Instalar APP HOT
Inicio / Romance / El alfa de Castleville
 El alfa de Castleville

El alfa de Castleville

5.0
84 Capítulo
17.4K Vistas
Leer ahora

Acerca de

Contenido

¡Quién se cree para hablarme así! Yo no soy su luna, ni siquiera lo conozco. Que sea el más guapo no significa que estaré bajo sus órdenes. Aunque debo admitir que cada vez que se acerca a mí todo mi ser se estremece, pero también tiemblo de miedo, porque no es normal. ¿Qué eres tú?

Capítulo 1 Yo soy el Alfa

-¿CREÍSTE QUE PODRÍAS ESCAPAR DE MÍ?

-¿Que fue eso? ¿lo has escuchado?

-¡Ay por Dios! ¡no, por favor... Nooooo!

-¡¡ES EL ALFA DE LOS CASTLEVILLE!! gritó horrorizado el Hombre antes de perder su cabeza.

.........

Déjenme aclarar lo que sucede aquí, les hablaré de mí para que entiendan...

Me llamo Alfred Marqués vivo en Irlanda, en el gran bosque en donde reino con esplendor. Tengo tres siglo, mido 1.95, cabello castaño, un gran físico en mi forma humana.

Soy uno de los lobos más grande de toda la manada. Todos temen al verme por que saben que no doy vueltas, si algo no me parece puedo acabar con su vida en un parpadeo como pasó con los Fooster.

Después de la muerte de mi madre, han cambiado las reglas, no tolero ningún tipo de error.Todas mis órdenes deben cumplirse sin objetar, nada se hace o se deja de hacer sin mi consentimiento, me gusta tener todo bajo control.

He heredado la fortuna de mi padre, pero además, he construido un imperio que supera los miles de millones. En poco tiempo me convertí en un hombre muy importante y famoso en el mundo de los humanos, por qué en el mundo de lobos lo soy desde mi concepción.

Zack es mi beta, él ha sido testigo del arduo trabajo que he hecho, después de mí, no hay otra persona en el que confíe más que en él. Somos un gran equipo, aunque él no funciona sin mí por qué necesita de un líder, al igual que mi manada y todo el imperio que construí.

Aún no he encontrado a mi luna porque no estoy interesada en involucrarme emocionalmente con nadie, simplemente no es lo mío. Yo he nacido con un gran propósito que la personas normales no lo entenderían.

Cuando creo que nada podría ir mejor, recibo una llamada de mi padre. No tolero escucharlo cuando trata de imponerme algo… sé que necesito un heredero para estabilizar aún más mi posición, pero para eso necesito a mi compañera.

Una sola vez me propuse buscarla por cada rincón de la tierra y fue un terrible fracaso. Nunca sabes dónde puedes encontrarla, quizás aún no haya nacido, no quiero perder mi tiempo en ese asunto.

Mi beta consiguió a su compañera el día que mataron a su madre, tuvo mucha suerte.

Observé a Zack ingresando a mi despacho, se que trae buenas noticias.

-Señor, ya nos hemos encargados de los Fooster, me dijo, eso me alegro ¡yo les enseñaré que conmigo nadie se mete!

-El hijo de Tom Fooster sobrevivió… ¿Qué haremos?

Sonreí de lado, por la alegría que me da cuando las soluciones se presentan ante mí.

-Ese niño me pertenece, les hice saber y lo mande a traer.

No me agradan los niños, ni me interesa tener uno... pero sé que mi padre me dejará en paz cuando se lo diga. Tengo todo el dinero del mundo, no le hará falta nada, ni siquiera notará la ausencia de su padre.

Con ésto ya no tendré que preocuparme en conseguir a mi compañera para que me dé un heredero, porque ya me conseguí uno.

-Encárgate de que tenga todo... ordené a Zack.

...............

Ya había amanecido y no había podido pegar un ojo en toda la mañana, nosé porque razón me siento muy ansioso y mi lobo está inquieto.

Después de la ducha me puse mi traje azul marino y zapatos marrón. Marché a mi despacho para buscar unos documentos, pasé por la cocina y observé en la planta baja mucha mujeres.

-¿Qué significa ésto Cecilia? pregunté muy molesto.

-Señor, ellas han venido para la entrevista.

Se supone que Zack se encargaría de esto. Maldecí por qué sé que lo hace para molestarme. Pero hoy no estoy de humor, tengo una reunión muy importante.

Le pedí a Cecilia que se encargará de escoger una.

Cuando estaba de salida, sentí un fuerte golpe en mi pecho que me detuvo, mi lobo se enloqueció. Apreté mis dientes, e intenté calmarlo... pero algo parecía atraerlo.

¿Y ese aroma? me pregunté, era exquisito, embriagador y me enloqueció... Acaso es... ¿mi luna? dije, y puedo sentir una lágrima recorrer mis mejillas por la emoción que me dió.

¡Es ella! ¡es mi luna! ¡mi mate! ¡la encontré! Jack(mi lobo)estaba feliz, quería correr hacia ella con desesperación, pero no podemos hacer esto aquí.

Cuando la miré, fue como un puñetazo en la cara. Soy el gran Alfa, el más temido e invendible y la diosa de la luna me dió como compañera a una frágil humana. ¿Es una broma?

¡vamos con ella! ¡Vaamooss! hablo a través de mí.

-¡Noo!. Grité en voz alta que me hizo notar como un loco y saque a la rastra a mi lobo de ese lugar.

¡Sé que esto no terminará aquí! Por qué él ya la vió y no me dejará en paz hasta estar con ella.

Maldecí, por qué ... no puedo presentar a alguien como... ¡Una humana! ¡¡¡Cómo es posible que me suceda esto a mí!!! ¡¡maldición!!

Pero quiero tenerla...

Seguir leyendo
img Ver más comentarios en la APP
Instalar App
icon APP STORE
icon GOOGLE PLAY