Instalar APP HOT
Inicio / Romance / La venganza de Adela cuando el amor se convierte en odio
La venganza de Adela cuando el amor se convierte en odio

La venganza de Adela cuando el amor se convierte en odio

4.8
143 Capítulo
90K Vistas
Leer ahora

Acerca de

Contenido

La venganza de Adela. Cuando el amor se convierte en odio es la historia de una joven hermosa y dulce felizmente casada con un hombre llamado Camilo Bertuchi quien es un empresario próspero y exitoso ellos llevan tres años de matrimonio ; precisamente el día de su aniversario de bodas Adela se entera de que está embarazada cuando va emocionada a darle la buena noticia a su esposo se encuentra que esté le está siendo infiel con Justine su mejor amiga en su casa y en la misma cama donde ellos duermen ;los amantes se burlan de ella que los escucha porque la puerta está entreabierta allí se enteró de que su marido defalcó a su padre llevándolo a la quiebra de su empresa lo que le provocó un infarto fulminante; la madre de Adela se entregó a la pena y murió la chica enfurecida le reclama a los dos hay una fuerte discusión y Camilo golpea salvajemente a su esposa. Él piensa que la mató; pero Adela volverá a tomar venganza les hará pagar todo el daño que le hicieron a ella y a su su familia. En este camino conoce a Anderson el verdadero amor. ¿Que pasará?

Capítulo 1 La traición

En el quirófano de una clínica los médicos hacen todo lo posible por salvar la vida de una joven mujer se trata de Adela Montesuma quien con apenas veintiún años recién cumplidos se debate entre la vida y la muerte.

—Se nos va doctor la frecuencia cardíaca está disminuyendo.

—Es un paro respiratorio.

¡Vamos mujer resiste! Dice el doctor mientras le hace fuertes masajes en el pecho. El sonido de los aparato anuncia que la joven falleció y una raya aparece en la pantalla no hay frecuencia cardíaca.

—No tiene pulso Doctor.

—Vamos a aplicarle electrochock; atrás todos un , dos , tres descarga. El facultativo y la asistente hacen el procedimiento el cuerpo se sacude ante el impacto todos aguardan el desenlace de esté caso rodean a la paciente ; Alguien los mira es Adela que contempla como yace su cuerpo pálido e inconciente.

—No me dejen morir ¡por favor! oigan ,oigan. Es inútil no pueden verme.

En ese instante una luz tan resplandeciente casi segadora inunda la atmósfera Adela camina hacia allá su rapidez le asombra es como si en lugar de caminar flotara; al final de esté alumbrado camino se encuentra con sus padres.

—Papá, Mamá ustedes están muertos ¿acaso yo morí también?

—Hola hija todavía no;estas en el umbral de la muerte. Dijo su mamá.

—Tienes que volver aún no es tu tiempo; tesoro tienes una misión no dejes que el culpable de nuestra desgracia quede impune solo así tu madre y yo podremos descansar en paz.

—Yo quiero quedarme con ustedes para que volver sino tengo a nadie que me ame.

—Tu historia no termina aquí al contrario apenas comienza de tí depende escribir buenos capítulos; pero lo más importante tienes que volver porque hay una persona que necesita de tí . Añadió su mamá

—Si regresate de esté modo nos ayudarás a trascender a la paz que sobrepasa todo entendimiento; no dejes que ese mal hombre te pudra el alma aplica la justicia de los hombres no te ensucies las manos con él no vale la pena. Expresó su padre.

—Los amo ustedes fueron los mejores padres.

—Nosotros también te Amamos. diJeron ambos al unísono.

Los médicos vuelven a realizar el mismo procedimiento y está vez la paciente reacciona.

—Se estabiliza doctor .

—Tiene una hemorragia.

—Hay que intervenirla.

—Vamos bisturí, pasame la pinza

—Pobre mujer perdió su bebé.

—Lo peor no es eso, está muy golpeada el útero no se contrae tendremos que extirparlo.

—Es una pena tan joven y no volverá a concebir.

—Salvar su vida es lo más importante ahora.

—Listo ya no más sangrado.

—Doctor el pulso es muy bajo y la frecuencia cardíaca va en descenso.

—Se nos va ; ¡mujer lucha! Tienes que vivir vamos. Dice el galeno mientras masajea su pecho con fuerza.

—No hay nada que hacer ¿hora de muerte?

—A las veinte horas con diez minutos.

—Haga el informe vamos ya se hizo lo que se pudo. Dijo el facultativo mientras salía acompañado de sus asistentes.

En el pasillo un hombre aguardaba acompañado de una chica muy elegante; ellos son Camilo el esposo de la fallecida y Justine una amiga de la joven pareja.

—Doctor dígame ¿ cómo está mi esposa?

—Lo siento su señora murió en la operación.

—Es dura está noticia pero tengo que aceptarla mi esposa me dijo en vida que donaria su cuerpo completo para estudios científicos y donación de órganos, ella no quería velorio ni sepelio.

—En ese caso vamos para que firme unos documentos autorizando lo que me dijo. ¿quiere ver el cuerpo de su esposa?

—No doctor ella vive en mi memoria quiero recordarla tal cual como era. Mejor vamos a firmar esos documentos y me voy estoy aturdido.

—Lo entiendo; es usted generoso y su esposa mucho más ella pensó en dar vida después de su vida.

—Así es doctor ; listo ya firme ahora yo me retiro Adiós.

Diciendo así Camilo y su acompañante se marcharon del lugar.

Minutos después dos de los médicos residentes hablan

— Oye es una pena lo de la joven que murió.

—Si causa aflicción ver partir a alguien a tan temprana edad. Por cierto dejé la carpeta en la habitación iré por ella espérame aquí vuelvo en un segundo.

El joven entro en la sala de operaciones y vió el cuerpo tendido con una sábana blanca por encima. Tomó la carpeta y escucho un quejido pensó que era su imaginación pero volvió a oirlo .

—uhm,unhm. Acompañado de una respiración agitada.

¡Qué rayos es esto! no puede ser enfermera llamé de inmediato al personal de urgencia está mujer

¡está viva!

—No puede ser clínicamente estaba muerta. Dijo el Doctor a cargo de la cirugía.

—Doctor Anderson por suerte usted volvió a entrar al quirófano de lo contrario la joven hubiese muerto vamos hay terminar aquí de limpiar y suturar.

—Está mujer volvió de la muerte. Dijo Anderson el joven médico .

—Tendremos que evaluar sino tuvo daño cerebral háganle una tomografía . Ordenó el Doctor en jefe.

—Se encuentra estable aunque todavía delicada de salud. Hay que llamar a su esposo.

—Doctor ya lo hicimos y no responde el teléfono.

—Siga insistiendo hasta que atiendan ése pobre hombre estaba devastado.Expreso el Galeno.

Mientras tanto en la casa de Camilo este celebra con Justine.

—Al fin te libraste de esa mujer sin gracia ahora a vivir lo nuestro. Fue más sencillo de lo pensé por suerte murió en la operación y no pudo hablar con nadie estamos salvados .

—Sí somos suertudos en la clínica no me interrogaron sobre lo sucedido ahora que ella pasó a mejor vida me queda todo el dinero para mi solito.

—Hiciste una buena jugada amor ven dame un beso que nombraste la palabra mágica dinero.

—Ya veo que eso es lo que te estimula a tí. Añadió él mientras la estrechó contra su pecho y le dió un ardiente beso.

—Vamos sigamos lo que estábamos haciendo cuando Adela nos interrumpió.

Detrás de la puerta de la habitación alguien escuchó toda la conversación y salió de la casa sin hacer ruido.

En su bufete el abogado de la familia Montesuma estaba merendando cuando su secretaria le aviso.

—Doctor Cifuentes lo busca una señora dice que es el ama de llaves de los Montesuma.

—Hagala pasar. Dijo el regordete abogado mientras masticaba unas donas y tomaba un café este hombre de edad madura había trabajado muchos años para los padres de Adela y le tenía cariño a la joven; todavía se encargaba de gestionar los documentos de su esposo.

—Mujer ¿viste un espanto? Vienes super agitada.

—Ay Doctor no puedo hablar del miedo.

—Respira profundo, ¡Cecilia trae un vaso de agua! Gritó el abogado.

—Aquí está doctor.

—Te puedes retirar; toma agua Claudia para que te calmes y me cuentes que te agobia.

—Es algo grave Doctor Ramiro pude oir al señor Camilo y a su amante decir que la niña Adela murió en el quirófano y que ahora ellos se quedarían con su dinero.

—Como así ¿Quién es la amante?

—La joven Justine amiga de la familia.

¿Y que le hicieron por qué estaba Adela en la clínica?

—No lo sé huí tan pronto como pude de esa casa.

—Lo primero es ir a la clínica a comprobar lo que oiste. Déjame llamar al centro médico o mejor vamos no hay tiempo que perder.

¿Y como sabremos a que clínica la llevaron?

—Tengo una vaga idea en meses pasados Adela Adquirió una póliza de HSM.

¿Y eso que es ?

—un contrato que cubre hospitalización seguro y maternidad en la mejor clínica de la ciudad; hemos llegado.Dijo el abogado mientras estacionaba el auto .

—Vamos a preguntar señor Cifuentes.

—Buen día señorita se encuentra recluida aquí la joven Adela Montesuma de Bertuchi.

—Si señor precisamente esto y llamado a su esposo y no responde.La señora se encuentra en terapia intensiva pase a hablar con el doctor que lleva el caso.

—Gracias yo me haré cargo de pagar la clínica y de avisarle al esposo.

—Déjeme anunciarlo para que pase a hablar con su doctor tratante.

—La señora viene conmigo vamos a pasar los dos .

—No hay problema dice el doctor que entre.

—Buenas tardes doctor somos parientes de Adela Montesuma.

—Tomen asiento la joven está delicada de salud la operamos y le sobrevino un paro respiratorio la dimos por muerta su esposo así lo cree hemos tratado de ubicarlo primera vez en años que veo algo así uno de los médicos residentes entró al quirófano y se dio cuenta que aún respiraba.

—No entiendo Adela es saludable ¿con qué patología ingresó?

—Fue golpeada brutalmente su esposo y una amiga la trajeron aquí ; no sé más nada.

—Yo me haré cargo de todo lo que haga falta no se preocupe doctor.

¿Podemos verla doctor?

—Sí pero pase una sola persona.

—Ve tu primero Claudia.

—Mi adelita ¿por qué te hicieron esto? Lloraba la vieja ama de llaves.La chica lucía pálida y estaba conectada a varias máquinas abrió los ojos y vio a la señora.

Seguir leyendo
img Ver más comentarios en la APP
Instalar App
icon APP STORE
icon GOOGLE PLAY