al llegar aquí no pude dejarte de mirar, tu cuerpo, tu cara pero sobre todo tú cabello largo y negro llamo completamente mi atención! ¿Qué haces por estos lares? Y además ¿Cómo te llamas? – dijo Robert de manera dulce y romántica mientras miraba con mucha pasión a la chica a su lado – Disculpa hacerte tantas preguntas, pero es que en realidad me gustas demasiado.

— Gracias por decirme todas esas lindas cosas, mucho gusto mi nombre es Diana Rizzo y vine a tomarme unas copas, pues la verdad estoy celebrando que la empresa de mi esposo ha obtenido muchos inversionistas últimamente y ¿Que mejor forma que venir hasta Abbondanza a disfrutar la noche? Me han comentado muchas buenas cosas de este lugar. – Dijo está mujer mientras le extendía su mano a Robert de manera coqueta, además una sonrisa muy llamativa y pícara se asomaba en su cara.

Robert al escuchar lo que está le acababa de decir una sonrisa pícara y malvada se asomó lentamente en su rostro al parecer este había encontrado otra vil víctima para su récord de mujeres engañadas y engatuzadas por su rostro hermoso y perfecto además de su cuerpo envidiable.

— Oh qué genial, me alegra que hayas decidido venir a Abbondanza, este lugar es excelente y no es porque sea de mi propiedad lo digo, si no que la verdad mucho todos los días para así mejorar la atención al cliente los precios y muchas otras cosas más, pero enserio me pareces muy hermosa Diana por ende quisiera seguirte haciendo Miles de preguntas pero realmente no sabría si preguntar pues no sé si estés cómoda con esta charla ¿Te sientes cómoda hablando conmigo en este momento? – Dijo Robert de manera muy labiosa intentando entrar poco a poco al cerebro de esta su próxima víctima luego de eso su mano la llave hasta el hombro de esta mujer y lentamente la comenzó a acercar a su cuerpo esperando al respuesta de esta.

— ¡Pues si la verdad, me encantaría saber todo sobre ti y que tú sepas todo sobre mi! – Dijo está mujer de manera coqueta mientras sonreía al sentir la mano de Robert en su hombro – ¡Claro como amigos! ¿No!

— Exactamente como amigos. – Dijo Robert mientras miraba detenidamente sus grandes y pronunciados pechos.

Este luego de lo sucedido comenzó a utilizar su labia para sacarle información a esta además de obtener el premio mayor, lo que necesitaba su ego, cogerse a esta mujer para que así está aflojara mucha más información y pues porque además este era un lujo que a él le gustaba darse.

— ¡Me encanta hablar contigo! Eres muy elocuente, linda pero sobre todas las cosas muy carismática, vamos ya no se que más preguntas hacerte. – Dijo Robert de manera seria y pensativa mientras de la nada con su mano derecha comenzó a acariciar su barbilla – ¿Qué es lo que te gusta hacer? Además creo que ya me lo respondiste pero lo ignore ¿De que es la empresa de tu esposo? Me gustaría hacer mi propia inversión.

— Me encanta leer, me encanta ayudar a mi esposo en la empresa, me encanta cuidar a mi niño pequeño. – Dijo diana de manera fluida mientras tomo un segundo para pensar la segunda pregunta que este le había hecho pues ¿Por qué debería de responderla? – Mi esposo es CEO de unas de las empresas de tecnología llamada Tecnove pero..m ¿Por qué debería de interesarte? ¿Acaso yo no soy la que te interesa? – Dijo Está de manera muy agresiva.

— Si, disculpa la pregunta si te molesto, realmente solo quiero saber todo sobre ti y lo de mi inversión fue para alardear, lo siento. – Dijo Robert mientras de manera simpática coloco la mano de el en la pierna de esta hermosa mujer – Pero si, estoy muy interesado en ti, creo que lo suficiente para hacer esto.

Luego de decir lo que acabas de mencionar Robert rápidamente se acerco hasta la boca de Diana y comenzó a besarla de manera muy fluido y apasionada mientras no paraba de lentamente subir su mano por la entrepierna de esta mujer, pues tenía falda y en el lugar que se encontraban era oscuro, ninguna persona vería lo que este se encontraba haciendo.

Robert era rápido además muy inteligente y sabía meterse en la cabeza de las personas para así sacarle la información que necesitaba saber.

Seguir leyendo
img Ver más comentarios en la APP
Instalar App
icon APP STORE
icon GOOGLE PLAY