img Todo es un arreglo del destino  /  Capítulo 1 Un trato humillante  | 0.41%
Instalar App
Historia
img
Todo es un arreglo del destino
img img img
Capítulo 1 Un trato humillante
Palabras:892    |    Actualizado en:17/11/2022

"Señor, su comida está aquí".

Sheila Newell era una mujer delgada y hermosa. Con un sexy vestido escotado, tocó a la puerta de una habitación de hotel, y su voz temblaba mientras hablaba.

Ella había sido adoptada por la familia Newell, y daba la casualidad de que de hecho se parecía mucho a la querida hija biológica de estos, Winnie Newell. Sabiendo que Sheila estaba muy necesitada de dinero para cubrir gastos médicos, Winnie le había propuesto que se acostara con un hombre a cambio de una gran suma que ella le daría.

La persona dentro de la habitación era un director gordo y feo que tenía extrañas inclinaciones sexuales. De hecho, se rumoreaba que muchas jóvenes modelos se habían acostado con él para avanzar en sus carreras, y solo terminaban muertas en la cama.

Lo que más quería Sheila en ese instante era darse la vuelta y salir corriendo lo más rápido que pudiera de allí. Sin embargo, al pensar en el estado crítico de Ivan York, quien estaba internado en el hospital, supo que no podía darse por vencida ahora.

Tras respirar hondo, ella se armó de valor para abrir la puerta.

"Hola. ¿Hay alguien aq...? ¡Aaah!". Antes de que ella pudiera terminar de hablar, una mano salió repentinamente de detrás de la puerta y la jaló hacia adentro.

Casi al instante, el fuerte olor a alcohol llegó al olfato de la chica, y al mirar hacia arriba con nerviosismo, encontró una figura alta de pie frente a ella en la oscuridad. Por lo aterrorizada que estaba, ella había olvidado incluso cómo respirar.

Bajo la tenue luz, ella solo pudo distinguir vagamente los fríos ojos del hombre. No obstante, podía escuchar claramente su respiración pesada.

Tragando grueso por los nervios, ella trató desesperadamente de calmarse.

Pensando en lo que estaba a punto de suceder, dijo débilmente: "Señor, esta es mi primera vez. Por favor... Por favor, sea gentil".

Como si encontrara interesante lo que ella dijo, él inclinó la cabeza a un lado, y con una risa, su mirada gélida se suavizó un poco.

En broma, él solo frotó la punta de la oreja de Sheila. Su voz fue baja y ronca cuando dijo: "¿Por qué no tomas las riendas tú entonces?".

"Señor...", balbuceó ella sonrojada, y sintiéndose a la vez temerosa y avergonzada.

Harto de su timidez, el hombre dejó de hablar, y tras levantarla, la arrojó sobre la cama.

Luego se subió encima de ella y comenzó a besarla apasionadamente en la clavícula y el cuello hasta que finalmente se acercó a sus labios rojos y murmuró: "Esto podría doler un poco".

La rígida Sheila de pronto comenzó a forcejear. "No, por favor...".

"No tengas miedo. Yo te cuidaré".

El hombre apenas podía controlar su lujuria por ella, y su voz estaba cargada de deseo. Antes de que Sheila se diera cuenta, sintió algo enorme empujándose dentro de su cuerpo.

Lágrimas silenciosas rodaron ipso facto por las sienes de Sheila.

Pensando en la promesa de Winnie, solo cerró los ojos, se mordió el labio y soportó el dolor sin protestar.

Al final, el hombre cayó en un sueño profundo.

Independientemente de lo adolorida y extraña que se sentía, Sheila se arrastró fuera de la cama y se vistió.

Justo cuando estaba a punto de irse, apretó los dientes y le echó un vistazo al hombre en la cama. Nada más que una delgada colcha cubría la cintura de este, dejando al descubierto sus bien definidos músculos. Sheila incluso tenía que admitir que él tenía un rostro hermoso.

Ella no pudo evitar sentirse un poco sorprendida, pero no tenía tiempo de pensar demasiado en ello, así que se dio la vuelta y salió rápidamente de allí.

En la habitación contigua a la que Sheila acababa de dejar, Winnie esperaba con impaciencia que esta regresara.

"Listo. Ya hice lo que me pediste que hiciera. El dinero que me prometiste...", comenzó a decir Sheila, pero su voz se apagó. Ella no quería perder la mínima apariencia de dignidad que le quedaba.

Winnie le frunció el ceño con disgusto, pero finalmente le lanzó una tarjeta al suelo con desdén.

Con una sonrisa amarga, Sheila se agachó para agarrarla.

De repente, Winnie le pisó la mano con sus puntiagudos tacones rojos, y su voz estridente resonó en los oídos de Sheila. "¡Que nadie sepa lo que pasó esta noche o no salvaré a Ivan!".

Mordiéndose el labio, Sheila soportó el dolor punzante en su mano, y sin decir una palabra, solo se limitó a asentir.

Después de todo, ella tampoco quería que nadie supiera que había tenido sexo por dinero.

Satisfecha, Winnie retiró el pie y caminó hacia la puerta de al lado con la cabeza en alto.

——

Ya estaba casi por amanecer.

A Gerald Lamont lo despertó el sonido del agua corriendo. Él tenía una resaca terrible, por lo que hizo una mueca cuando se sentó en la cama.

Entonces el recuerdo de la noche anterior inundó su mente. Entrecerrando los ojos, miró hacia el baño con frialdad.

¿Estaba esa mujer en el baño?

Con mucha frialdad en el rostro, él se levantó de la cama y se dirigió al baño.

En ese momento, el sonido del agua corriendo se detuvo de repente y la puerta se abrió; una mujer envuelta en una toalla de baño se paró frente a él.

Anterior
             Siguiente
img
Contenido
Capítulo 1 Un trato humillante Capítulo 2 El arete perdido Capítulo 3 Mírame Capítulo 4 Calumnias Capítulo 5 Parece que todos se llevan bien Capítulo 6 Él le quitó la virginidad Capítulo 7 Arrodíllate y júramelo Capítulo 8 Casi ser reconocida Capítulo 9 Exponer su verdadero yo Capítulo 10 Solo una sustituta
Capítulo 11 Besándose frente a todos
Capítulo 12 Identidades cambiadas
Capítulo 13 Familiar
Capítulo 14 Vivir bajo su sombra
Capítulo 15 Siendo amenazada de nuevo
Capítulo 16 El héroe salva a la protagonista
Capítulo 17 Una mujer vanidosa
Capítulo 18 Yo lo salvaré
Capítulo 19 Humillando a Sheila
Capítulo 20 Defenderla
Capítulo 21 Tubo de ungüento
Capítulo 22 Desaprobación
Capítulo 23 La rueda de la fortuna
Capítulo 24 La llave
Capítulo 25 Un amor robado
Capítulo 26 Drogado de nuevo
Capítulo 27 Una mujer calculadora
Capítulo 28 Que ella pague por eso
Capítulo 29 Quién es esta hermosa dama
Capítulo 30 Visitando a los padres de Gerald
Capítulo 31 Incapaz de distinguir a las dos
Capítulo 32 Dame el anillo
Capítulo 33 Un pervertido
Capítulo 34 Una inmoral
Capítulo 35 Un beso de humillación
Capítulo 36 Amor no correspondido
Capítulo 37 Cambio de medicina
Capítulo 38 Nuevo trabajo
Capítulo 39 Salvando a Gerald
Capítulo 40 Un hermoso sueño
Capítulo 41 Con la dignidad hecha pedazos
Capítulo 42 Un beso
Capítulo 43 El mejor regalo
Capítulo 44 Un suave beso
Capítulo 45 Un hombre extraño
Capítulo 46 Shawn Laird
Capítulo 47 Llamada inesperada
Capítulo 48 La sospecha de Gerald
Capítulo 49 Plan de aborto
Capítulo 50 Está embarazada
Capítulo 51 Sospechas
Capítulo 52 Tienes que abortar
Capítulo 53 El niño se ha ido
Capítulo 54 Un bebé que lloraba
Capítulo 55 Supuesta ilusión
Capítulo 56 Estúpido infiel
Capítulo 57 Una mujer infiel
Capítulo 58 Las emociones que le provoca
Capítulo 59 Un escándalo
Capítulo 60 El dolor de perder a su hijo
Capítulo 61 La desaparición de Ivan
Capítulo 62 Un beso dominante
Capítulo 63 Disculpa forzada
Capítulo 64 Más humillación
Capítulo 65 Tortura intensa
Capítulo 66 Encontrarse de nuevo
Capítulo 67 Nunca seremos una pareja
Capítulo 68 Reunión incómoda
Capítulo 69 La escena de abuso sexual
Capítulo 70 Un grito de ayuda
Capítulo 71 Furia
Capítulo 72 Tensión a escondidas
Capítulo 73 Un visitante inesperado
Capítulo 74 Invitación al banquete
Capítulo 75 Vanidad
Capítulo 76 Una escena en el banquete
Capítulo 77 El beso del demonio
Capítulo 78 Volver a perder el control
Capítulo 79 Una pelea entre dos hombres
Capítulo 80 Una advertencia
Capítulo 81 Verdadera personalidad
Capítulo 82 Cambios inesperados
Capítulo 83 Embarazo
Capítulo 84 Siguiendo el juego
Capítulo 85 Nunca es suficiente
Capítulo 86 Emborrachándose
Capítulo 87 Quién soy yo para ti
Capítulo 88 Pesadilla
Capítulo 89 Anuncio de embarazo
Capítulo 90 Algo anda mal
Capítulo 91 La suplente
Capítulo 92 Un encuentro después de emborracharse
Capítulo 93 Un tipo peligroso
Capítulo 94 La luz en la noche oscura
Capítulo 95 El resfriado
Capítulo 96 El anillo perdido
Capítulo 97 Sospechosa
Capítulo 98 La verdad
Capítulo 99 Posponer la boda
Capítulo 100 Visitando a Ivan
img
  /  3
img
img
img
img