img Solo me interesas tú  /  Capítulo 5 Las mentiras de los maestros  | 1.67%
Instalar App
Historia
Capítulo 5 Las mentiras de los maestros
Palabras:1161    |    Actualizado en:18/10/2022

De repente, la mujer entró a la casa con un vestido elegante y un maquillaje exquisito, pero tenía una expresión gélida en su rostro.

Se llamaba Julie Jenkins y era la madre de Vivian. Mientras miraba a su alrededor, entrecerró los ojos al ver una escena desagradable.

En el momento en que vio un tazón de palomitas de maíz en la mesa de centro y algunos restos de comida en la alfombra, puso mala cara y sintió como si allí viviera una persona salvaje y sin modales.

"¿Fuiste tú?".

Al notar la molestia en el tono de Julie, Lily entró en pánico y decidió inculpar a otra persona. Después de todo, ella no quería provocar la ira de la familia Jenkins. "No, señora... no fui yo. Fue Maria quien dejó este desorden".

Al escuchar ese nombre, la mujer recordó que ahora había una nueva hija en el hogar de los Jenkins.

"¿Ella dejó su basura allí como si nada? ¿Dónde está esa chica?".

El rostro de Julie se ensombreció y su rabia creció aún más. En ese momento, su primera impresión de la nueva hija adoptiva se hizo añicos en un segundo, solo por las mentiras egoístas de la criada.

Seguidamente, Lily dijo tartamudeando: "Señora Jenkins, después de comer y dejar allí las palomitas... Maria dijo que saldría a pasear".

La mujer sacudió la cabeza con desaprobación y no quiso escuchar más. Luego miró a su esposo, con cara de reproche. "¿Estás escuchando eso? ¿Cómo se atreve esa niña a salir sola tan tarde en la noche? Bill, ¿realmente pensaste muy bien esto? ¡Esa chica que recogiste puede convertirse en la desgracia de nuestra familia!".

El hombre, con evidente molestia, suspiró y asintió. "Está bien. Le estableceré algunas reglas básicas para ella. No puede hacer lo que quiera como en el campo".

Después de intercambiar algunas palabras más para expresar su decepción con respecto a Maria, la pareja subió a su habitación en el segundo piso.

"¡Oye, Lily! No olvides cocinar ese plato de fideos para mí la próxima vez, ¿de acuerdo?".

Esta vez fue Vivian quien habló, antes de regresar también a su habitación en el tercer piso.

Mientras tanto, a la orilla del río, el paisaje era realmente hermoso. Las luces punteadas brillaban sobre el río y el sonido de la corriente de agua era muy relajante.

El lugar era una exclusiva zona de villas lujosas y de alta categoría. Aunque era su primera vez en un entorno como ese, Maria no se preocupó por su seguridad.

La familia Jenkins ignoraba que, además de su computadora portátil ensamblada por ella misma, Maria también tenía un celular.

Era de color negro y, al igual que su laptop, no tenía ninguna marca. En realidad, parecía un celular de imitación muy barato que seguramente compró por dos dólares en cualquier tienda de segunda mano.

Pero, a pesar de no ser de ninguna marca reconocida, en cuanto a funcionalidad y seguridad, ese celular se equiparaba con casi todos los disponibles en el mercado.

De hecho, todos los hackers de nivel superior de Heaven recibieron ese mismo celular tan especial para poder usarlo en sus trabajos. A través de ese aparato, podían acceder a la información más recientes en la base de datos de Heaven en cualquier momento.

En ese preciso instante, mientras Maria disfrutaba del paisaje tan tranquilo, de repente abrió su celular y envió un mensaje al chat de los miembros de Heaven.

Solo escribió una oración, pero instantáneamente causó un revuelo inimaginable. "A partir de ahora suspenderé mis servicios de momento".

"¡¿Qué?! Pero... ¡Maestra M! ¿Por qué dejarás el trabajo? De hecho, acabo de recibir un pedido importante de una de las empresas principales y más importantes del mundo. Ellos necesitan reconstruir su red interna. ¡Contaba con que tú pudieras hacerlo! ¡En realidad nadie ha querido aceptarlo porque este trabajo es muy demandante y a la vez exigente!".

"Obviamente esta decisión es solo temporal, ¿cierto? ¿Cuándo regresarás?".

"Yo también tengo muchos clientes que solo preguntan específicamente por ti, Maestra M".

"No sé... Todo esto me parece tan repentino. Déjame adivinar... Maestra M, ¿acaso te has enamorado de alguien? ¡Vaya tipo tan afortunado!".

Desde el principio, la única información que Maria les dejó saber a los miembros del grupo fue su género. Aparte de eso, su identidad era un completo misterio para todos.

"¿Qué están diciendo? Recién salí de la escuela secundaria. Todavía no tengo tiempo para cosas superficiales como el amor. Incluso, existe la posibilidad de que ni siquiera continúe estudiando en el futuro. Acabo de mudarme a Sheffield para comenzar una nueva vida aquí".

A Maria no le gustaba que le mintieran, así que tampoco tenía intención de hacerlo ella.

Sin embargo, no porque ella dijera realmente la verdad, eso garantizaba que todos le creyeran. De hecho, la mayoría pensó que lo que dijo era solo una excusa.

"¡No lo puedo creer! Maestra M, pero esto es demasiado. ¿Acabas de decir que recién te graduaste de la escuela secundaria? Entonces, ¿quieres decir que yo, un doctor graduado en una prestigiosa universidad, hace tres años fui derrotado por apenas una estudiante de secundaria en la competencia de piratería de Heaven? ¡Es simplemente humillante!".

"Un momento, ¿acaso Maestro Night no hizo también lo mismo la última vez? Dijo que dejaría el negocio, porque fue hospitalizado debido a un accidente automovilístico y que necesitaba algo de tiempo para recuperarse".

"¡Cierto! ¡Yo recuerdo eso! Al día siguiente de que él anunciara su supuesto descanso, un hacker extranjero nos atacó. Pero de la nada, él apareció enseguida y le hizo frente sin mucho esfuerzo. ¡Si no fuera por ese hacker, hubiésemos caído en la brillante trampa de Maestro Night!".

"¡Es cierto! ¡Era de esperarse que incluso para mentir, los mejores maestros sean también muy buenos!".

"¡Qué gracioso! También pienso esto: a veces las mujeres pueden tener problemas con su edad. ¡Algo así como siempre tienen dieciocho años! ¿Estoy en lo cierto, Maestra M?".

Mientras Maria leía los mensajes del chat, solo podía sacudir la cabeza ligeramente y dejó escapar una ligera sonrisa. Aunque no tenían ningún acercamiento o relación a otro nivel más personal, los demás miembros del grupo la hicieron sentir bien, respetada y que formaba parte de ellos.

"Bienvenida a Sheffield".

Rápidamente las cejas de María se fruncieron ligeramente cuando recibió un mensaje privado.

Al ver quién le había escrito, resultó ser de Night.

Al igual que ella, él era uno de los hackers de nivel supremo de Heaven, mejor conocido como Maestro Night.

"Ah, gracias". Pero, después de pensarlo mejor, a la chica le pareció muy extraño su mensaje. Entonces, agregó: "¿Eso significa que tú sí me crees? Porque ninguno de los otros lo hace".

Mientras tanto, en la residencia de la familia Wilson en Sheffield, un hombre en silla de ruedas sostenía también en su mano un celular negro como el que usaban los hackers de Heaven.

Enseguida le envió otro mensaje a Maria.

"Sí, claro. Creo todo lo que dices".

Anterior              Siguiente
img
Contenido
Capítulo 1 La adopción Capítulo 2 Maestra M Capítulo 3 Un nuevo hogar Capítulo 4 Los fideos Capítulo 5 Las mentiras de los maestros Capítulo 6 La criada cruel Capítulo 7 Incriminada Capítulo 8 El trabajo del maestro Capítulo 9 La imitación
Capítulo 10 Vincent Geoffrey
Capítulo 11 Anthony
Capítulo 12 La trampa
Capítulo 13 Una cita
Capítulo 14 El Hotel Jade
Capítulo 15 Viste todo
Capítulo 16 Confirmar la relación
Capítulo 17 Yeez Entertainment
Capítulo 18 Es mi hermana mayor
Capítulo 19 Mia
Capítulo 20 La ganadora a mejor actriz era una fanática loca
Capítulo 21 Un malentendido
Capítulo 22 El director
Capítulo 23 En la audición
Capítulo 24 El director está muy disgustado
Capítulo 25 La audición de Vivian
Capítulo 26 Cuánto tiempo quieres que espere
Capítulo 27 La audición de Maria
Capítulo 28 Ella es Mia
Capítulo 29 Ataque de narcolepsia
Capítulo 30 Christopher Carter
Capítulo 31 Interrogatorio
Capítulo 32 Pedir ayuda
Capítulo 33 Patricia Hughes
Capítulo 34 Invitación a la fiesta
Capítulo 35 La influencia de Patricia
Capítulo 36 Una charla con Maria
Capítulo 37 Cocinar para Julie
Capítulo 38 Una libra de harina
Capítulo 39 La verdad y el castigo
Capítulo 40 Las dos son iguales
Capítulo 41 Asistir a la fiesta
Capítulo 42 Cállate
Capítulo 43 La llegada de Anthony
Capítulo 44 Su enojo
Capítulo 45 En la fiesta
Capítulo 46 Quiero ser la mejor amiga de la mejor actriz
Capítulo 47 Una hermana despiadada
Capítulo 48 Por qué estás aquí
Capítulo 49 Olvidó la letra
Capítulo 50 Patricia es la mejor
Capítulo 51 Invitó al maestro superior
Capítulo 52 La edad de Maestra M
Capítulo 53 El director
Capítulo 54 El nuevo trabajo de Maria
Capítulo 55 Los miembros del equipo
Capítulo 56 Pido disculpas en nombre de mi hermana mayor
Capítulo 57 Por favor, perdonen a mi hermana mayor
Capítulo 58 Compra tu propia bebida
Capítulo 59 La bondadosa Vivian
Capítulo 60 La directora jefe
Capítulo 61 Pregúntale a la señorita Jenkins
Capítulo 62 Tomar el timón
Capítulo 63 Yo también lo entendí mal
Capítulo 64 La llegada de Patricia
Capítulo 65 Dónde están tus modales
Capítulo 66 La portavoz
Capítulo 67 El despido de Maria
Capítulo 68 Dudas
Capítulo 69 Soy su hombre
Capítulo 70 Un fanático
Capítulo 71 El tónico
Capítulo 72 El tónico no es caro
Capítulo 73 El gran director
Capítulo 74 Darse aires de grandeza
Capítulo 75 Los echaré personalmente
Capítulo 76 Nadie conoce a Mia mejor que yo
Capítulo 77 Usted no está calificado
Capítulo 78 Día de visita
Capítulo 79 El almuerzo
Capítulo 80 Maria es la directora
Capítulo 81 Ella no le debe nada a la familia Jenkins
Capítulo 82 Una cena especial
Capítulo 83 Mandy Hayes
Capítulo 84 No es una persona cualquiera
Capítulo 85 Lanzar un ataque
Capítulo 86 Fue construido por Maestra M
Capítulo 87 Ella es Maestra M
Capítulo 88 Familia y extrañas
Capítulo 89 Fanática del juego
Capítulo 90 El Maestro Darren
Capítulo 91 Ignorarla
Capítulo 92 Boletos VIP
Capítulo 93 Él era un novato en ese entonces
Capítulo 94 No presumas de ello
Capítulo 95 Ella tiene boletos VIP
Capítulo 96 Entradas gratis
Capítulo 97 Suposición falsa
Capítulo 98 Una tía malhumorada
Capítulo 99 Una lengua afilada y un corazón bondadoso
Capítulo 100 La reacción de la familia Jenkins
img
  /  3
img
img
img
img