img La esposa comprada  /  Capítulo 2 La han reducido a una sirvienta  | 0.63%
Instalar App
Historia
Capítulo 2 La han reducido a una sirvienta
Palabras:1152    |    Actualizado en:25/06/2021

Antes de que Melina pudiera recuperarse de su miedo, el la empezo a besar como loco. Joseph la besó apresuradamente, luego la besó ferozmente. Brutalmente, como si fuera su eterna enemiga,claro eso era el amor de su vida se mato por su culpa.

Pensando en Anna Lin su sonrisa, sus lágrimas y el puchero que hacia cuando estaba enojada, al pensar en todo esto le dolió el corazón. Hoy, ni siquiera la vio por última vez. Este sería el mayor arrepentimiento de su vida. Y este arrepentimiento fue todo gracias a esta mujer.

Pensó que nunca volvería a verla, que nunca podría llevarla a dormir, nunca tuvieron intimidad, y eso hacia que le doliera aún más el corazón.

Melina miró a Joseph en estado de shock y miedo. Al mirar al hombre que parecía haberse vuelto loco, el miedo brotó del fondo de su corazón. Sin embargo, luchar era una reacción instintiva cuando la vida o la seguridad de una persona estaban amenazadas. Melina luchó, queriendo alejar al hombre de su cuerpo, ella estaba tan sorprendida que ni siquiera podía hablar. Lo único que podía hacer era usar su pequeña mano para golpear el cuerpo de Joseph frente a este cuerpo alto, sus actos fueron reprimidos por oleadas de miedo.

Al ver el miedo y el pánico en los ojos de Melina, una sonrisa cruel apareció en el rostro de Joseph Sus ojos estaban llenos de una sensación de venganza. Levantó la mano y le pellizcó la parte inferior de la mandíbula, haciéndola mirar directamente a él.

Juró que su cuerpo, su espíritu, su autoestima, todo sería pisoteado y destruido. De ahora en adelante, su dolor era su felicidad. Quería mantenerla viva en este mundo. Quería que ella viviera en el lugar más profundo y oscuro de este mundo. Para hacerla arrepentirse de su decisión desde el principio.

Joseph rasgó su vestido de novia blanco como la nieve en estado de shock, luego presionó su cuerpo musculoso hacia abajo con fuerza.

Presionó sus manos contra su cuerpo, obligándola a dejar de luchar.

Melina se sorprendió cuando vio a Joseph cuyos ojos se habían vuelto de un rojo loco. Sintió que había visto un diablo. Las lágrimas rodaron por sus ojos. Melina se mordió los labios y dejó de luchar.

A sus quince años:

"Melina Xi, debes casarte conmigo en el futuro. ¡Solo puedes casarte conmigo!"

"¿Quién dijo que me iba a casar contigo?" Melina empujó a Jeremy Xiang y corrió tímidamente por el camino bordeado de árboles de la escuela.

A los dieciocho años:

"Melina Ximena, ¿cuándo te vas a casar conmigo?"

Melina enterró su rostro en los brazos de Jeremy Xiang, con el rostro rojo dijo: "Cuando me gradue de la universidad, ¿qué tal?"

A los veinte años de edad:

Estaba a punto de graduarse, pero no esperaba noticias de su salida del país. Él se retiró silenciosamente de su mundo, su hermosa apariencia desapareció silenciosamente sin dejar rastro ...

Jeremy Xiang, mi amado, ¡adiós!

Después de lo que pareció un siglo, Joseph se levantó con una sonrisa sínica y satisfecha en su rostro y entró al baño.

Melina miró inexpresivamente al techo. Ya estaba insensible al dolor y su corazón era como brasas moribundas. Estaba predestinado que ella nunca volvería a tener nada que ver con aquel amor.

Debajo de ella, habia varias manchas de sangre en el vestido de novia...

Al día siguiente, Melina se despertó con el viento frío que entraba por la ventana. El viento frío se mezclaba con la leve fragancia de las flores, pero no estaba de humor para disfrutarlo.

Melina movió su cuerpo, su cuerpo se sintió como si se hubiera desmoronado. De repente, sintió un dolor agudo. Miro manchas verde oscuro y le recordó lo que pasó anoche. Soportó el dolor y tiró de una toalla blanca para cubrir sus heridas, luego caminó hacia el baño. Sin embargo, después de solo unos pocos pasos, Melina se sintió atraído por una gran foto en la habitación. Un lado de la habitación estaba cubierto con una pared de fotografías del tamaño de una pared, y la persona en las fotos no era otra que Anna Lindo.

Ella estaba de espaldas al océano azul, y la brisa del mar le levantaba el pelo largo y liso. Aunque estaba de espaldas a la luz del sol, no detuvo la dulce sonrisa en su rostro. Esa sonrisa era tan pura que ni siquiera tenía la más mínima impureza. Melina tembló cuando se acercó a la foto. Levantó la mano para acariciar el rostro sonriente de Anna. Ella era quien la había matado. Ella era una pecadora. ¿Cómo podría expiar sus pecados? Sin embargo, antes de que sus manos pudieran tocar la foto, un par de manos cálidas agarraron la suya temblorosa. "¡No uses tus manos para manchar sus cosas!" Joseph dijo esto con un poco de ira y apretó los dientes. Un indicio de advertencia brilló a través de sus ojos agudos.

Melina se apresuró a retraer la mano y dijo temblorosa: "Lo siento, no lo hice a propósito. Simplemente no pude controlarme, así que ..."

"¡Suficiente!" Lanzó una mirada a Melina, y cuando vio que su cabeza estaba baja, como si hubiera hecho algo mal, la ira en su corazón no pudo evitar aumentar, "¡Ponte la ropa, luego preséntate en el pasillo!"

Terminado de hablar, Joseph se dio la vuelta y salió de la habitación.

A partir de ese día, viviría en un profundo abismo de sufrimiento. A partir de hoy, ella sería un perro que alimentaría al Clan Qi, un perro que solo podía seguir respirando y no morder.

Siguiendo las palabras de sorpresa de Joseph, Melina se bañó, se vistió y luego fue al pasillo.

¡Por que no te apuras!

Melina perdió el equilibrio y retrocedió unos pasos. Si no fuera por su apoyo, se habría caído al suelo. Ella miró con horror la fuente de la voz. Una mujer algo regordeta de unos cuarenta años, con gafas, se paró frente a ella con las manos en las caderas. A juzgar por su ropa, debería ser una sirvienta o algo así, pero debería ser un poco más avanzada que las otras sirvientas.

Jacob estaba a un lado, bebiendo tranquilamente su leche y leyendo el periódico, como si no escuchara nada.

"¿Para qué estás parado allí? ¿Por qué no estás trabajando? El joven maestro me ha dicho que a partir de hoy serás una sirvienta mas de la casa".

Melina se sorprendió por la voz de la mujer. Una sirvienta? ¿La habían reducido a sirvienta?

Joseph finalmente se puso de pie con gracia, pero ni siquiera miró a Melina, y salió directamente de la habitación.

Entonces escuchó el sonido del motor arrancando.

El corazón de Melina estaba lleno de desolación. Sin embargo, fue solo por un momento. Ella sonrió y le dijo a la mujer: "¡ iré ahora mismo!"

No importa lo que pasara, siempre sonreía.

Anterior              Siguiente
img
Contenido
Capítulo 1 Te mandare al infierno Capítulo 2 La han reducido a una sirvienta Capítulo 3 Te ayudare Capítulo 4 Yo lo hare Capítulo 5 Mis cosas deben ser marcadas Capítulo 6 Los amo a los dos
Capítulo 7 ¡Aquí la había besado!
Capítulo 8 Te daré una hora
Capítulo 9 No puedes ser tan negativo
Capítulo 10 Puedes rendir bien mañana
Capítulo 11 Ella no es mi esposa
Capítulo 12 ¡Ya esta casada!
Capítulo 13 ¡Entonces grita!
Capítulo 14 Pase lo que pase no la dejare ir
Capítulo 15 ¡Quiero que esa gente vea a mi princesa!
Capítulo 16 ¿estas cansada de vivir
Capítulo 17 Soy una muñeca abandonada
Capítulo 18 Alguien me ha quitado el apetito
Capítulo 19 ¡Deja la ropa y largate!
Capítulo 20 Jeremy tengo algo que decirte
Capítulo 21 Corazones
Capítulo 22 ¡Realmente me hiciste esperar!
Capítulo 23 ¿Quieres matarme
Capítulo 24 ¡Matame!
Capítulo 25 Estas fasinada
Capítulo 26 Mira cuidadosamente
Capítulo 27 La expresión de la viuda negra
Capítulo 28 Cariño no te pongas nerviosa
Capítulo 29 No se mía pero pronto lo será
Capítulo 30 Este asunto no puede extenderse
Capítulo 31 Mientras sea la princesa de
Capítulo 32 Que hombre tan tacaño
Capítulo 33 ¡De hecho se abrazaron!
Capítulo 34 Te concederé ese deseo
Capítulo 35 Voy a entrar
Capítulo 36 Joven maestro llévame contigo
Capítulo 37 ¡Querido bebé, tráeme el papel!
Capítulo 38 Que tal si usas tu vida
Capítulo 39 Por que hacia mas frío en la cama.
Capítulo 40 Anna dejame abrazarte comodamente
Capítulo 41 Quiero que muera sin dejar huellas
Capítulo 42 Que tal si acabamos con el de un solo tiro
Capítulo 43 Diez minutos
Capítulo 44 No lo mates
Capítulo 45 ¡Ella ha vuelto!
Capítulo 46 ¿Realmente le tenia tanto miedo
Capítulo 47 ¿Quiere divorciarse de mí
Capítulo 48 ¿Algún otro hombre te toco
Capítulo 49 Eres una buena persona
Capítulo 50 Día de compras
Capítulo 51 ¿por que tardaste tanto
Capítulo 52 ¿que día es mañana
Capítulo 53 Una salida peligrosa
Capítulo 54 Yo haré guardia
Capítulo 55 Descuido
Capítulo 56 ¿tienes
Capítulo 57 Celos
Capítulo 58 ¡Melina es mi esposa!
Capítulo 59 Esperando un espectáculo
Capítulo 60 ¡Trampa!
Capítulo 61 Todo por ella
Capítulo 62 Sufriendo juntos
Capítulo 63 Una alucinación
Capítulo 64 Recordando todo
Capítulo 65 ¡Joven maestro!
Capítulo 66 ¡Ha sido una perdida mi amor por ti!
Capítulo 67 Un accidente en la piscina
Capítulo 68 Celos
Capítulo 69 ¡Te has vuelto mas inteligente!
Capítulo 70 Accidente con el café
Capítulo 71 Una tontería por celos
Capítulo 72 Borracho
Capítulo 73 Correr por su vida
Capítulo 74 Me equivoque de persona
Capítulo 75 ¡Dejame ir, no me toques!
Capítulo 76 ¿Quien crees que gane, tu o yo
Capítulo 77 ¡No puedo encontrar el valor para vivir!
Capítulo 78 La triste cenicienta
Capítulo 79 Desesperación
Capítulo 80 Su amor por él se convirtió en odio
Capítulo 81 Quédate a mi lado para siempre
Capítulo 82 ¡Quiero una recompensa!
Capítulo 83 Recompensame
Capítulo 84 ¿luna de miel
Capítulo 85 ¿Me elegirías a mí o a ella
Capítulo 86 ¿Quieres que piensen que vengo a molestarlos
Capítulo 87 Susto
Capítulo 88 Marca de nacimiento
Capítulo 89 Trucos sucios
Capítulo 90 Eres el mismo de siempre
Capítulo 91 Dejándola a la deriva...
Capítulo 92 ¿Cómo puedo olvidar a una persona
Capítulo 93 ¡Entonces te llevaré a un lugar donde puedas olvidarte de él!
Capítulo 94 ¡Melina cásate conmigo!
Capítulo 95 ¡Era el mismo tipo de persona que Joseph!
Capítulo 96 A partir de hoy, no confíes en nadie excepto en ti mismo
Capítulo 97 ¡Recuerda, cuando una niña se casa, debe reír y no llorar!
Capítulo 98 Traición
Capítulo 99 Desaparecere por completo de tu vista
Capítulo 100 Rey sediento de sangre
img
  /  4
img
img
img
img