img UN ÁNGEL EN EL INFIERNO  /  Capítulo 12 Volver  | 100.00%
Instalar App
Historia
Capítulo 12 Volver
Palabras:3250    |    Actualizado en:19/10/2021

ɤ

“Que lo que te consuma sea la intensidad del ardor de tus sueños”

Volver podría ser lo más difícil hasta cierto punto del día, se ha perdido mi interés en el control que llevo dentro, solo me importa llenar el hoyo de mi más profundo deseo, todo lo que tengo, lo he tomado de la forma mas sublime que despecha y desgarra las paredes de mis cavidades. Se lo he dado a los demás hasta que mi alma no pueda ser encontrada, así que le he dejado ir.

—¿No es esto de lo que están hecho los sueños? —Pregunte sin remordimiento alguno.

—Nunca encontraras la paz que buscas en un lugar de guerra. —Una voz firme me saco entre los pensamientos que intoxican mi conciencia como una enfermedad, pero lamento pensar que algo anda mal en mí.

—Aún más lamento pensar constantemente que algo anda mal.

—Y te perdono, por quererlo hacer a tu manera, sepáis que el perdón esta mas cerca de lo que crees. —«Siete veces he escuchado a mi conciencia llorar a causa del perdón divino»—.

¿Por qué necesito vivir esta vida absurdamente cotidiana?, el vacío siempre tan cerca en el momento más oportuno, lanzo una mirada descuidada en el lago de mis deseos, como una reflexión sobre todo lo que ha pasado, lo observo demasiado fuerte, aprieto ambos puños con suficiente fuerza, mis pupilas se iluminan y pueden llamarme mentirosa ¿Cómo me siento ahora mismo?, es una incógnita que me perturba los pensamientos, no estoy tan segura de lo que soy y a donde voy. Lo cierto es que todos caemos en círculos viciosos lentamente después de habernos destruido completamente.

Cierto tiempo ha trascurrido, que me hace despertar por fin con regusto amargo de culpa que dispara a los desertores a voluntad y hay una silueta misteriosa como invierno que golpea mi frente a lo lejos marca un rostro que he construido y alimentado.

Con alas doradas de fuego vuela sobre mí y no responde mi llamado.

—Para dormir tenemos la muerte y soñar solo esta vida, pero es todo lo contrario. —Las cosas que deseamos percibir no siempre son las que queremos creer.

—Debo confesar que estos son los pensamientos que poseo, tu siempre cambias justo a mi espalda puedo notarlo sin esforzarme, cuando estamos cara a cara justo como ahora soy quien se mantiene firme con la cabeza en alto, pero la miseria siempre amara la compañía tenlo por seguro.

—No puedo marchame aun que lo desees no puedes soltarme soy parte de ti, si aceptas la tentación algunas cosas no las puedes desechar como acostumbras. —Sonrió maliciosamente.

—¡Puedes crucificarme con culpa, pero solo si compartes el dolor!, todo juego es cruel así que dime que piensas que sucederá, puedes hacer miles de reverencias, el cielo no te tendrá, no necesitas nada a tu alrededor, así que mira al frente y no atrás, ¡nunca digas nunca! Esta noche lo llevare acabo.

—— Bloqueado ——
Instalar App para leer más
Anterior             
Siguiente
img
img
img