Instalar APP HOT
Inicio / Romance / Casada con el enemigo de mi esposo
Casada con el enemigo de mi esposo

Casada con el enemigo de mi esposo

5.0
74 Capítulo
377.5K Vistas
Leer ahora

Acerca de

Contenido

Kayla Donnelly, una mujer muy inteligente con un coeficiente de genio para la tecnología y las leyes, es asesinada por su recién estrenado marido y su mejor amiga, amante de este, para quedarse con su herencia en la misma noche de su boda. Mientras muere descubre que ha sido engañada desde el principio y de que ellos también habían asesinado a su padre antes. Pero finalmente y se despierta reencarnada en el cuerpo de una famosa Top-Model Samary De Angeleis, alguien completamente diferente a su yo original. Tras esta segunda oportunidad decide vengarse. Durante unos tres años antes de volver, prepara su plan. Había descubierto que su marido tiene un rival en los negocios, y no era otro que el atractivo e impresionante empresario griego Constantine Nikolau apodado por sus rivales en los negocios como el Demonio. Decide ayudarlo, para eso le propone casarse con ella, ya que gracias a lo que habla la gente en las fiestas y reuniones, descubre que el Demonio debe casarse en tres meses o perderá parte de su herencia, en favor de su primo casado. Usando todo lo que conoce del su pasado de su ex, su inteligencia y el poder de su nuevo esposo. Pretende vengarse. Aunque no contaban con que entre ambos existirá una atracción enloquecedora y un miedo enorme a volver a sufrir. ¿Dónde le llevará la venganza? ¿Podrán controlar esa pasión que los ciega y los empuja a uno en brazos del otro?

Capítulo 1 Prólogo.

Kayla.

Se suponía que hoy era el día más feliz de mi vida, hacía ya seis horas que me acaba de casar con el hombre que amaba, y de hecho ahora mismo estábamos en el yate de nuestra compañía de camino a nuestra luna de miel en Hawái. En cambio, estoy aquí, tirada en cubierta, en medio del mar en medio del Pacífico, mientras veía como Akon, mi recién estrenado marido, y Nicole, mi mejor amiga, se burlan de mí, mientras yo agonizaba.

- “Esta es tu luna de miel amiga, ¿no te parece gracioso?.”- me dijo Nicole agarrándome del mentón con fuerza, mientras yo intentaba soltarme de su agarre sin conseguirlo. Las drogas ya estaban haciendo su efecto, y mis extremidades ya comenzaba a paralizarse.

- “Fuiste muy fácil Kayla, tu padre sospechó más de mí casi desde el principio, pero tu caíste como una estúpida. Lo gracioso de todo esto, es que te casaste con el asesino de tu padre, Esto es irónico”- el dolor que sentí al escuchar eso, era mucho mayor, que el que estaba sintiendo mi cuerpo mientras se iba paralizando. No podía hablar, mi lengua no me respondía, sólo emitía débiles gemidos, y poco a poco se iban apagando. - “Tu padre comenzó a sospechar de mí ya hacía tiempo, pero no tenía pruebas de que robaba a la empresa, y cuando se enteró que había comenzado a salir contigo, unió cabos, supo que sólo quería el resto de la empresa, así que gracias a mi querida Nicole lo preparamos todo, para que tu padre tuviera un accidente, cuando regresaba a casa. Fue sencillo, una simple manipulación del ordenador de a bordo de su coche, y pronto ¡boom! ... se saltó un semáforo, con tan mala suerte que fue arrollado por un tráiler. Penoso.”- seguía diciendo el muy maldito.

La impotencia, el miedo, la rabia, y saber en que esos dos se iba a salir con la suya, no me servía en la nube en la poco a poco iba cayendo, aunque yo luchara con ello, me odié a mí misma por haberme dejado manipular, por caer tan fácilmente en sus trampas. Recordé cómo muerta de dolor, tras asesinato de mi padre, le rogué a Akon que se encargara de la compañía.

- “Estúpida, estúpida y mil veces estúpida, te mereces morir así, por no darte cuenta de lo que siempre te dijo tu padre, que ese hombre buscaba algo.”- pensé, mientras los oía aun burlándose de mí.

- “Que ilusa has sido siempre Kayla, aparte de fea, lo único que has tenido siempre es esa inteligencia, que ayudó a tu padre a crear tantos prototipos de éxito, y crear la compañía, ahora tus trabajos harán que nosotros vivamos la buena vida, acosta de la herencia que la difunta, desagradablemente, fea, y asquerosa esposa de mi prometido. Tranquila, haremos muy bien nuestro papel, nadie se extrañará que, tras tu muerte, y después de un tiempo prudencial, yo Nicole Courcel me convierta en Nicole García. Nuestra interpretación saldrá a la perfección. Ya me imagino como se darán las noticias en todas las prensas del país. “El novio está desconsolado, debido a la muerte repentina de su recién adquirida esposa, en su primera noche de bodas, todo debido a un letal fallo eléctrico en el yate de la familia Donnelly. Que provocó, una explosión, donde tras saltar apresuradamente por la borda la pareja, la reciente Señora García, desapreció y no pudo ser no pudo ser hallada pese a los gritos desconsolados de su marido, declarándose muerta días después, al no encontrarse su cadáver, se sospecha que pudo hundirse con el barco. Tanto su desconsolada y mejor amiga, como su marido sumido en su dolor, ante la perdida de la persona que tanto quería, se han unido más y finamente se han enamorado, casándose un año o dos años después” cuando todos te hayan olvidado. ¿No te parece bonita la historia?”- me dijo Nicole riéndose, mientras yo notaba que comenzaba a ahogarme en mi propia saliva, al paralizarse también mi garganta.

- “Sabes lo mejor Kayla, que nunca te deseé, por eso nunca me acosté contigo, aunque me los pedías, no era por respeto a ti y a tu padre, para estar juntos nuestra noche de bodas, era porque me dabas asco, como podía fijarme o tocar una mujer como tú. Eres gorda, horriblemente fea, con esas gafas que usan lo inadaptados, los ratones de biblioteca, debiste quedarte así, como una fea inteligente y solterona toda tu vida, pero no, aspiraste a más, tu absurda esperanza de tener un hombre a tu lado, tú que nunca conociste a uno, y me elegiste a mí, quisiste conquistarme cuando llegué a la empresa como vicepresidente. ¿Qué te hizo pensar que eras mujer para tenerme? Tú que eres tan poca cosa, gracias a tu mejor amiga Nicole, el asco que me daba besarte, lo borraba ella con sus noches de sexo caliente y depravado. Ella si es una verdadera mujer, atractiva, deseable, una tentación, tu sólo debiste conformarte. La culpa de todo esto, es sólo tuya, por ser tan ambiciosa.”- escucharlo sólo me dejó claro, que nunca debí sobre pasar esa línea, tenía que haberme dado cuenta que un hombre tan atractivo como Akon, que podía pasar perfectamente por un modelo de pasarela, nunca se fijaría en una mujer como yo, que pesaba dos veces más que Nicole, cuyas formas era todo curvas, mejor dicho prácticamente una gran curva, con gafas de pasta gorda, que ni me quité el día de mi boda, y que ahora yacían en el suelo junto conmigo, triste testigo de mi estúpido e inútil final.

- “En el fondo tienen razón tu ambición y estupidez hizo que mataran a tu padre, cuando daría por poder volver atrás y arreglar mis errores, pero ser la jefa de proyectos de Donnelly Optics Film, pareció que para mí no era suficiente, cuando por primera vez vistes entrar a Akon García a trabajar en la empresa”- pensé, mientras me dejaba arrastrar por la oscuridad que me embargaba.

Aun oía su risa mientras era arrojada al mar y comenzaba a hundirme. Por un segundo lamenté, no poder vengarme, que todo nuestro esfuerzo, el de mi padre y el mío, durante años fuera parar a las manos de esa escoria.

Nicole, la que siempre se hizo pasar por mi mejor amiga, la persona que pensé, que pese a ser muy atractiva, siempre me trató como una hermana desde que íbamos a la universidad, yo fui quien le consiguió trabajo en la empresa mi padre como secretaria porque no era buena estudiante, y no acabó su carrera.

Y luego estaba el hombre que me robo el corazón, a mi padre, mi empresa y finalmente la vida. Sentí una rabia tremenda en mis últimos segundos de vida, deseaba morir odiando, sólo esperaba que desde el más allá poder ver mi venganza, pero en el último segundo me alegré de que al menos podría volver a ver a mi padre y así pedirle perdón, con este pensamiento, todo se oscureció, y finalmente mi vida finalizó, la estúpida de Kayla Donnelly murió esa noche.

Seguir leyendo
img Ver más comentarios en la APP
Instalar App
icon APP STORE
icon GOOGLE PLAY