img Todo es un arreglo del destino  /  Capítulo 8 Casi ser reconocida  | 3.28%
Instalar App
Historia
Capítulo 8 Casi ser reconocida
Palabras:730    |    Actualizado en:17/11/2022

Entrando en pánico, Sheila trató de alejarse lo más que pudo para que Gerald no pudiera verle el rostro. "Pero tengo trabajo que hacer. Yo... Soy una sustituta de Bella", murmuró.

Al ver lo aterrorizada e inquieta que ella estaba, él no podía evitar la sensación de que ya la había conocido antes.

Entonces la acercó a él y le preguntó en voz baja y seria: "Quiero saber tu nombre".

"Yo...", balbuceó ella con su rostro poniéndose extremadamente pálido mientras pensaba rápidamente en cómo responder, ya que no quería que Gerald supiera quién era ella.

Entonces hubo un breve silencio. De repente, Sheila vio de reojo a Saul caminando hacia ellos e inmediatamente lo llamó. "¡Saul!".

"Ya terminó tu trabajo aquí. Estaba a punto de darte tu paga. Esto es...".

Habiendo llegado a su lado, él se dio cuenta de que la persona que estaba con ella era Gerald, por lo que preguntó sorprendido: "Señor Lamont. ¿Qué está haciendo aquí? Su asistente lo ha estado buscando. Me dio la impresión de que puede tener algo importante que decirle".

No obstante, Gerald permaneció inmóvil y mantuvo los ojos fijos en Sheila.

Saul pronto comprendió que algo podría estar mal entre ellos dos, y haciendo una leve reverencia hacia él, dijo: "Señor Lamont, ¿le ofendió esta nueva actriz? Le pediré que se disculpe con usted ahora mismo".

Tras negar con la cabeza, Gerald se fue sin decir nada.

Una vez que estuvo fuera de la vista de ellos, Saul apartó a Sheila y le preguntó: "¿Qué acaba de pasar? ¿No sabes que el señor Lamont odia a las personas calculadoras que consiguen lo que quieren con trucos sucios?".

Sheila se dio cuenta de que él la había malinterpretado, así que se apresuró a explicar: "No, no es eso. Winnie se va a comprometer con él, y yo tenía miedo de que me reconociera, así que me mantuve fuera de su camino. Lo que no esperaba era encontrármelo de frente, pero fue solo un accidente".

"Es bueno que no estés planeando hacer nada tonto". Sabiendo lo que le había pasado a Sheila, Saul se sintió aliviado y aconsejó: "El señor Lamont está en lo más alto de la escala social, y no podemos codearnos con él, así que sería mejor mantener distancia".

Tras bajar la cabeza, ella asintió.

Mirando el cuerpo delgado de Sheila, Saul suspiró de nuevo, "Eres bonita y tienes buenas habilidades de actuación. Si no fuera por Winnie, no habrías sido una doble".

La verdad era que en el fondo él estaba realmente preocupado por ella. Sheila lo tranquilizó: "No te preocupes, Saul. Después de todo, los Newell pagaron los gastos médicos de Ivan, y eso es todo lo que me importa en este momento".

Antes de que él pudiera decir algo, sonó el celular de Sheila.

Sonriendo a modo de disculpa, ella atendió.

Enseguida la enfermera dijo con voz ansiosa: "Señorita Newell, el estado de su hermano se deterioró de repente, y fue llevado al quirófano. Por favor, venga tan pronto como pueda".

Sheila sintió que el corazón se le había subido a la garganta, y casi soltó el celular.

Después de colgar, le contó a Saul sobre Ivan. Sin más, este le entregó su paga y la dejó irse a toda prisa al hospital.

Para cuando Sheila llegó, la operación había terminado. Ivan estaba ahora en coma y lo habían trasladado a la UCI.

Acercándose al médico, ella le preguntó: "Doctor, ¿cuándo despertará mi hermano?".

"Su condición deterioró, y necesita recibir la siguiente fase de tratamiento lo antes posible. Pero señorita Newell, el costo es impagable. Creo que...".

Mirando a Sheila toda delgada y pálida, el doctor no pudo soportar continuar.

"Conseguiré el dinero", dijo ella con firmeza para luego implorar: "Por favor, salve a mi hermano".

Al ver que el doctor asentía y se iba, ella respiró hondo y se sintió un poco aliviada.

"Encontraré una manera de curarte, Ivan. Tú solo aguanta y espera". Ella miró el rostro pálido de su hermano antes de salir de la habitación e irse a la casa de la familia Newell. Apenas entró por la puerta principal, alguien le arrojó un balde de agua helada sobre la cabeza, y el frío inmediatamente se filtró a través de su ropa y hasta sus huesos.

Entonces la voz chillona de Winnie llegó a sus oídos.

"¡Perra! ¿Cómo te atreves a volver aquí?".

Anterior              Siguiente
img
Contenido
Capítulo 1 Un trato humillante Capítulo 2 El arete perdido Capítulo 3 Mírame Capítulo 4 Calumnias Capítulo 5 Parece que todos se llevan bien Capítulo 6 Él le quitó la virginidad Capítulo 7 Arrodíllate y júramelo Capítulo 8 Casi ser reconocida Capítulo 9 Exponer su verdadero yo Capítulo 10 Solo una sustituta
Capítulo 11 Besándose frente a todos
Capítulo 12 Identidades cambiadas
Capítulo 13 Familiar
Capítulo 14 Vivir bajo su sombra
Capítulo 15 Siendo amenazada de nuevo
Capítulo 16 El héroe salva a la protagonista
Capítulo 17 Una mujer vanidosa
Capítulo 18 Yo lo salvaré
Capítulo 19 Humillando a Sheila
Capítulo 20 Defenderla
Capítulo 21 Tubo de ungüento
Capítulo 22 Desaprobación
Capítulo 23 La rueda de la fortuna
Capítulo 24 La llave
Capítulo 25 Un amor robado
Capítulo 26 Drogado de nuevo
Capítulo 27 Una mujer calculadora
Capítulo 28 Que ella pague por eso
Capítulo 29 Quién es esta hermosa dama
Capítulo 30 Visitando a los padres de Gerald
Capítulo 31 Incapaz de distinguir a las dos
Capítulo 32 Dame el anillo
Capítulo 33 Un pervertido
Capítulo 34 Una inmoral
Capítulo 35 Un beso de humillación
Capítulo 36 Amor no correspondido
Capítulo 37 Cambio de medicina
Capítulo 38 Nuevo trabajo
Capítulo 39 Salvando a Gerald
Capítulo 40 Un hermoso sueño
Capítulo 41 Con la dignidad hecha pedazos
Capítulo 42 Un beso
Capítulo 43 El mejor regalo
Capítulo 44 Un suave beso
Capítulo 45 Un hombre extraño
Capítulo 46 Shawn Laird
Capítulo 47 Llamada inesperada
Capítulo 48 La sospecha de Gerald
Capítulo 49 Plan de aborto
Capítulo 50 Está embarazada
Capítulo 51 Sospechas
Capítulo 52 Tienes que abortar
Capítulo 53 El niño se ha ido
Capítulo 54 Un bebé que lloraba
Capítulo 55 Supuesta ilusión
Capítulo 56 Estúpido infiel
Capítulo 57 Una mujer infiel
Capítulo 58 Las emociones que le provoca
Capítulo 59 Un escándalo
Capítulo 60 El dolor de perder a su hijo
Capítulo 61 La desaparición de Ivan
Capítulo 62 Un beso dominante
Capítulo 63 Disculpa forzada
Capítulo 64 Más humillación
Capítulo 65 Tortura intensa
Capítulo 66 Encontrarse de nuevo
Capítulo 67 Nunca seremos una pareja
Capítulo 68 Reunión incómoda
Capítulo 69 La escena de abuso sexual
Capítulo 70 Un grito de ayuda
Capítulo 71 Furia
Capítulo 72 Tensión a escondidas
Capítulo 73 Un visitante inesperado
Capítulo 74 Invitación al banquete
Capítulo 75 Vanidad
Capítulo 76 Una escena en el banquete
Capítulo 77 El beso del demonio
Capítulo 78 Volver a perder el control
Capítulo 79 Una pelea entre dos hombres
Capítulo 80 Una advertencia
Capítulo 81 Verdadera personalidad
Capítulo 82 Cambios inesperados
Capítulo 83 Embarazo
Capítulo 84 Siguiendo el juego
Capítulo 85 Nunca es suficiente
Capítulo 86 Emborrachándose
Capítulo 87 Quién soy yo para ti
Capítulo 88 Pesadilla
Capítulo 89 Anuncio de embarazo
Capítulo 90 Algo anda mal
Capítulo 91 La suplente
Capítulo 92 Un encuentro después de emborracharse
Capítulo 93 Un tipo peligroso
Capítulo 94 La luz en la noche oscura
Capítulo 95 El resfriado
Capítulo 96 El anillo perdido
Capítulo 97 Sospechosa
Capítulo 98 La verdad
Capítulo 99 Posponer la boda
Capítulo 100 Visitando a Ivan
img
  /  3
img
img
img
img